jueves, 8 de diciembre de 2016

Demasiada pobreza en Cádiz.

Acabo de volver a casa. He pasado un par de días en la playa, exactamente en el Puerto de Santa María. Es conocido, que esa provincia ocupa el furgón de cola, de ese furgón de cola de Europa llamado Andalucía, y me refiero a los elevadísimos porcentajes de desempleo y de pobreza.

Resido en el área metropolitana de Sevilla, y sin ser esto un vergel en cuanto a empleo, es sin duda otro mundo si lo comparamos con Cádiz. Hacía mucho tiempo que no veía a tantos mendigos pidiendo por las calles, y sobre todo me ha sorprendido, que la gran mayoría eran ancianos. Incluso me voy a atrever a decir, que en el rostro de personas que trabajan en la hostelería se atisba en su semblante por la grave situación que pasan. No voy a descubrir yo, y ahora, que actualmente debido a los bajos salarios se puede ser empleado y pobre.

Algo que también me ha sorprendido, es la apariencia de muchos pequeños negocios, los cuales daba la sensación de estar montados de tal manera que se podían desmantelar en un rato y en su fachada no quedar vestigio alguno de su efímera existencia.

La economía sumergida es brutal en Andalucía, pero en Cádiz es vital para que parte de la población pueda comer todos los días, y todo, ante la complicidad de una Junta de Andalucía incapaz de llevar a cabo políticas que palíen la situación precaria de tantos andaluces.

Nos dicen que vivimos en el primer mundo, que formamos parte de la Unión Europea, que disfrutamos de eso que llamamos Estado del Bienestar, pero lo cierto es que hay todavía muchos españoles, sobre todo andaluces, que parecen vivir en el Tercer Mundo, que no saborean a diario las mieles de ese Estado del Bienestar del que tanto muchos se vanaglorian.


Me gustaría que nos preguntasen a nosotros y  a todos estos desfavorecidos, si preferimos que los políticos se enzarcen en las cosas que les interesan a ellos, como por ejemplo la reforma de la Constitución, o que por el contrario, intentaran solucionar los problemas de desempleo o de pobreza que atenaza a tanto compatriota.


martes, 6 de diciembre de 2016

Estrellas y delincuentes fiscales.

Por todos es conocido, que las estrellas del fútbol y de otros deportes, tratan por todos los medios de pagar el mínimo de impuestos posible, por ello, contratan a bufetes internacionales de abogados para crear tramas que les permitan saltarse la ley del país donde “trabajan” y así pagar menos impuestos.

Hace pocas fechas, un grupo de importantes medios europeos, hicieron pública una información procedente de los ordenadores del bufete Senn Ferrero, especializado en asesoramiento personalizado en materia legal, fiscal y laboral de deportistas de élite.

Pese a que se desconoce cómo han llegado esos datos a esos medios, son de tal gravedad que la justicia y las agencias tributarias de los diferentes países deberían actuar de inmediato, aunque parece no estar por la labor.

Pero no, ha sido todo lo contrario, el bufete denuncia que esa información se la han sustraído ilícitamente, y el titular del Juzgado nº 2 de Madrid prohíbe publicar, tanto en papel como en digital, cualquier información relativa al caso denominado "Football Leaks”.

El juez afirma que se trata de información personal de carácter confidencial e investiga si ha podido ser interceptada o apropiada ilícitamente. Es decir, para la justicia, el delincuente es el que hace públicos los delitos y no el que los comete.

El juez se ha apresurado a declarar la causa como secreta, impidiendo de esa manera que se haga pública más información. No solo nos encontramos ante un ataque inaceptable a la libertad de información, que es la base de la democracia, es que además, dicho ataque se extiende a toda Europa.

Tengo el presentimiento de que manos ocultas tratan de preservar la impunidad de esas estrellas del fútbol que ganan mucho más de lo que merecen y les pagan a los países que los acogen convirtiéndose en evasores fiscales.




Éramos pocos, y parió…..Pérez de los Cobos.

El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, acaba de decir en una entrevista, que el "llamado derecho a decidir" constituye una "aspiración política que puede defenderse en el marco de la Constitución", y se ha quedado tan pancho.

"En otras palabras –añade–, el Tribunal ha puesto de manifiesto que la Constitución ampara el que alguien pueda defender la incorporación de ese pretendido derecho a la misma; pero ha recordado que para ello hay que reformar la Constitución respetando el procedimiento previsto al efecto”.

Como se encuentra a pocas semanas de vencer su mandato, Pérez de los Cobos, ha pretendido ser protagonista por un día diciendo unas cuantas barbaridades.

Además, sobre un posible nuevo "encaje" de Cataluña dentro de España, señala que "estamos ante un conflicto político que debe ser resuelto desde el respeto a la Constitución y la Ley y a través del diálogo político", y esto lo dice, conociendo perfectamente que los separatistas llevan años sin respetar la legalidad constitucional.

Cuando este personaje nos dice, que el llamado “derecho a decidir” constituye una aspiración política, le falta decir que esa aspiración es de los separatistas que pretenden acabar con la Nación, por lo que es una barbaridad que el presidente de ese alto tribunal entienda que esa aspiración puede introducirse en la Constitución española, justamente para acabar con ella, pues no hay que ser ninguna lumbrera para entender que si acabamos con la Nación, ya no hay Constitución que valga, ni por supuesto democracia.

Pérez de los Cobos, debería saber que ese falso “derecho a decidir” no es nada, y que introducirlo en una Constitución supondría acabar de facto con la soberanía nacional y provocaría la desintegración más absoluta.


En mi barrio están algunos esperando que se apruebe ese derecho para que votemos si nos negamos a pagar impuestos. ¿Quién es el responsable de proponer a estos individuos para cargos tan importantes? Desconozco quien lo propuso, pero desde luego se ha lucido.


lunes, 5 de diciembre de 2016

Constitución: Cuando lo imposible es letal.

Los que mediante una reforma constitucional pretenden darle la estocada de muerte a nuestra Nación, dan una serie de razones para hacerla, que si las analizamos, vemos que carecen de toda lógica.

Los que te hablan de que hay que resolver el “problema territorial”, obvian que este país no tiene ningún problema territorial, que tiene simplemente un problema secesionista. Y esos mismos te dicen que es una locura aplicar el necesario Art. 155, artículo de nuestra Constitución que contempla la intervención política y administrativa de una comunidad cuyos dirigentes institucionales se declaran en rebeldía.

Y los mismos, intentan colar la reforma mediante la famosa frase “hay que buscar un nuevo encaje para Cataluña”, y ahí se descubren, todo lo demás ha sido paja, la verdadera finalidad de esa reforma constitucional que pretenden es el dar satisfacción al nacionalismo catalán, ¿y sabéis eso lo que significaría? Simplemente premiar la deslealtad y las afrentas, a la ley y a la libertad. El nacionalismo catalán tiene “reivindicatitis” crónica e incurable, una enfermedad totalmente incompatible con la satisfacción por algo que le ofrezcan o le den. Los sediciosos estos, no buscan ningún encaje en la Constitución española, simplemente buscan salirse de esta, realidad y destino común, llamado España, patria común de todos los españoles.

No se nos puede pedir que se sigan haciendo más gestos en favor de la lengua e identidad catalana, pues al nacionalismo catalán se le ha permitido durante más de tres décadas aplicar el totalitarismo hegemónico, en lo político, mediático y cultural, vulnerando los derechos y las libertades de la mayoría de los ciudadanos de su comunidad, abandonados totalmente por el Estado.

Y cuando te hablan de cambiar el “injusto” modelo de financiación, echemos a temblar, le deben 40.000 millones al FLA, es decir, a todos nosotros, siguen gestionando mal y financiando su loco proceso independentista, y encima son insolidarios con las CCAA más pobres.

Resumiendo, ni una sola razón justifica reformar la Constitución para contentar a quienes jamás se sentirán satisfechos. La solución es clara, Art. 155 y suprimir la autonomía durante 40 años, los años necesarios para desintoxicar a la sociedad catalana del veneno independentista inoculado a base de afrentas imaginarias, y de invenciones y tergiversaciones de la Historia.




domingo, 4 de diciembre de 2016

La globalización nos va a destruir.

Para las clases medias y trabajadoras europeas, la llamada globalización se ha convertido en un azote, en un jinete del apocalipsis que amenaza con destruir a la primera, y en darle pasaporte a la miseria a la segunda.

A la ciudadanía europea se le  envía el mensaje, de que la globalización es positiva, cuando en realidad lo que nos puede hacer es que retrocedamos en la historia y acabemos con ese Estado del Bienestar que tanto nos ha costado conseguir.

Con la globalización, los únicos que salen ganando son, los ricos de los países del primer mundo, que se hacen más ricos, y los ricos de los países del tercer mundo junto a sus trabajadores nacionales, pues de no tener nada pasan a ser mano de obra que percibe salarios de miseria pero que al menos pueden alimentar a sus hijos.

Los empresarios del primer mundo que deciden deslocalizar sus empresas, son unos auténticos antipatriotas a los que solo les interesa ser más ricos, aún a costa de dejar en el paro a muchos de sus compatriotas e impedir que la juventud preparada pueda incorporarse al mercado laboral.

El único arma que nos queda frente a lo que está pasando es ese denigrado para muchos “proteccionismo”, así, a todo el que deslocalice su empresa se le debe imponer fuertes aranceles a sus productos si pretende venderlos en su país, en el país al que con su decisión de irse le ha causado tanto daño. Trump lo prometió y le votaron.

Me sorprende cuando se compara en  este país a Zara y a Mercadona, Amancio Ortega fabrica en el tercer mundo, pagando a sus obreros salarios de hambre, y vende aquí barato, por el contrario, los Roig le pagan a sus trabajadores más que la media de su sector y crean constantemente puestos de trabajo, yo admiro a Mercadona y detesto a la Zara de turno.

Muy pronto hay elecciones en Italia, Francia y Alemania, casi el 50% del PIB de la Unión Europea está en juego, no faltan quienes nos advierten del peligro de eso que llaman partidos populistas de derechas, partidos que saliéndose de lo políticamente correcto hablan claro sobre este y otros temas. Es como si los europeos se hubieran dado cuenta de que los partidos tradicionales les ocultan los peligros que les acechan y no les hablan de los problemas que realmente  son prioritarios para ellos.






viernes, 2 de diciembre de 2016

Constitución: Reformar solo si es para unir.

Cuando nuestra Constitución cumple dentro de cuatro días, 38 años. Una Carta Magna que nos ha dado el mayor periodo de estabilidad política y bienestar económico de nuestra historia como Nación, pese a establecer como organización territorial ese cáncer llamado “Estado Autonómico”. El PSOE acaba de imponer al Partido Popular debatir su reforma.

En 1978, todos los partidos fueron capaces de renunciar a muchas cosas para pactar y sacar adelante esta máxima regla de convivencia para todos.

La Constitución sigue sirviendo, sigue siendo un marco de convivencia válido, lo que hay que hacer es cumplirla y hacerla cumplir. Pese a ello, es necesaria la cirugía constitucional, hacer cambios encaminados a mejorarla, unos cambios que supongan mas España, y no como otros pretenden, realizar unos cambios que de hecho, la dinamiten, y la coloquen al borde del precipicio previo al suicidio.

El resultado final de esa operación quirúrgica es el de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos españoles, eliminando de entrada los anacrónicos privilegios históricos, vascos y navarros.

Hay artículos de nuestra Constitución que deben ser innegociables en caso de reforma, los relativos a la unidad de la nación española, a la soberanía del pueblo español, a la obligación de todos los poderes públicos y los ciudadanos, de acatar y cumplir, las leyes y sus sentencias judiciales, entre otros muchos.

La situación catalana ha sido, sin lugar a duda, el principal detonante de estas prisas reformistas del PSOE, quien opta por el federalismo, creyendo que así, los antes nacionalistas y ahora independentistas catalanes, se sentirían cómodos. Craso error el suyo.

En un Parlamento más fragmentado que nunca, y sin mayorías, es lógico pensar que para iniciar una reforma constitucional tendría que haber entre las diferentes fuerzas políticas, un acuerdo básico de mínimos, ya que sin él se emprendería un arriesgado viaje sin conocer a donde queremos llegar y no habría acuerdo posible.

La Constitución es el principal arma que tiene una nación democrática para hacer frente a sus enemigos, internos y externos, si se ve que tiene carencias o disfunciones que impiden hacer frente y derrotar al enemigo interno, debería reformarse de inmediato para que esa nación disfrutara de más fortaleza y unidad.


Dejémonos de historias, la reforma de nuestra Constitución solo se justifica si es para fortalecer los mecanismos de cohesión constitucional y la de unir a los ciudadanos españoles. Algo que nada tiene que ver con las perversas intenciones de quienes están a la izquierda de la socialdemocracia.


jueves, 1 de diciembre de 2016

Rajoy pretende negociar con el sedicioso Puigdemont.

El presidente de la Generalidad de Cataluña llevó a Madrid el pasado mes de abril 46 puntos sobre los que dialogar, ahora sorprendentemente, el Gobierno central le responde que está dispuesto a negociar todos los asuntos, salvo uno: la celebración de la consulta independentista. Ayer mismo, Puigdemont declaró, que no puede haber condiciones previas para el diálogo, tampoco por su parte.

Cuando desde hace ya mucho tiempo se dan de sobra las condiciones para aplicar el Art.155 de nuestra Constitución y suspender la autonomía catalana, Mariano Rajoy se descuelga con negociar casi todo con los sediciosos, reconozco que me deja anonadado.

El Estado le sigue dando dinero del FLA a Cataluña para que los independentistas sigan alimentando la utopía separatista, de hecho, en sus Presupuestos de 2017 se reservan casi seis millones de euros para otra consulta independentista que pretenden celebrar en septiembre de 2017.

En 2017 pretenden que el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) les dé otros 7.000 millones. Desde 2012 ya les hemos dado 40.000 millones. Sin los fondos que pagamos todos nosotros con nuestros impuestos, Cataluña estaría en quiebra y no podría abonar ni la nómina de sus empleados públicos ni a sus proveedores.

El déficit de Cataluña cerró el pasado ejercicio en el 2.7%, el más alto de todas las CCAA, y su deuda pública se disparó hasta el 370% del PIB. Por ello, la solvencia económica de Cataluña está a la altura de la de Nigeria o Bangladesh. Pese a ello, el Gobierno de Cataluña destina en sus presupuestos de 2017, 18 millones a sus ilegales relaciones exteriores, creará 10 nuevas embajadas ilegales, y 58 millones al desarrollo de su ilegal Agencia Tributaria catalana.


Si sumamos a todo esto, que en Cataluña no está en vigor el Estado de derecho, pues las leyes y las sentencias judiciales se las saltan a piola ¿Como es posible, que ante esta realidad, Mariano Rajoy, esté dispuesto a negociar con los sediciosos? Me parece un insulto a la inteligencia, y sobre todo, un insulto a toda la ciudadanía española.