viernes, 20 de octubre de 2017

¿155 limitado y elecciones? Gran error.



Todo parece indicar, que el acuerdo al que han llegado PP, PSOE y Ciudadanos, es el de aplicar un 155 muy limitado y convocar elecciones autonómicas en pocos meses. Por lo manifestado por mí estos días, es evidente que estoy en absoluto desacuerdo con ese pacto.

Hoy, cuando me proponía escribir sobre el asunto, ha llegado a mis manos, la carta que le ha enviado, Cristiano Brown, líder de UPYD, a Mariano Rajoy, y como por primera vez estoy completamente de acuerdo con todo lo que dice un partido en relación a lo que está sucediendo en Cataluña, me voy a permitir reproducirlo a continuación.

Resulta curioso, UPYD era un partido muy molesto y su presencia en el Congreso incomodaba a casi todos esos golfos que se suponen representan al pueblo español, consiguieron convencer a los españoles para que dejaran de votarlo, y ahora, parece que es el único partido que en relación a lo que sucede en Cataluña coincide con lo que piensa la mayoría de la ciudadanía española demócrata.


Estimado Sr. Rajoy Brey:

Como le hemos hecho saber en otras ocasiones, a pesar de las grandes diferencias programáticas que nos separan, el gobierno de España tiene el apoyo de Unión Progreso y Democracia para restaurar el orden constitucional en la Comunidad Autónoma de Cataluña. No obstante, quiero trasladarle nuestra preocupación por la falta de claridad y contundencia por su parte y por parte de su Gobierno ante el desafío continuo de la Generalitat de Catalunya.
De igual modo, nos preocupa que existan grupos parlamentarios constitucionalistas que le presionen para convocar de forma inmediata unas elecciones en Cataluña tras aplicar el artículo 155 de la Constitución. Estamos convencidos que únicamente lo hacen anteponiendo sus intereses y fines electorales por encima de los intereses de España.
A pesar de que Ud. requiera del apoyo de otros partidos parlamentarios, en busca de un mayor consenso, no puede permitir esta coacción cuyo único fin está ligado a un posible rédito electoral. Por ello, queremos expresarle nuestro rechazo a una convocatoria electoral, lo consideramos una catástrofe política y social e iría en la línea de lo que los partidos independentistas quieren conseguir, dividir a la sociedad en las urnas en lugar de utilizarlas para construir futuros comunes. Unas elecciones autonómicas ahora mismo, tras el atentado a la democracia cometido por el Sr. Puigdemont y su Govern, sería un gran error dada la fractura social existente en Cataluña.
También consideramos fundamental e imprescindible que antes de cualquier proceso electoral la justicia se pronuncie sobre los delitos y demás atrocidades cometidas por quienes se han saltados las normas de nuestro Estado de Derecho. Conocemos las carencias de nuestro poder judicial, por lo que debemos de dotarles de los medios necesarios para agilizar los distintos procesos que guarden relación con el desafío independentista. Debido a que muy posiblemente produzcan inhabilitaciones como cargo público o incluso penas de prisión, debe ser una prioridad depurar responsabilidades antes de los ansiados comicios.
Una vez más, le hacemos llegar nuestro apoyo respecto a aplicar el artículo 155 de la Constitución. De hecho, consideramos que se debería haber trabajado en esta dirección desde hace mucho tiempo. Eso sí, automáticamente después, se debe disolver el Govern y nombrar a una Comisión Gestora consensuada entre los constitucionalistas para restablecer el orden, la serenidad y la sensatez que nunca se debió perder.
Sin lugar a duda, Unión Progreso y Democracia, apoya el autogobierno de Cataluña, una vez cumplido estos objetivos mencionados en esta misiva, se deberían convocar elecciones y abrir el debate de la Reforma de la Constitución. En dicho debate, defenderemos propuestas para garantizar la igualdad de todos los españoles, poniendo fin a un sistema electoral injusto que fomenta el continuo chantaje de los partidos nacionalistas y recuperando competencias para el Estado para acabar, entre otras cosas, con el adoctrinamiento en las escuelas. Esta reforma es necesaria, pero no se debe de abordar fruto de la confrontación y la tensión creada por los golpistas de la Generalitat.

Reciba un cordial saludo.

Cristiano Brown Sansevero


Creo que no se puede hablar más claro, con más sensatez, con más patriotismo, y con menos patrioterismo.


jueves, 19 de octubre de 2017

¡Presos al poder!



Después de todo lo que Mariano Rajoy le ha suplicado a Puigdemont para que dé marcha atrás, después de que el que se supone que es el juez se haya arrastrado ante el delincuente, después de eso, Puigdemont ha advertido de que "si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión, el Parlament de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la independencia que no votó el día 10 de octubre". Resumiendo, Puigdemont amenaza a Rajoy con “El Parlament votará la independencia si hay 155”.

Ahora ya solo falta, esperar y ver, lo que han pactado PP, PSOE y Ciudadanos, en lo referente a las medidas que va a abarcar la aplicación del Art. 155, aunque siendo uno de los firmantes el PSOE de Pedro Sánchez, mucho me temo que no contentarán a casi nadie, y por supuesto, mucho menos a quienes amamos profundamente a esa patria común de todos nosotros que recibe el nombre de España.

Pero estas últimas horas, han ocurrido cosas que casi nadie entiende. Ciudadanos presentó una propuesta para acabar con el adoctrinamiento político en las aulas, y sorprendentemente, el Partido Popular votó en contra uniendo su voto al negativo de PSOE, Podemos y resto de escoria parlamentaria. Al parecer, los populares no están de acuerdo en que se mantenga el anonimato de quien denuncie adoctrinamiento. Parece que el PP no está a favor de acabar con ese auténtico “terrorismo escolar”. Increíble, pero cierto.

También quisiera hablar, de esos bravos presos de Soto del Real que al sentir cercana la presencia del presidente de la Asamblea Nacional  de Cataluña (ANC) han tenido la osadía de gritar varios ¡Viva España! Por el revuelo que se ha formado, por como ese 90% de TV antiespañolas y progolpistas han informado sobre el hecho, más bien parece que esos gritos fuesen constitutivos de delito. Ni que decir, que la reacción del interesado ha sido la de hacerse la víctima y pedir que le cambien de ubicación, y la de sus compinches que aún están en libertad, la de denunciar el supuesto acoso. Esto solo pasa aquí. ¡Presos al poder!


miércoles, 18 de octubre de 2017

Bochornosa oferta de Rajoy a Puigdemont.



Mientras que Mariano Rajoy ultima con el PSOE y Ciudadanos el paquete de medidas que quiere poner en marcha para devolver la “estabilidad” a Cataluña, medidas que supuestamente se pondrían en marcha tras la aplicación del Art. 155. El acuerdo final al que llegarán PP, PSOE y Ciudadanos se anunciará en un Consejo de Ministros extraordinario que podría celebrarse el jueves a última hora de la mañana. Mientras se cierra el acuerdo a tres, nos hemos enterado de la oferta/barbaridad que Rajoy ha ofrecido in extremis a Puigdemont.

El Gobierno central está dispuesto a paralizar el mecanismo que pone en marcha el artículo 155 de la Constitución si el presidente catalán convoca elecciones autonómicas. El Gobierno de Rajoy piensa, que si Puigdemont aceptase convocar elecciones, entraría en vigencia la Ley Electoral Nacional (Loreg), por lo que Cataluña volvería a la legalidad de forma inmediata.

De esta propuesta de Rajoy a Puigdemont, se deducen dos cosas gravísimas, la primera es, que se permitiría presentarse a unas elecciones a los tres partidos que han llevado acabo un golpe de Estado, es como si a Tejero no lo hubiesen encarcelado ni condenado y le hubiesen permitido presentarse a las siguientes elecciones como candidato, algo increíble. Y la segunda, que parece ser, que va incluida en la oferta, la absoluta impunidad de todos los delitos que han cometido los políticos cabecillas del golpe, algo inaudito.

Si al final se aplicase el 155, tenemos la ciudadanía española, la obligación de mirar con lupa el paquete de medidas consensuado con Sánchez y Rivera, y comprobar si con ellas realmente el Estado de Derecho va a reconquistar Cataluña. Y lo digo, porque sin intervenir Educación y Seguridad, como mínimo, lo que nos ofreciesen solo será una vulgar coartada para ocultar las vergüenzas de los tres. No quiero poner la venda antes que la herida, pero con los antecedentes que tenemos considero que los españoles estamos de sobra autorizados moralmente para la desconfianza preventiva.