viernes, 30 de septiembre de 2016

Pedro Sánchez secuestra al PSOE.

Las famosas dos almas del PSOE se han encarnado, de una parte, Pedro Sánchez y la minoría de miembros de la Ejecutiva que no han dimitido, quienes se mantienen atrincherados tratando a ultranza de no perder el control de unas siglas a las que traicionan a diario, y de otra, los que dirigidos desde el PSOE de Andalucía, tratan de que el PSOE recupere su identidad.

La sede federal socialista de Ferraz, vivió ayer con diferencia el peor día de su historia, el caos absoluto. Verónica Pérez, presidenta del Comité Federal del PSOE, anunciaba en la calle tras confirmar que se le negaba la entrada en su sede, que es la única autoridad del PSOE y que Pedro Sánchez ya solo es un simple militante, y eso ocurría, mientras que Pedro Sánchez se reunía con sus adeptos, esa minoría de la Ejecutiva, y anunciaba la convocatoria de un Comité Federal para mañana sábado, con la intención de que salga adelante la propuesta  de convocar un congreso extraordinario y una consulta a las bases para elegir líder.

Y mientras tanto, Pedro Sánchez impide que la Comisión de Garantías, que es la instancia apropiada para pronunciarse al respecto de las legitimidades, debido a que en dicha comisión los críticos tienen mayoría y su adepta presidenta no la va a convocar. Esta ilegal actitud de Pedro Sánchez podría llevar el asunto a la vía civil de la Justicia ordinaria, algo inimaginable.

El dilema es ahora para los críticos, pues si acuden mañana al Comité Federal convocado por, quien según ellos, no tiene legitimidad para hacerlo, lo legitiman. Pero si como afirman, tienen mayoría en él, podrían tumbar todos los planes de Sánchez e incluso hacerle una moción de censura y largarlo.

Pero es que no es solo eso, otra pregunta es ¿Qué va a pasar con los grupos parlamentarios en el Congreso y en el Senado? A fecha de hoy ya no está garantizada la odiosa disciplina de voto.

Lo cierto es, que el día de mañana se puede convertir, en el día más explosivo de la historia del PSOE, a la calle Ferraz pueden acudir tres centenares de miembros del Comité Federal repartidos en dos bandos en guerra abierta declarada, en la calle podrían haber medio millar de periodistas, a los que habría que sumar los militantes adeptos a Sánchez que se van a desplazar a Madrid ante el bolivariano llamamiento de su líder a fin de intimidar a los críticos, a los que habría que sumar los grupos de ultraizquierda que por RRSS ya se han citado allí para presionar a quienes según ellos “quieren darle el poder a Rajoy” y apoyar a quien quiere gobernar España con extremistas e independentistas. Y para terminar, un despliegue sin precedentes de policía para intentar que la explosión no se produzca. Es evidente que lo de mañana puede acabar como el rosario de la aurora.

Muchos nos quieren vender, que lo que está pasando es simplemente una descarnada lucha por el poder motivada por ambiciones personales, malos resultados electorales y crisis de liderazgo. Decirlo así es pecar de simplismo, pues en este conflicto sí que podemos decir que hay buenos y malos, pues los críticos representan el deseo de volver a la identidad perdida desde que el nefasto Zapatero llegó al liderato del PSOE, esa lealtad constitucional perdida, ese sentido de Estado, esa moderación socialdemócrata. Por el contrario, Pedro Sánchez, ha llevado al PSOE a la radicalidad y a la confusión, pues en vez de frenar el ascenso de fuerzas populistas y demagógicas, pretende sumar fuerzas con ellos.

Me mantengo en lo que siempre he dicho, España y el PSOE, necesitan a Susana Díaz y a los que la siguen, y que eliminando de la política al dañino Pedro Sánchez, le harán a su país un gran servicio, A eso se le llama patriotismo.







jueves, 29 de septiembre de 2016

De “Mister NO” a NO Secretario General.



Las declaraciones de ayer de Felipe González asegurando a la Cadena SER, que Pedro Sánchez le engañó, supuso el pistoletazo de salida a una rebelión en toda regla, algo jamás visto antes.

La renuncia de 17 miembros de la Comisión Ejecutiva, incluida la presidenta del PSOE, la mayoría de ella, pues ya habían cesado antes otros tres y sus plazas no habían sido cubiertas, constituía la defenestración de Pedro Sánchez.

Leyéndose los Estatutos del PSOE, queda claro que la Comisión Ejecutiva ha quedado disuelta y que el secretario general ya no lo es, aunque ahora pretendan aferrarse, a los sillones y al poder, contándonos la milonga de que ellos hacen una lectura distinta de los Estatutos.

Lo cierto es, que el PSOE está desangrándose a la vista de todos, y que sus líderes se han enzarzado en un combate a muerte.

Pedro Sánchez y los suyos, que se han atrincherado en sus cargos, deben permitir que la Comisión de Garantías se pronuncie aunque lo haga a favor de las tesis de los críticos y disuelva la dirección. Eso de negarse a irse y denunciar que han sido víctimas de un golpe de Estado, está muy visto. Todos sabemos, que la delirante huida hacia delante de Sánchez, es la que ha provocado este terremoto en el seno del PSOE.

El PSOE ha sido un elemento fundamental en la consolidación de nuestra democracia y en la modernización de nuestra sociedad, y en la actualidad debe de ser más importante que nunca sirviendo de contrapeso tanto al PP por su derecha como a los radicales y populistas de Podemos por su izquierda, y eso solo puede hacerlo desde su tradicional posición socialdemócrata. 

Si Pedro Sánchez comparte las tesis de Podemos, lo que tienen que hacer, él y los pocos que le siguen, es irse con ellos y no arrastrar a su partido haciéndole perder su identidad.



miércoles, 28 de septiembre de 2016

Felipe González sentencia a Sánchez.



Tras las declaraciones conocidas hoy de Felipe González, acusando a Pedro Sánchez de haberle engañado cuando le aseguró que en la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy, se abstendrían los diputados socialistas, podemos afirmar que Sánchez está sentenciado, y que su órdago lanzado lo perderá.

Pero es que además, han ocurrido muchas cosas en estas últimas horas. Susana Díaz ha dado un paso al frente y se postula claramente a la secretaría general, apostillando eso sí, “siempre y cuando se lo pida la mayoría del partido”.

Ayer, en la reunión del grupo parlamentario socialista, la inmensa mayoría de los diputados que intervinieron lanzaron duras críticas contra Sánchez por atreverse a proponer la convocatoria de un congreso federal inmediato para solventar la actual crisis de liderazgo.

También es evidente, que los que viven de la política y aspiran a seguir viviendo, no tienen ningún pudor en abandonar el barco que se hunde y subirse al que parece que va a ganar.

La única baza que le queda a Pedro Sánchez, es la de mezclar su defenestración con la abstención en la investidura de Rajoy, es decir, transmitir que lo quieren echar para que gobierne el PP. Sus críticos deben transmitir que se le quiere echar, primero porque es un inútil, porque ha fracasado, segundo porque toma decisiones en clave de supervivencia personal, tercero, porque con su manera de actuar está provocando la división del partido, y cuarto y mas importante, porque empieza a convertirse en un peligro para el futuro España y el bienestar de los españoles.

El Comité Federal del sábado, va a convertirse en un acontecimiento histórico, pues puede suponer el fin de ese zapaterismo  que tanto mal le ha hecho al socialismo español y a España, y que el PSOE vuelva a la senda de la socialdemocracia, de la moderación y del patriotismo, aunque solo se entienda como lealtad constitucional.

Si todo se arregla, ya tendrán tiempo de desembarazarse de los elementos tóxicos, y me refiero a los Iceta, Armengol, Elorza, y unos cuantos elementos más.


martes, 27 de septiembre de 2016

“Kamikaze Sánchez”



La militancia del PSOE debería visitar en masa al oftalmólogo, porque estos últimos tiempos ha tenido muy poca vista. Cuando todos pensábamos que superar a José Luis Rodríguez Zapatero, sería imposible, ahora nos damos cuenta con Pedro Sánchez, que hasta puede ser aún más dañino que su antecesor.

Pedro Sánchez cogió el timón de un barco llamado PSOE, y lo ha hecho zozobrar. Tras seis derrotas electorales consecutivas, ha llevado a su partido a una situación límite.

El pasado 2 de abril, el Comité Federal del PSOE decidió aplazar la convocatoria de un Congreso hasta que no se desbloqueara la situación política, ahora el acorralado Sánchez pretende convocar primarias para el 23 de octubre y el 39º Congreso Federal durante la primera semana de diciembre.

Sánchez busca atrincherarse en la decisión de sus militantes para desactivar a quienes ya se han hartado de él. Sánchez pretende llevar la pugna interna hasta unos límites de imprevisibles consecuencias para su partido. 

La federación andaluza, la más importante de España, abiertamente ya le pide que asuma responsabilidades políticas por la debacle que ha provocado y exige su cabeza.

Parece evidente, que Sánchez ya tiene un acuerdo con Podemos y los separatistas para que le hagan presidente, de hecho, Podemos le está sirviendo de arma para amedrentar a los críticos. Podemos ya le ha retirado su apoyo a García Page en Castilla La Mancha.

El Comité Federal socialista del sábado, debe tumbar las intenciones de Sánchez, hacerle que dimita y que una Gestora se haga cargo del partido. Si esto no ocurriese, y el socialismo razonable no se atreviese, las consecuencias para su partido y para todos nosotros podrían ser terribles. España no puede estar gobernada por alguien que se apoya en quienes la quieren destruir.


lunes, 26 de septiembre de 2016

Éxito de Feijóo, descalabro de Sánchez.



Es indiscutible, que Alberto Núñez Feijóo, ha sido el gran triunfador de la jornada electoral de ayer. Y digo que ha sido él y no el Partido Popular, porque ha realizado una campaña personalista en la que hasta el logo del PP casi se excluía de sus actos. Feijóo solo coincidió con Rajoy el último día de campaña.

El éxito de Feijóo ha sido la excepción del retroceso electoral del PP de estos últimos años, pues ni el descontento con la política social del Gobierno central, ni el enfado por los casos de corrupción le han hecho perder apoyos, incluso ha superado en un escaño los que tenía. Por ello, hay que atribuirle personalmente a él, el triunfo de su partido en Galicia.

Feijóo ha gobernado como un tecnócrata, combinando la buena gestión con una política social valorada por los gallegos, incluso ha conseguido, que Galicia haya sido la única comunidad autónoma que ha cumplido los objetivos de déficit pactados con el Estado.

También ha ayudado mucho a Feijóo la división de la izquierda y el fracaso del proyecto de Ciudadanos en esa comunidad, un proyecto plagado de de denuncias por supuestas ilegalidades.

Ahora todos nos dicen, que Feijóo se perfila como el aspirante a suceder a Rajoy, algo que yo no me lo creo, pues solo la política lingüística que ha aplicado, le descalifica de por vida. Su inmersión lingüística al estilo catalán, ha sido y es, casi criminal.

El PSOE se desmorona por momentos, pierde cuatro escaños y es superado por la franquicia gallega de Podemos, En Marea, dejando de ser el referente de la izquierda. Si a esto le sumamos, la debacle socialista en el País Vasco, en donde ha perdido la mitad de sus escaños, ha sido superado ampliamente por Podemos y ha empatado con el Partido Popular, podemos atisbar que Pedro Sánchez está resultando letal para su partido, o lo extirpan o el mal se extenderá, convirtiendo al PSOE en un partido irrelevante.

O el PSOE vuelve a ser lo que siempre ha sido, o tiene un futuro muy negro. Si va de radical, no le votarán, pues votaran a los originales, si va de independentista, no le votarán, pues votarán a los originales, los votantes siempre prefieren a los auténticos en vez de a las malas copias.


domingo, 25 de septiembre de 2016

Susana, España te necesita.

Tras escuchar ayer la bochornosa arenga de un desbocado líder del PSC-PSOE, Miquel Iceta, gritando ¡Por Dios, Pedro, sigue firme, líbranos de Rajoy!, frase que no significa otra cosa, que pedirle a Sánchez que se eche en los brazos de quienes quieren despiezar España, he llegado a una conclusión, que tanto España como nación, como los españoles, necesitamos que Susana Díaz dé el paso y haga lo necesario para apartar del poder al actual secretario general y empezar a poner cordura en su partido.

Convencido de que Pedro Sánchez está dispuesto a morir matando, pues o se mantiene de secretario general, o no es nada, o se proclama presidente del gobierno aunque sea in extremis, o es cadáver, Susana Díaz, por patriotismo, tiene la obligación de neutralizar a este elemento tan dañino, para España y para el PSOE.

A Susana Díaz se la puede criticar por muchas cosas, pero también es cierto, que para la España moderada, representa a fecha de hoy, la única opción capaz de reconducir al PSOE por la senda de la lealtad constitucional y de la socialdemocracia, y de hacer que el PSOE vuelva a ser pieza clave en la estabilidad de este país.

Pese a que muchos nos dicen que irse de Andalucía sería visto como una huida difícil de explicar a sus votantes, yo más bien pienso, que muchos socialistas andaluces se sentirían orgullosos de que una de sus hijas fuese la solución a los problemas de su partido y a los de España.

Es cierto, que Susana posee una titulación universitaria conseguida por aburrimiento de sus profesores, que jamás ha trabajado en la empresa privada, pues siempre comió de su partido y de la administración, algo que particularmente me desagrada, pero ¿alguien conoce a otro mejor en el PSOE?


Cuando esta noche se conozcan los resultados de las elecciones vascas y gallegas, donde parece que el PSOE va a salir trasquilado, a muchos socialistas se les van a encender todas las alarmas, y van a entender que, o acaban con Pedro, o Pedro acaba con el partido.