miércoles, 29 de junio de 2011

El último debate de la “anomalía histórica” que nos preside

Un nuevo Debate sobre el estado de la Nación y una nueva desilusión. Un presidente del gobierno que sigue sin reconocer ni uno solo de sus errores y un líder de la oposición, cobarde y con muchos complejos, incapaz de hacer propuestas concretas por si le quitan algún voto. Mariano Rajoy prefiere esperar y dejar que el presidente se cueza en su propio jugo. El problema es que los que nos estamos cociendo somos los españoles.
Tenemos un presidente desalmado y estúpido que con su desastrosa gestión ha arrojado a la miseria a cientos de miles de familias. Con un discurso vano, absurdo y engañoso, consiguió en un primer momento deslumbrar a más de uno, pero la careta ya hace tiempo que se le cayó definitivamente y se ha convertido en el presidente más desprestigiado y mas odiado, a nivel nacional e internacional, de nuestra historia. Nunca un presidente le hizo tanto daño a su país como José Luís Rodríguez Zapatero se lo ha hecho a España.
Nunca olvidaremos sus mentiras y sus frases más escandalosas, recordemos algunas: “No son parados, son personas que se han apuntado al paro”, "Lo de que hay crisis es opinable", "Hoy estamos mejor que hace un año y dentro de un año estaremos mejor que hoy", "Estamos en la Champions League de la economía", "La crisis de las hipotecas subprime no afectara a España, eso es cosa de EEUU", "Haré del parlamento el centro de la política nacional", "España tiene el mejor sistema financiero de la comunidad internacional", "Necesitamos que nuestros hijos reciban una buena Educación para la Ciudadanía para que vean el mundo en colores", "Somos la octava potencia mundial, la envidia de Europa y pronto superaremos a Francia como ya hemos hecho con Italia", "Estoy muy de acuerdo (en multar a los establecimientos que no rotulen en catalán)", "El cambio climático es una de las causas de la recesión", "EEUU sumió al mundo en la crisis y la Unión Europea le sacará de ella", “Arnaldo Otegui es un hombre de paz”….., podría reproducir muchas más, pero creo que basta con estas para darnos cuenta de la catadura de este individuo.
Existe un auténtico clamor popular pidiendo elecciones generales anticipadas, parece que el que fue presidente por accidente, pues nadie olvide que se le puso para peder, va a agotar su mandato contra viento y marea, va a seguir aferrado a su sillón hundiendo más y más a su país.
Estoy convencido de que cuando pasen los años y los historiadores afronten con la suficiente frialdad los ocho años de mandato de José Luís Rodríguez Zapatero se darán cuenta de que su figura fue una “anomalía histórica” de consecuencias devastadoras para nuestra Nación.

viernes, 24 de junio de 2011

¿Porqué fracasa el Socialismo?

Hoy me ha enviado un buen amigo un email titulado ¿Por qué fracasa el Socialismo?, lo reproduzco a continuación:

Un reconocido profesor de economía de la Universidad de Texas alegó que él nunca había suspendido a uno de sus estudiantes pero que, en una ocasión, tuvo que suspender la clase entera.

Cuenta que esa clase le insistió que el socialismo sí funcionaba, que en éste sistema no existían ni pobres ni ricos, sino una total igualdad.

El profesor les propuso a sus alumnos hacer un experimento en clase sobre el socialismo: Todas las notas iban a ser promediadas y a todos los estudiantes se les asignaría la misma nota de forma que nadie sería suspendido y nadie sacaría un Sobresaliente.

Después del primer examen, las notas fueron promediadas y todos los estudiantes sacaron un BIEN. Los estudiantes que se habían preparado muy bien estaban molestos y los estudiantes que estudiaron poco estaban contentos.

Pero, cuando presentaron el segundo examen, los estudiantes que estudiaron poco estudiaron aún menos, y los estudiantes que habían estudiado duro decidieron no trabajar tan duro ya que no iban a lograr obtener un Sobresaliente; y, así, también estudiaron menos. ¡El promedio del segundo examen fue un SUFICIENTE! Nadie estuvo contento.

Pero cuando se llevó a cabo el tercer examen, toda la clase sacó INSUFICIENTE: ¡suspensos a todos!

Las notas nunca mejoraron. Los estudiantes empezaron a pelear entre si, culpándose los unos a los otros por las malas notas hasta llegar a insultos y resentimientos, ya que ninguno estaba dispuesto a estudiar para que se beneficiara otro que no lo hacía.

Para el asombro de toda la clase, ¡Todos perdieron el año! Y el profesor les preguntó si ahora entendían la razón del gran fracaso del socialismo.
Es sencillo; simplemente se debe a que el ser humano está dispuesto a sacrificarse trabajando duro cuando la recompensa es atractiva y justifica el esfuerzo; pero cuando el gobierno quita ese incentivo, nadie va a hacer el sacrificio necesario para lograr la excelencia.

Finalmente, el fracaso será general.

Terminamos con dos citas:

Winston Churchill, Premio Nobel (1953):
"El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo de los ignorantes, la predica de la envidia, su misión es distribuir la miseria de forma igualitaria para el pueblo”.

Margaret Thatcher, ex-primer Ministra Británica:
"El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero.... de los demás".

NOTA: Simplemente reproduzco el email, todos absolutamente todos, incluidos los que os consideréis socialistas, tenéis derecho a comentarlo.

Empresarios y empresarios.

Tengo el gusto de conocer a un empresario, uno de esos empresarios de los que aún piensan que su mayor logro no ha sido emprender un proyecto empresarial y consolidarlo en el tiempo, ni siquiera haberle dado a su familia bienestar económico y un futuro, curiosamente de lo que mas orgulloso se siente es de que su empresa “le dé de comer” como el dice, a treinta y tantas familias, y más en los tiempos que corren.
Se conoce perfectamente la vida de todos sus empleados y de sus respectivas familias, y cuando alguno de ellos tiene problemas de cualquier índole siempre esta dispuesto a echar un cable.
Alguien puede decir con guasa que estos empresarios son como los billetes de quinientos euros, que se sabe que existen, pero que ¿donde están?
Es evidente que las empresas mientras más grandes, mas deshumanizadas. A un trabajador no se le ve como un ser humano, se le ve como una pieza de un engranaje que puede ser sustituida por otra, solo importa el beneficio empresarial por encima de todo.
Hay algo que no debemos olvidar, el ochenta por ciento del trabajo en nuestro país lo dan las Pymes y los autónomos, justamente los menos deshumanizados, y justamente los más olvidados por este gobierno en particular y por los anteriores en general.

miércoles, 22 de junio de 2011

¡Regeneración Democrática YA!

Detrás de estas dos palabras se esconde el ser o no ser de nuestro sistema democrático, detrás de estas dos palabras se esconde el ser o no ser de las futuras generaciones y de la propia España. Últimamente esas dos palabras se utilizan demasiado en la política de nuestro país, por casi todos los partidos, pero ninguno de ellos mueve un solo dedo para que se empiece a llevar a cabo.
Lo curioso, es que cualquier ciudadano demócrata de este país, y somos la gran mayoría, estaríamos dispuestos a luchar por ella, pero curiosamente los que supuestamente nos representan ni están ni nunca han estado por la labor.
Tiene que haber regeneración democrática para que a través de las instituciones democráticas se nos devuelvan a los ciudadanos los derechos, libertades y garantías que nos ha arrebatado la partitocracia bipartidista que se ha instalado en nuestro país.
Si hablamos tanto de regeneración democrática es sencillamente porque somos conscientes del grado de degradación de nuestro sistema político.
Tenemos un poder judicial secuestrado por los partidos políticos, regenerarlo es devolverle su independencia, creando los mecanismos necesarios para asegurar su independencia del Ejecutivo y del Legislativo, sin separación de poderes no hay democracia.
Los partidos políticos son estructuras piramidales donde en manos de unos pocos se concentran los mecanismos de decisión, los cuales, manipulan y tienen secuestrada la voluntad de los afiliados. Regeneración democrática es que la Ley de Partidos obligue a que la democracia interna se instale en todos ellos.
La politización de las Cajas de Ahorro debe acabarse, ya está bien que los partidos políticos obtengan créditos que luego son condonados, es decir, pagados por todos nosotros con nuestros impuestos. Regeneración Democrática es acabar con eso.
Los medios de comunicación están actualmente controlados por el Estado y por los partidos políticos. Las nuevas formaciones y las opiniones libres e independientes tienen muy difícil el acceso a ellos. Regeneración Democrática es que todas las opciones políticas y opiniones tengan acceso a los medios mediante mecanismos que se establezcan.
Mediante la actual Ley Electoral los votos de los ciudadanos no valen lo mismo, todo depende de donde se vote o a quién se vote. La actual legislación prima a partidos nacionalistas e independentistas con intereses claramente contrarios a nuestra nación, es decir, al conjunto de ciudadanos españoles. Esto conlleva un sistema de pactos y de acuerdos entre los grandes partidos y estas formaciones, que los chantajean constantemente y que quiebra el principio de igualdad que debe de imperar en todo nuestro territorio. A esto hay que sumar el clamor popular que existe para que las listas electorales sean abiertas Sin cambiar la actual Ley Electoral no hay regeneración democrática posible.
Podríamos poner innumerables ejemplos, pero creo que ya con los expuestos nos damos cuenta del enorme trabajo que tenemos por delante los que como nosotros tenemos el convencimiento y la firme determinación de poner todo nuestro esfuerzo en conseguir que llegue un día en que por las calles de nuestras ciudades y pueblos vuelvan vientos de libertad, de igualdad y de justicia. Entonces y solo entonces podremos decir que en nuestra España hay una auténtica democracia.
Para que esto sea una realidad es imprescindible que el CENTRO POLÍTICO ESPAÑOL consiga reunificarse en una sola opción política, coja la bandera de la regeneración democrática y se convierta de nuevo en ese motor que hace más de tres décadas trajo la democracia a nuestro país. De nosotros depende.

martes, 21 de junio de 2011

La prostitución y los partidos políticos.

La prostitución se define como el acto de participar en actividades sexuales a cambio de dinero o bienes. Siempre se ha dicho de ella que es el oficio más antiguo del mundo.
Para los partidos políticos siempre ha sido un tema incómodo, por ello, nunca lo han afrontado en profundidad y se han limitado a hacer declaraciones políticamente correctas.
En lo primero que tenemos que estar de acuerdo es que si, una mujer o un hombre, ejerciendo su libertad toma la decisión de dedicarse la prostitución, la sociedad debe o no debe permitírselo, y lo segundo, si en nuestra sociedad la prostitución debe estar permitida por el hecho de cubrir una necesidad ciudadana.
Yo, como liberal que soy, tengo muy claro que la prostitución debería estar legalizada y reconocida, y que quienes la ejercen deberían ser tratados como cualquier otro trabajador.
Quién les puede negar tener los mismos derechos que cualquier otro ciudadano, quien no puede estar de acuerdo en que sean trabajadores que coticen a la Seguridad Social, tengan sus necesidades sanitarias perfectamente cubiertas y una jubilación digna.
Alguien piensa que su regularización sería perjudicial para el conjunto de nuestra sociedad, o por el contrario, no ayudaría a terminar con el control que ejercen las mafias sobre quien ejerce actualmente esta actividad.
Posiblemente haya alguien que se oponga aduciendo posicionamientos de índole moral, que por supuesto son muy respetables, pero la grandeza de un sistema democrático es que la gente decide en libertad.

viernes, 17 de junio de 2011

Ahora toca distraernos con el Valle de los Caídos

Cuando todos estamos muy preocupados por los graves problemas económicos que nos afectan como nación, y por supuesto, que nos afectan a titulo individual y familiar. Cuando todos vemos con alarma el progresivo deterioro que sufre nuestro sistema democrático, tanto en lo institucional, como en lo político, a nuestro gobierno se le ocurre sacarse de la chistera una nueva polémica que seguro conseguirá un nuevo y acalorado enfrentamiento entre las famosas “dos Españas”.
Con la que está cayendo, lo único que se le ocurre a nuestro gobierno es “meterle mano” al Valle de los Caídos con la intención de llevarse de allí los restos de Franco. La polémica está servida.
Desconozco el porcentaje de la población española que aún no había nacido el día que falleció Franco, lo que está claro es que a ellos este tema les sonará como demasiado lejano, del resto de la población estoy seguro que la gran mayoría no está interesada ya en este tema, y por supuesto, en que reabra viejas heridas.
El gobierno socialista está consiguiendo, y en eso es un auténtico maestro, que se hable de asuntos accesorios y nunca de los de gran calado. Solo tenemos que ver las portadas y los titulares de los principales periódicos estas últimas semanas.
Tenemos un gobierno con encefalograma plano, con un presidente que está K.O. desde hace mucho tiempo y solo preocupado de que su delfín llegue a las próximas elecciones generales con las mejores expectativas posibles.
El Sr. Rubalcaba, vicepresidente y Ministro del Interior, ha abandonado casi totalmente sus responsabilidades, ya que está de campaña permanente, y los españoles estamos perplejos viendo como quienes debieran de intentar dar solución a nuestros problemas no lo hacen.

jueves, 16 de junio de 2011

El Bipartidismo y la Corrupción ahogan a España

Demasiado a menudo los sufridos ciudadanos nos enteramos por los medios de comunicación de un nuevo caso de corrupción política. Según datos de la Fiscalía Anticorrupción en los últimos diez años la corrupción política ha supuesto un montante cercano a los cinco mil millones de euros, situando a España en torno al puesto veinte del ranking mundial de países más corruptos.
Sin exagerar, podemos afirmar que una parte significativa de los políticos que nos gobiernan a nivel nacional, autonómico o municipal, y que pertenecen en su mayor parte a los dos grandes partidos, han entrado en política única y exclusivamente para enriquecerse, y no para servir a los ciudadanos.
Nuestro país sufre una profunda crisis institucional y si no se toman las medidas y los cambios necesarios esta claro que vamos por un camino resbaladizo.
Cuando una parte importante de la población sufre en sus carnes los agobios de la gran crisis económica que padecemos, ve con impotencia como parte de sus representantes políticos se han dedicado estos últimos años, y se dedican, a saquear el país.
Los ciudadanos solo pueden corregir esta situación votando libremente, olvidándose de las siglas, dejando atrás el voto sentimental o visceral, votando con la cabeza y dando la espalda a quienes en una o varias ocasiones les han defraudado, fuera de PSOE y PP hay vida, hagamos posible otras opciones políticas que apuesten por la regeneración democrática, sustituyamos a la clase política actual por otra de personas honestas al servicio de la ciudadanía.
Me niego a aceptar que a los ciudadanos solo nos quede la posibilidad de elegir gobiernos socialistas o gobiernos populares, máxime cuando ha quedado sobradamente demostrado que ambos son incapaces de afrontar las reformas políticas imprescindibles para garantizar la viabilidad de nuestro país y un futuro de progreso y bienestar, para nosotros y nuestros hijos.
Es evidente que el único pacto existente entre PP y PSOE es el de no tocar nada de lo importante, no tocar nada de lo que les garantiza el reparto alternativo del poder. Un pacto tremendamente dañino para España que solo puede ser roto por los ciudadanos mediante el voto, y no con algaradas callejeras.
Ya esta bien de pensar, única y exclusivamente, en las próximas elecciones, hacen falta partidos que piensen en las próximas generaciones.
Ni el PSOE ni el PP están dispuestos a cambiar una financiación autonómica que es ruinosa para España, ni están dispuestos a despolitizar las Cajas de Ahorro, ni están dispuestos a acabar con el desmadre que suponen diecisiete sistemas educativos distintos, ni están dispuestos a afrontar una auténtica reforma del mercado de trabajo, y por supuesto, ninguno de los dos está dispuesto a afrontar una reforma de la Ley Electoral, una ley injusta que pervierte el sistema y las instituciones democráticas, pero que les garantiza siempre a ellos dos repartirse el poder.

miércoles, 15 de junio de 2011

Los indignados han conseguido indignarme.

Digan lo que digan otros, los ciudadanos nos dividimos en dos grupos claramente diferenciados, de una parte estamos los que respetamos las leyes aunque no nos gusten y del otro los que no las respetan.
Yo soy uno de esos ingenuos ciudadanos que empecé a ver a los indignados del 15-M con bastante simpatía. Nos decían que allí estaban mucho jóvenes parados que vislumbraban un futuro muy negro, parados de larga duración que habían perdido toda esperanza de poder trabajar, autónomos arruinados, jubilados con bajísimas pensiones, etc.
Hacían algunas propuestas con las que me identificaba, tales como cambiar la Ley Electoral, parecía como si por fin nuestra sociedad hubiese despertado y se echara a la calle.
Han pasado los días, las semanas, y se ha podido observar como el espíritu inicial ha ido cambiando culminando hoy con los violentos e incalificables hechos protagonizados por miembros de este movimiento en Barcelona y otras ciudades.
Nuestro gobierno, apelando a la prudencia cayó en la dejación de funciones y no hizo cumplir la ley los primeros días. Podemos decir que con esa actitud les envalentonó y hoy hemos recogido la cosecha de esa inacción gubernamental.
Algunos dicen que estos indignados no tienen nada que ver con los que iniciaron la protesta, quiero pensar que sea así.
Yo, al igual que ellos, le tengo un profundo desprecio a la actual clase política española, unos políticos que en su mayor parte, salvo alguna honrosa excepción, están en política para beneficiarse de ello y no para servir a los ciudadanos. Con esa actitud han conseguido dejar a demasiados ciudadanos sin futuro.

martes, 14 de junio de 2011

El Tribunal Constitucional y Bildu

La sentencia del Tribunal Constitucional, permitiendo a Bildu concurrir a las elecciones municipales y autonómicas, es para mí lo más grave que ha ocurrido en nuestro país desde la aprobación del Estatuto de Cataluña.
Un tribunal politizado, cuyos miembros no tienen necesariamente que ser jueces, nombrados a dedo por los partidos políticos, convertido en un simple instrumento para que el poder político de turno pueda cometer cualquier fechoría con apariencia de legalidad.
La sentencia del TC sobre Bildu ha hecho inútil el gran esfuerzo realizado durante décadas por el Estado de Derecho contra ETA, ha humillado a las víctimas y ha dejado muy claro que existe una hoja de ruta a dos bandas, entre el PSOE y ETA, que los socialistas van a cumplir a rajatabla.
Da la impresión de que a la cúpula del PSOE, viendo la debacle electoral que se le avecina, se ha dado cuenta que solo les queda la baza de la puesta en escena de una “entrega de armas” o “aparente rendición” para salvar los muebles en las próximas elecciones generales.
Confío en la madurez de la ciudadanía española, confío en que ya estén curados de este tipo de “golpes de efecto”. Aún sufrimos las secuelas del sangriento golpe de efecto del 11-M y posiblemente lo sufran nuestros hijos, ya que llegó a presidente del gobierno un individuo que ha hecho un gran daño a su país y a todos los ciudadanos. Para mí, el paso de José Luís Rodríguez Zapatero por la presidencia del gobierno ha sido una auténtica anomalía histórica.
Lo cierto es que ETA ya puede olvidarse hasta de matar, posiblemente piense que no lo necesita ya, se limitará a negociar con las metralletas sobre la mesa para intimidar. Tiene poder, maneja grandes cantidades de dinero público, dispone de todos los datos personales de los ciudadanos, tiene bajo sus órdenes a las fuerzas de seguridad, ya han empezado a intimidar a los que no piensan como ellos.
Son conscientes los miembros del TC de la barbaridad que han cometido.

Mariano Rajoy y su falta de valentía

Hace escasos días, Mariano Rajoy ha declarado que entre sus planes de futuro no entra “que el Estado recupere la competencia de Educación”, Y yo me pregunto, ¿Por qué dice esto el Sr. Rajoy cuando cada vez hay más ciudadanos que  lo reclaman?
Cuando a las Comunidades Autónomas se les traspasa una competencia es siempre pensando que esa medida va a proporcionar un servicio público de mayor calidad a los ciudadanos. Si ha quedado demostrado que las Comunidades Autónomas no gestionan correctamente la competencia de Educación, utilizándola muchas de ellas  como un medio de abducción nacionalista de los jóvenes y que, además, atenta contra el principio de igualdad de los ciudadanos, ya que según donde resides recibes una Educación distinta. Resulta que el Sr. Rajoy, preso como casi siempre de sus complejos, miedos y cálculos electoralistas, se descuelga con estas declaraciones.
El gobierno de España necesita estar presidido por un hombre de estado que diga lo que piensa en pos del interés general y no por un político que solo piense cada vez que hace una declaración en las consecuencias electorales que puedan tener. En el fondo el Sr. Rajoy lo que no quiere es molestar a los nacionalistas, sin pensar quizás, que a quien está perjudicando con esa actitud es a toda una Nación, la suya, la nuestra, la de todos los ciudadanos españoles.


lunes, 13 de junio de 2011

Nada de lo que le ocurra a mi país me es indiferente

Cuando lo que está de moda es que los ciudadanos se alejen más y más, de la política y de los políticos, aún quedamos algunos, entre los que me incluyo, que decimos en voz alta que "nada de lo que le ocurra a mi país me es indiferente".
Soy consciente de la situación tan dificil y complicada en la que tienen sumida a España, pero sigo creyendo que esto "aún tiene arreglo", y desde este modesto blog intentaré aportar mi granito de arena, diciendo lo que pienso, para que en un futuro, espero que no muy lejano, los ciudadanos españoles se sientan orgullosos de pertenecer a este destino común llamado España.
Politicamente hablando me considero centrista, y estoy convencido que la mayoría de los ciudadanos lo son, aunque muchos de ellos no lo sepan. Tengo muy claro que si se produjese la reunificación de todos los partidos de centro existentes en uno solo y se hicieran bien las cosas, a medio plazo se convertiría en la tercera fuerza política de este país, sencillamente porque la mayoría de los ciudadanos están hartos de bipartidismo y de confrontación.
Frente a ello, el Centro ofrece colaboración responsable, acuerdo y consenso.