miércoles, 31 de agosto de 2011

Parados de mas de 45 años

Se habla mucho del paro que sufren nuestros jóvenes, un paro que ya alcanza cotas inasumibles para cualquier sociedad. Pero hay otro paro que afecta a otro colectivo, el de los mayores de 45 años, un paro que desde mi punto de vista es gravísimo, una auténtica tragedia, y del que se habla bastante menos.
Si bien la mayoría de los jóvenes pueden recurrir a seguir viviendo con sus padres y a costa de ellos, los mayores de 45 años son personas, por lo general, con familias a su cargo y con hipotecas aún pendientes de pagar. Suelen ser personas con buenos curriculums y que durante años han disfrutado de un nivel de vida aceptable y que ahora se dan cuenta que nadie les quiere, que pese a que se sienten jóvenes y gozan de buena salud, esta sociedad que hemos creado entre todos los discrimina y les da la espalda.
Llevan meses, años, enviando curriculums a cientos de empresas y casi nunca les contestan, ojean los anuncios de trabajo y en el que no pone límite de edad, exigen titulaciones y un nivel de formación que cuando eran jóvenes ni siquiera existían. Lo dicho, una auténtica tragedia.
Y yo me planteo, si poner en un anuncio de trabajo la condición de ser de raza blanca, de ser hombre, o de ser de una religión determinada se considera anticonstitucional, el hecho de poner la condición de ser menor de 45 años, no podría considerarse discriminatorio y de igual manera contrario a los preceptos constitucionales. ¿Por qué nuestros políticos nunca hablan de este asunto? ¿Por qué nadie defiende ni se acuerda de los que componen este colectivo?
Está demostrado que a partir de los 45 años, en las sociedades occidentales, es cuando el ser humano alcanza su madurez intelectual, y además, atesora una valiosísima experiencia cosechada en su devenir profesional. Si a esto sumamos que gracias a los avances médicos a esta edad se disfruta de un nivel de salud bastante satisfactorio, nos damos cuenta de lo injusto que es el mercado laboral español.
Confío en que de una vez por todas los que tienen la responsabilidad de gobernarnos afronten este asunto con la determinación que merece y adopten las medidas necesarias para que este colectivo comience a ver la luz.
Yo, poco más pudo hacer, lanzo esta protesta y espero que sacuda vuestras conciencias. Siempre he dicho que me rebelo ante las injusticias y la situación que padece este colectivo lo es, tengo la esperanza de que decidáis rebelaros como yo lo he hecho y lo denunciéis en voz alta. Lo mismo conseguimos que los políticos por una vez se olviden de asuntos que solo les importan a ellos y se preocupen de lo que realmente le importa a la ciudadanía.

martes, 30 de agosto de 2011

Gobernados por auténticos GOLFOS

Pocos días después de que el BOE publicara el Real Decreto que, entre otras medidas, congelaba las pensiones de seis millones de españoles, muchos de los cuales cobran por debajo del salario mínimo, el Gobierno autorizó aportar casi un millón de euros para la “formación de sindicalistas de América Latina” con cargo a la Tesorería General de la Seguridad Social, organismo encargado de recaudar para garantizar el pago de las pensiones presentes y futuras. Es decir, los golfos que nos gobiernan ya se atreven hasta a saquear el organismo “guardián” de la hucha de las pensiones.
Pero no ha sido la primera vez. Ya en el verano de 2006 el gobierno socialista de Zapatero y Rubalcaba autorizó también una aportación de medio millón de euros para “el fortalecimiento de la formación en materia de Seguridad Social de los agentes sindicales en América Latina”, y también a cargo de la Tesorería General de la Seguridad Social.
En verano de 2008 se hizo una nueva aportación de casi un millón de euros destinados a la Protección Social en los países de la Subregión Andina y también a cargo de nuestra Seguridad Social.
Resulta sorprendente e inquietante que el gobierno socialista que padecemos le pida un esfuerzo colectivo a pensionistas y funcionarios, y él se dedique a vaciar las arcas de la seguridad social para financiar a organizaciones sindicales internacionales, nos empobrece a nosotros para enriquecer a sus amigos socialista de otro continente, auténticamente de juzgado de guardia.
Cuando la ciudadanía española duda cada vez más de que al paso que vamos en un futuro próximo haya dinero para pagar las pensiones, los que tienen la obligación y la responsabilidad de velar por nuestro futuro actúan de una manera enormemente irresponsable.
Por menos de esto en algún que otro país hemos visto a ciudadanos que se lanzan a la calle para derribar a un gobierno.
Y luego sigue habiendo ciudadanos que tienen dudas de donde viene nuestra grave crisis económica. Yo lo tengo muy claro, soportar esta situación gestionados por un gobierno de ineptos y golfos que no se bajan de la poltrona ni aunque les caiga agua hirviendo… Apaga y vámonos.

lunes, 29 de agosto de 2011

Diputaciones, Si o NO

El Partido Popular de Sevilla ha denunciado ante los medios de comunicación al presidente de la diputación provincial por negarle información sobre las contrataciones en la diputación y sus organismos, acusándole de abusos en beneficio del PSOE.
En Sevilla todos conocemos cuales son las prácticas del PSOE en nuestra diputación, lo que no tengo nada claro es si el PP tiene fuerza moral para denunciar estos hechos cuando, por ejemplo, en la diputación de Orense su partido ejerce las mismas prácticas que aquí denuncia.
Ahora está de moda hablar de la conveniencia de que existan estos organismos supra-municipales. Hoy en día las diputaciones sirven para garantizarle una serie de importantes servicios a los municipios más pequeños, servicios que por si solos serian incapaces de prestar a sus vecinos, y por otra parte, son un sitio donde se colocan a los amiguetes del partido que las gobierna, siendo el auténtico cementerio de políticos donde se les ofrece una jubilación dorada como pago a los servicios prestados al partido durante años.
Estoy convencido de que las diputaciones en sí, no son ni buenas ni malas, el problema viene con el uso que se hace de ellas.
Rubalcaba ahora se apunta a sustituirlas y que las mancomunidades se hagan cargo de los servicios que dan, acaso el candidato socialista desconoce que las mancomunidades también se han convertido en lugares donde se coloca a los amigos. Quizás Rubalcaba no diría esto si su partido siguiera controlando la mayoría de ellas, como ocurría no hace mucho tiempo.
Por su parte, el PP ahora las defiende con uñas y dientes, posiblemente pensará, ahora que voy a controlarlas yo me quieren quitar el chollo. Que mal pensado soy, verdad.
Ya lo dije en otro artículo, yo soy partidario, aunque reconozco que sería un cambio radical al que se opondría el aldeanismo que aún impera en muchos municipios, de que se estudiara cual es el número de habitantes mínimo que tendría que tener un núcleo de población para que fuera autosuficiente a la hora de prestar a sus vecinos los servicios públicos necesarios. Esto obligaría a hacer lo que se ha realizado en otros países europeos, que por cierto ha sido un rotundo éxito, unir núcleos de población.
Si se unen núcleos de población y, se respetan la cultura y las tradiciones de todos tras la unión, no deberían surgir problemas.
Esta solución sería la mejor y la más barata, el ahorro que supondría eliminar las diputaciones sería enorme, y por otra parte, reducir los municipios a un cuarto supondría reducir también el número de concejales de 50.000 a unos 10.000. Os imagináis, nos libraríamos de legiones de politiquillos profesionales que llevan ya demasiado tiempo viviendo a nuestra costa, y muchos de ellos, la mayoría de ellos, sin ganarse el sueldo que cobran de nuestros impuestos.

domingo, 28 de agosto de 2011

A Rubalcaba “le da igual Juana que su hermana”

Nos encontramos ante un político capaz de cualquier cosa con tal de conseguir lo que se propone, que lleva prácticamente tres décadas en la primera fila de la política, que no se ruboriza por decir algo y lo contrario en un corto espacio de tiempo, alguien que ha tenido mucho protagonismo en los episodios más oscuros que han sacudido a este PSOE en democracia.
Lo mismo da crear los GAL para acabar con presuntos miembros de ETA, que perseguir y encarcelar comandos, que dar un chivatazo a los terroristas para que no sean detenidos, todo vale para él.
Desde mi punto de vista, Rubalcaba representa todo lo malo de un sistema degradado y desquiciado, donde los políticos se sienten los únicos protagonistas y piensan que los ciudadanos tenemos poca capacidad de razonar.
Los únicos protagonistas deben ser los ciudadanos, y los políticos que ocupan cargos públicos deben estar a su servicio olvidando intereses particulares y mirando siempre en pos del interés general.
Rubalcaba es capaz de reunirse con Zapatero la noche antes y aceptar el cambio constitucional que pretenden hacer el PPSOE, ver que el asunto no gusta en el seno de su partido y automáticamente criticar a lo que horas antes dio el visto bueno.
Los políticos a los que les da igual “Juana que su hermana” son muy peligrosos y demuestran que sus principios, en el caso que los tengan, son de quita y pon.
Muchos amigos socialistas me dicen que les gusta porque es muy inteligente, el problema es que la inteligencia se puede poner al servicio del bien o al de intereses egoístas.
De él dicen que fue el que marcó la estrategia mediática tras el 11-M y ganó unas elecciones que las encuestas les daban por perdidas. También dicen que la permisividad gubernamental con las ilegalidades que cometen los integrantes del movimiento 15-M la ha impuesto él, pensando sin duda que tanto él como candidato como su partido van a salir beneficiados de la impunidad otorgada a los radicales de ese movimiento.
La pregunta es, ¿un personaje de estas características es lo que necesita España? Da la impresión de que los ciudadanos que siempre han votado socialista, tanto con el corazón como con las vísceras, lo seguirán haciendo independientemente de quien sea el candidato. Afortunadamente hay ciudadanos que se consideran de izquierdas y votan con la cabeza, y esos van a ser los que le hagan perder las elecciones. El problema es que estos últimos no tienen claro a quién votar, o votan al PP tapándose la nariz, o a Rosa Díez que particularmente pienso va a ser la gran beneficiada de la desbandada de votos socialistas, o quizás votarían a un hipotético gran partido centrista.
Ese gran partido centrista solo sería una realidad si todos los pequeños partidos centristas hicieran gala de gran generosidad, nos olvidáramos todos los centristas de protagonismos personales y fuésemos capaces de darle una alternativa seria y sólida a tanto ciudadano que simpatiza con nuestras ideas y que recurre al voto útil que en cada momento considera oportuno. Ansían un partido centrista, liberal, progresista, reformista y laico. De nosotros depende el que lo tengan.


viernes, 26 de agosto de 2011

Una Policía maltratada

Desde que apareció el movimiento 15-M y durante la posterior visita del Papa con motivo de la celebración de la JMJ hemos podido comprobar como trata nuestro gobierno a su policía, y sobre todo, como tratamos los ciudadanos a nuestra Policía, y tengo que decir que lo que he visto me parece muy preocupante.
Tenemos una policía mal pagada, a la que le faltan medios materiales y humanos, y sobre todo, no respetada por nuestros gobernantes.
Los hemos visto en las imágenes de las televisiones como les escupían, les insultaban, les zarandeaban, se orinaban en sus botas,……., y tenían que quedarse quietos al tener órdenes de no intervenir por puro interés político de quienes les dirigen. Incluso hemos conocido que se les ha abierto expediente a tres policías por su intervención contra una mujer que previamente les había insultado gravemente y que resultó tener 17 años.
Han pasado 36 años desde que murió el dictador y tengo la sensación de que aún hay un importante número de ciudadanos que identifica reprimir ilegalidades, mediante la actuación de las fuerzas antidisturbios, con el franquismo, y no debe ser así.
O quizás algunos de vosotros pensáis que insultar a un agente del orden debe salirle gratis al que lo hace, o si algún numeroso grupo de personas ocupa un espacio público sin autorización esa actuación debe de quedar impune.
Siempre he defendido que las leyes se cumplen siempre aunque no nos gusten, y si hay que cambiarlas se utilizan los mecanismos que contempla nuestro ordenamiento jurídico. Nuestro sistema de convivencia se basa en eso, si no se respeta eso, el sistema se romperá en mil pedazos.
El problema principal es que desde que accedió Zapatero al poder ha hecho una política que ha provocado que el Estado de Derecho se vaya disolviendo como un azucarillo en un café, la policía solo actúa cuando a el le interesa y su partido sale beneficiado, y así nos va.
Desde mi punto de vista, si un gobierno sabe que se está cometiendo un delito y no da orden de intervención a las fuerzas del orden, este gobierno sería culpable de una especie de “prevaricación” y ese delito debería estar tipificado, lo mismo a los juristas que lo lean les parece una barbaridad pero lo pienso y lo digo.
Nadie debe olvidar que un policía es un ciudadano como nosotros, que realiza un trabajo difícil al servicio del resto de la ciudadanía, y que por lo tanto, debe ser respetado y reconocido.

jueves, 25 de agosto de 2011

Esta reformilla constitucional, un mero paripé.

Es muy sencillo de explicar y de entender, Europa, es decir, Alemania, está harta de los países despilfarradores y les exige reformas desde ya. Todos los que conocen de estos asuntos saben perfectamente que para establecer un techo de gasto y un límite de endeudamiento, tanto a la administración central como a las autonómicas, no es necesario cambiar la Constitución.
Y si no es necesaria, por qué se quiere hacer y se anuncia a ”bombo y platillo”, pues sencillamente para tratar de convencer a Europa de que ahora si que van en serio. Si los ciudadanos españoles cada vez nos fiamos menos de nuestros políticos, imaginaos lo que se fían de ellos fuera de nuestras fronteras. El paripé de modificar tu Constitución se vende mucho mejor, tiene mas enjundia.
El problema es que al PSOE se le ha alborotado el gallinero y para solucionarlo son capaces de hacer una nueva trampa en la pretendida reforma, el inconveniente que tienen es que en Europa ya les conocen y están a la expectativa, con las orejas tiesas.
En las CCAA donde el PSOE ha jugado a ser más nacionalista que los propios nacionalistas, desde hace ya demasiados años, han puesto el grito en el cielo sabiendo que esta reforma va a hacer que se tambalee el chiringuito que tienen montado, y esa es una de las principales causas del amago de rebelión.
Con todos los cambios constitucionales que son necesarios e imprescindibles realizar para garantizar la viabilidad de nuestra Nación, para sacarnos de la grave crisis política e institucional que padecemos, nos salen los del PPOE con esta chapuza intentando dar la imagen de que son capaces de ponerse de acuerdo en algo.
Yo personalmente me opongo a cualquier cambio constitucional que no aborde los grandes y perentorios temas, es decir, establecer un único e igual techo competencial para todas las CCAA, recuperando el Estado Central la Educación, Sanidad, y todas las competencias que garanticen la igualdad de los ciudadanos. Cambio de la Ley Electoral para garantizar que todos los votos valgan lo mismo, independientemente de a quien votes o en donde votes, así como, establecer listas abiertas y permitir a todos los partidos que lo deseen presentarse a las elecciones sin ningún tipo de condición previa ni discriminatoria. Hacer los cambios necesarios para garantizar la independencia del poder judicial.
He enumerado lo que para mí es más importante, está claro que pueden haber más cambios y muy necesarios.
Soy consciente de que mi opinión sobre este asunto no coincide con la expresada por la mayoría de los medios de comunicación y sus articulistas, la diferencia es que ellos viven de las subvenciones, contratos y dádivas de las diferentes administraciones y grandes partidos, yo por el contrario doy la opinión de un hombre que nació libre y quiere seguir siéndolo.

martes, 23 de agosto de 2011

Israel y Palestina, un conflicto eterno.

Estos últimos días, nuestra Ministra de Asuntos Exteriores ha realizado unas declaraciones donde afirmaba que “quizás haya llegado el momento de que España reconozca al Estado Palestino”.
Para comenzar debo decir que un gobierno como el nuestro, que se encuentra en lo que los periodistas deportivos denominan “minutos de la basura”, no debe tomar decisiones de este tipo, decisiones que debe tomar en buena lógica el gobierno que salga elegido tras las elecciones del 20-N.
El conflicto entre el Estado de Israel y el pueblo palestino es antiguo. Muchos han tratado de encontrarle solución y nunca se han conseguido avances significativos, quizás porque las iniciativas casi siempre han partido del gobierno estadounidense, y estos dirigentes no son precisamente neutrales en este espinoso asunto.
Voy a permitirme hacer unas reflexiones. Israel es la única democracia de la zona, es aliado preferente de EEUU y su gendarme en Oriente Medio, es la auténtica punta de lanza de occidente en el avispero islámico.
Cuando Israel tiene algún problema con sus vecinos suele actuar de forma enérgica y expeditiva, sin el más mínimo respeto a los derechos humanos.
Del otro lado está el pueblo palestino, un pueblo que lleva ya demasiado tiempo sufriendo y pasando penalidades, un pueblo que ha elegido a una organización terrorista para que le gobierne, un pueblo que ateniéndonos a la historia tiene derecho a un territorio y a un estado.
Israel está rodeado de teocracias islámicas, estados totalitarios cuyos dirigentes han manifestado en público sus intenciones de destruirlo, estados que apoyan el terrorismo y no dudan en utilizarlo para conseguir sus fines.
En nuestro país la derecha siempre se ha posicionado del lado israelí, condenando con la boca pequeña sus reacciones violentas y desmedidas. En cambio la izquierda española siempre ha estado al lado del pueblo palestino, en parte por ser el más débil y por tanto el que peor lo pasa, y por otro lado, porque parece que la animadversión hacia Israel lo lleva grabado en sus genes.
Debería recordar la izquierda española que, por ejemplo, una mujer es más igual y más libre en Israel que en Palestina, o igualmente, un miembro del colectivo LGTB lo tiene mucho más fácil en Israel. ¿Acaso la izquierda española no valora el hecho de que exista igualdad en Israel y en cambio, en Palestina no la haya? Más aún cuando se vulneran a diario los derechos humanos de las mujeres y de aquellos colectivos de orientación sexual distinta a la tradicional.
Unos vulneran los derechos humanos de sus vecinos, y otros los de sus propias mujeres, gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.
Realmente ¿Los demócratas españoles tenemos que posicionarnos? Me parece razonable que Israel exija tener garantizada la seguridad de sus fronteras. No se puede permitir que sigan lanzando cohetes desde tierra palestina a sus ciudades y sigan muriendo civiles.
Pero también es muy razonable y justo que el pueblo palestino tenga su estado.
La comunidad internacional lleva ya demasiado tiempo permitiendo lo que sucede en esa parte del mundo. Tengo el convencimiento de que si realmente se tuviera voluntad política, a este enrevesado asunto se le encontraría una solución bastante satisfactoria para ambas partes.
Lo que no podemos es intervenir o mediar en un asunto como éste y que luego, como se ha hecho en Afganistán, se permita un gobierno y una Constitución en donde se perpetúa la discriminación de una mujer que observa cómo ni siquiera una revolución política de semejante calibre le permite avanzar en la consecución de sus derechos.
Mi deseo es el de un Israel y una Palestina, vecinos y en paz. Quizás una utopía.

viernes, 19 de agosto de 2011

Malvados contra peregrinos

Siempre se ha dicho que cuando se escribe sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier hecho, se tiene que escribir en frío, nunca en caliente. Lo que ocurre es que ya han pasado muchas horas desde que ví esas imágenes por televisión y mi grado de indignación sigue siendo alto.
Se vio en las imágenes como por la boca del metro de Sol salían un grupo de peregrinas veinteañeras, al parecer australianas, de forma alegre y pacífica, nada más terminar de subir la escalinata se les cambió el rostro, al momento rompieron a llorar y su cara reflejaba el pánico que estaban sintiendo. Les estaban esperando esos que llaman “antipapa”, insultándolas, lanzándoles escupitajos, haciéndoles gestos obscenos, empujándolas y lanzándoles bárbaras frases apoyando las matanzas de católicos en la guerra civil, cabe mencionar que algunos de esos energúmenos portaban banderas tricolores, esas que nos recuerdan episodios trágicos de nuestro pasado cercano.
Todos conocemos el desprestigio al que ha llevado a España nuestro actual presidente del gobierno en lo referente a política internacional, os imagináis qué se pensará en el resto del mundo cuando los peregrinos regresen a casa y cuenten lo que ocurre aquí. Cuando digan a los suyos que el gobierno socialista de España ha autorizado una manifestación contraria al Papa coincidiendo con su visita y cuando se presumía que, casi seguro, habría ataques a los peregrinos.
Tengo la gran suerte de tener amigos de todos los signos políticos, y os aseguro que mis amigos de izquierdas, gente que no quieren saber nada de la Iglesia pero que son demócratas, condenan y repudian lo que ocurrió ayer en Madrid.
Los “antipapa” de ayer, eran fascistas intolerantes enemigos de la libertad, cargados de odio, y sin lugar a dudas fruto de la cosecha que plantó Zapatero en cuanto llegó a la Moncloa. Estamos sufriendo las consecuencias de reabrir heridas que cicatrizaron tras la Transición.
Que conste que les defendería de igual manera si los peregrinos fuesen budistas o de cualquier otra religión que defienda los Derechos Humanos. En esto, mi condición de católico no me influye, ya que desde hace mucho tiempo tengo una visión claramente laica de la política.
Realmente piensa la izquierda española que dejar campar a sus anchas a estas hordas de totalitarios, entregándoles las calles, les beneficia de cara a las próximas elecciones generales, yo creo que no, y proximamente lo veremos.

lunes, 15 de agosto de 2011

La modificación de la LOREG, un auténtico "GOLPE DE ESTADO"

La mayoría de los ciudadanos no lo saben, pero las próximas elecciones generales del 20-N no están abiertas a todos los partidos. Por primera vez, a los partidos pequeños, se les impone una barrera electoral prácticamente insuperable.
PSOE y PP con la connivencia de los demás partidos con representación parlamentaria han decidido que la democracia es de ellos y que o les votas a ellos o no votas a nadie más.
Por lo visto estaban muy preocupados del aumento de votos a partidos minoritarios, que ya significaba casi el 6% del total.
En contubernio antidemocrático se han inventado una nueva barrera electoral con la intención de frenar a los partidos minoritarios y a los movimientos surgidos de la sociedad civil, una sociedad civil cada vez mas indignada con la clase política.
Esta reforma de la norma electoral supone que las candidaturas que no tienen representación en el Parlamento Nacional deberán aportar el aval del 0,1% de firmas del censo de la circunscripción en donde se pretenden presentar. Es decir, a los partidos más débiles se les exige que fundan sus escasos recursos antes de las elecciones para poder cumplir las nuevas condiciones.
Mientras los candidatos de los grandes, viejos y desprestigiados partidos hacen pre-campaña, los minoritarios se estarán “partiendo los cuernos” intentando conseguir un número de firmas difícil de conseguir.
Llamemos a las cosas por su nombre, esto es un auténtico “Golpe de Estado” a la Democracia perpetrado con nocturnidad por el bipartidismo y sus cómplices.
Cuando, según recoge el CIS, para los ciudadanos españoles la “clase política” es un gran problema, esa clase se dedica a cambiar leyes que ahogan un poco mas a nuestra débil democracia.
Esta claro que PP y PSOE están de acuerdo en todas las medidas que acaben con la pluralidad, lo de ellos es la alternancia, darle a los ciudadanos solo dos opciones, la mala y la peor.
Los que ansiamos que en nuestra Nación se produzca una profunda regeneración democrática hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que se rebele ante este tipo de hechos y se deje claro que los ciudadanos estamos, sobre todo, por la libertad y la igualdad, ya que sin ellas difícilmente habrá justicia y democracia.

domingo, 14 de agosto de 2011

Italia le da una lección a nuestro gobierno.

Mientras que el gobierno español es incapaz de realizar las reformas estructurales necesarias para que empecemos a salir de la dificilísima situación económica que padecemos, el gobierno italiano aprueba un duro y valiente ajuste económico. En la toma de estas medidas ha debido influir necesariamente la presión ejercida por el Banco Central Europeo (BCE), pero por su calado y sus consecuencias podemos calificar la decisión como valiente, independientemente de que, se pueda o no, estar de acuerdo con cada una de dichas medidas.
La reforma de la organización territorial italiana supone una auténtica revolución, pero si se analiza y se va al fondo, es lógica y muy racional. La reducción de entidades locales ha sido una constante en muchos países europeos desde hace años, a modo de ejemplo diré que el Reino Unido ha reducido sus municipios a la tercera parte, Alemania en idéntica proporción y Bélgica los ha dejado en la cuarta parte.
España posee un modelo municipal, antiquísimo y nunca modificado, que necesita un cambio urgente para que se pueda seguir garantizando la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos.
De los pocos más de 8000 municipios que existen en España, casi 5000 tienen menos de mil habitantes. Si queremos que todos los municipios presten los servicios esenciales con una calidad semejante, la disparatada organización municipal actual no lo garantiza ni por asomo. Con una reforma racional se ahorraría mucho dinero. Se podría reducir el número de alcaldes y concejales a la tercera parte, y ya no harían falta tantos funcionarios ni empleados públicos.
La pregunta, es, ¿Y en España porque no se hace algo parecido? Pues sencillamente porque a PP y PSOE se les revelarían sus huestes de politiquillos locales profesionales cuya mayoría ni siquiera han hecho “una o con un canuto” fuera de la política en toda su vida, y que decir de la legión de enchufados que tienen en los ayuntamientos.
Al final terminamos en lo de siempre, unos solo pensamos en que es lo mejor para nuestra Nación, para los otros, lo importante son la saca y el pesebre. Esa es la triste realidad de la política española.
Y de las Diputaciones Provinciales hablaremos más adelante en otro artículo. De esos cementerios de elefantes de políticos quemados, acabados y enchufados hay muchísimo que hablar.

sábado, 13 de agosto de 2011

De Cospedal, se equivoca.

Los farmacéuticos de Castilla La Mancha llevan desde el mes de mayo sin cobrar por los medicamentos que expenden con receta, y a la presidenta, De Cospedal, lo único que se le ocurre es arremeter contra ellos por el cierre del pasado jueves anunciando duras sanciones.
De Cospedal se equivoca, el dinero lo debe la institución que ella preside desde las últimas elecciones, ella actualmente es la máxima responsable de pagar esa deuda aunque todos sabemos que el problema lo ha heredado de la nefasta gestión de los socialistas Bono y Barreda.
España posee con diferencia el mejor sistema farmacéutico del mundo, lo que ocurre es que si el bipartidismo sigue gestionando como lo hace, probablemente acabará con él.
El gobierno socialista se ha encargado de hacer creer a los ciudadanos que tener una farmacia es un gran negocio, que o bien se heredan o bien solo las pueden comprar licenciados con gran poder económico debido al alto precio de las oficinas de farmacia en venta. Y yo digo en voz alta que la mayoría de las veces eso no es cierto, ya que muchos farmacéuticos, por falta de recursos, se ven abocados, o a endeudarse fuertemente de por vida, o bien, a abrir una farmacia en un pequeño núcleo de población donde a duras penas obtienen beneficios para subsistir y casi siempre cambiando bruscamente su modo de vida y el de su familia, acompañados, sin duda, de una gran dosis de vocación.
De Cospedal pretende que los farmacéuticos pidan créditos avalados por su patrimonio personal para financiar los incumplimientos institucionales sin haber un compromiso de fecha de pago por parte de la Comunidad Autónoma, algo que difícilmente van a aceptar.
Ahora nos dicen los populares que el sistema sanitario está en quiebra, conviene recordar que fue José María Aznar el que transfirió la Sanidad a las CCAA, y también conviene recordar que PP y PSOE siempre han votado negativamente en el Congreso las propuestas encaminadas a devolver competencias al Estado Central. Y esta actitud de PP y PSOE la entendemos, si votan devolver competencias acaban con cualquier posibilidad de pactar con los nacionalistas, y como para ellos lo importante no es el interés general, sino conseguir el poder o mantenerse en él, pues optan por su interés en detrimento del de España, optan por perjudicarnos a todos.
Ahora, amenazan los farmacéuticos castellano-manchegos con cobrarles a los ciudadanos íntegramente los medicamentos y que luego ellos se lo reclamen a su Comunidad Autónoma. Esto puede convertirse en un caos ya que habrá personas, como el colectivo de pensionistas, que difícilmente puedan hacerlo por sus escasos ingresos, aunque al asistirles la razón, si toman una medida de este calado deberemos entenderlo.
Que nadie dude que tras Castilla La Mancha quebrará la Comunidad de Murcia, Andalucía y otras.
Resulta evidente que la competencia de Sanidad debe volver cuanto antes al Estado, simplemente por la incapacidad manifiesta de gestión por parte de las CCAA, independientemente de su signo político.

jueves, 11 de agosto de 2011

Guiño del Partido Popular a CiU por si acaso……..

Vivimos un nuevo episodio de la gran tragedia de la política nacional. Pese a que casi todos dan por hecho que el PP ganará por mayoría absoluta las próximas elecciones generales, siempre existe la improbable posibilidad de que el PSOE recorte esa enorme distancia que les separa en intención de voto.
Ante esto, la reacción del PP es totalmente impropia de un partido nacional y que se supone defiende unos principios. Por si acaso no ganasen por mayoría absoluta empiezan a hacerle guiños a los nacionalistas catalanes de CiU, y esa es la gran tragedia de nuestra política, que un partido nacional “se baje los pantalones” para asegurarse el apoyo de los nacionalistas para llegar a la Moncloa. Aunque muchos estén acostumbrados a ello, yo me sigo rebelando.
Según ha publicado Europa Press, el portavoz del Partido Popular en el Parlamento Catalán, Enric Millo, ha asegurado el pasado martes estar dispuesto a hablar sobre la inclusión del adhesivo “CAT” en las matrículas de los vehículos catalanes.
En la actualidad, llevar el distintivo CAT en la matricula es ilegal, por lo que Guardia Civil y Guardia Urbana multan por ello en Cataluña.
Todos sabemos como piensan y como actúan los partidos nacionalistas, y por ello gozan de todo mi desprecio, lo que no es normal es que PP y PSOE cedan siempre ante ellos cuando necesitan sus apoyos para llegar al poder.
Alguien puede pensar que lo del CAT en las matrículas es algo menor, pero no es así, de seguir con esta política de cesión continua por parte de PP y PSOE, una política que dura ya más de tres décadas, pronto desaparecerá de Cataluña todo vestigio de españolidad.
Por lo visto en este caso, el PP tiene principios de quita y pon, y se está preparando el futuro próximo, por si acaso. Los políticos profesionales de PSOE y PP “tanto monta” quieren siempre seguir mamando de la ubre de la vaca. El problema es que la vaca es España y sus ubres a las que están aferrados somos nosotros, los ciudadanos. Y empezamos a estar hartos.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Anticlericalismo igual a intolerancia

Faltan pocas fechas para que nuestro país reciba la visita del Papa, Jefe Espiritual de la Iglesia Católica y Jefe del Estado Vaticano, con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).
Este acontecimiento va a hacer que recibamos a un gran número de visitantes procedentes de todo el mundo con el beneficio que eso supone para nuestra economía. Y qué decir de la promoción turística que España va a conseguir al aparecer en todos los medios de comunicación de nuestro planeta por este hecho.
Conviene recordar que en la última encuesta que realizó el CIS, abordando el tema religioso, casi tres de cada cuatro españoles se sienten católicos, eso sí, la mayoría de ellos no practicantes. También conviene tener en cuenta que cada vez más españoles ponen su cruz en la casilla de su Declaración de la Renta para ayudar a la Iglesia Católica.
Tras esta introducción creo que podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la gran mayoría de los españoles se consideran católicos, y por lo tanto, se supone que felices de que el Papa nos visite.
Abordo este asunto con la ventaja, de por una parte, ser católico, y de otra, tener una visión laica de la política.
Desde que se anunció la visita del Papa, hemos podido observar como se ha movilizado esa minoría de anticlericales que existe en nuestro país, con sus asociaciones y con el apoyo, haciéndoles de altavoz, de la izquierda más o menos radical.
En gran parte de la izquierda subyace una intolerancia atroz contra todo lo que huela a Iglesia Católica, cuando curiosamente es una institución que respeta escrupulosamente el sistema de libertades que nos hemos dado y los derechos humanos. En cambio, estos individuos muestran sorprendentemente su simpatía hacia otras religiones que vulneran sistemáticamente esos derechos humanos e incluso utilizan la violencia por norma.
Confiemos en el buen juicio de nuestros gobernantes, que son los responsables de garantizar la seguridad de la JMJ, no permitiendo ningún acto público de índole anticlerical que pudiera desembocar en un enfrentamiento con los que solo acuden en paz y alegremente a dar testimonio de su fe.
Además, todo tiene fácil solución, si no te gusta algo, no vas, pero dejas ir a los que si les gusta. Eso se llama LIBERTAD, aunque la izquierda anticlerical e intolerante no lo entienda.

lunes, 8 de agosto de 2011

La cara dura de José Bono

Yo particularmente he quedado perplejo ante la propuesta formulada por José Bono en relación a su recomendación de que se forme un gobierno de “salvación” entre PP y PSOE tras las próximas elecciones generales.
Cuando la totalidad de las encuestas electorales dan por ganador al Partido Popular y auguran un importante descalabro socialista en la próxima cita electoral, al presidente del Congreso le sale de forma intencionada su vena patriótica, mientras su partido ha gobernado durante cerca de ocho años despreciando por norma las propuestas de la oposición y ha intentado por todos los medios situarlos fuera de la democracia, llamándola incluso antipratiota, nunca dijo nada y ahora, cuando ve la que se avecina hace esta especie de reflexión en voz alta.
Bono es un personaje singular, es del PSOE pero le cae bien a cierta gente del PP, ya que siempre ha utilizado inteligentemente su condición de católico, pero que nadie se equivoque, jamás fue ni será de centro, es simplemente, un equilibrista de la política, un cara dura, un político profesional que ha utilizado la política para que sus negocios familiares les vayan viento en popa y su patrimonio crezca y crezca. Dicen las malas lenguas que sigue en política gracias a su camarada Conde Pumpido, quien desde la Fiscalía General del Estado se ha encargado de blindarle ante cualquier intento de investigarle.
Pero, donde estaba Bono cuando se aprobó el Estatuto de Cataluña, donde estaba cuando su partido reabría desde el gobierno las heridas, ya cicatrizadas, de la Guerra Civil, donde estaba cuando su partido iba desmontando todo lo conseguido en la Transición, donde esta cuando cada día se impide a españoles ser educados en nuestra lengua común en partes del territorio español. Seguiría detallando al haber muchísimos ejemplos que demuestran que él siempre ha apoyado políticas liberticidas, de confrontación y no de consenso.
Ahora el listo de Bono cuando tiene la casi certeza de que los suyos van a perder, pues nada, tiene la feliz idea de que el contrario les conceda tablas “por patriotismo”, desde luego ha estado inconmensurable.
Aunque reconozco que del indefinido Rajoy se puede esperar cualquier cosa, supongo que sus complejos no le harán aceptar semejante propuesta.
El que gane las elecciones lo que tiene que hacer es llegar al máximo de acuerdos con la oposición a la vez que tomar las medidas necesarias para sacarnos del agujero en donde nos han metido Zapatero, Rubalcaba y Bono, entre otros, y ser capaz de traer a España esa regeneración democrática que tanto necesitamos. Y le pido por favor que no pacte con los partidos nacionalistas ni se deje chantajear por ellos, pues todos conocemos que todo lo que quieren es lo peor para nuestra Nación.

viernes, 5 de agosto de 2011

Desiguales ante la Justicia.

Hace pocos días, hemos tenido noticias de que el que fuera Presidente del F. C. Barcelona, José Luis Núñez, pese a haber sido condenado a seis años de prisión, jamás pisará la cárcel.
Esta noticia, que para la mayoría ha pasado totalmente desapercibida, a otros nos ha causado gran indignación por el significado tan demoledor que tiene.
Se confirma día a día el grado de degradación democrática al que hemos llegado, la situación actual es tal, que a los poderosos no se les aplica la misma justicia que al resto de la ciudadanía.
Con los débiles, con los que roban para darle de comer a sus hijos, y con la crisis que padecemos cada vez son más, la justicia es implacable, en cambio, ante esa nutrida fauna de corruptos, codiciosos y saqueadores, nuestra justicia se arrodilla.
Una democracia no existe si todos los ciudadanos no son iguales ante la ley. Aquí en nuestro país está claro que no lo somos.
Que pensaran de este suceso los que lucharon por traer la democracia a este país. Probablemente piensen que para esto no lucharon.
El bipartidismo que padecemos ha secuestrado la democracia en la que creemos. Luchemos por recuperarla.

lunes, 1 de agosto de 2011

Reflexiones sobre el Partido Popular y su comportamiento.

Si escuchamos estos días las tertulias políticas que tienen lugar en medios de comunicación, emisoras de radio o cadenas de televisión, afines al Partido Popular, nos daremos cuenta de los discutibles argumentos que proclaman.
Para ellos es indispensable que el PP consiga la mayoría absoluta “para que haya un gobierno fuerte que nos pueda sacar de la crisis”. El problema es que les falta decir, si el PP gana sin mayoría, con tal de conseguir el poder, se dejará chantajear por los partidos nacionalistas aún a costa de traicionar sus principios, suponiendo que aún les quede alguno, traicionar a sus votantes, y sobre todo, perjudicar a España. Y digo esto porque es sencillamente lo que siempre han hecho, tanto PP como PSOE.
La solución es muy fácil, si los partidos nacionales solo pactaran entre ellos, se acabaría el problema arrinconando a los enemigos del interés general. Lo que sucede es que la derecha española es tan torpe que hace lo imposible para que no prospere ningún partido nacional entre ellos y la izquierda, supongo que aún sabiendo que esa estrategia es perjudicial para sus intereses y para los del conjunto de los españoles.
Imaginémonos un panorama político compuesto por cinco partidos nacionales, PP, UCD (Unión del Centro Democrático), UPyD, PSOE e IU. En este supuesto, los dos grandes partidos no necesitarían para nada a los nacionalistas para gobernar, se acabaría con el chantaje y se conformarían mayorías presumiblemente dispuestas a realizar los cambios constitucionales necesarios y los referentes a la modificación de la ley electoral.
La derecha debe de entender que aún en los momentos tan difíciles que vivimos hay un importante número de ciudadanos, que por los motivos que sean, jamás les votara, y que en cambio, si votaría a un gran partido de centro, liberal, progresista, reformista y laico.
Resulta patético escuchar declaraciones de líderes populares proclamándose liberales y de centro, siguen con el complejo de siempre. Deben entender que ser de derechas y reconocerlo es tan respetable como ser de izquierdas o ser de centro. Señores del PP, quieren ocupar un espectro político tan grande que termina por vérseles el plumero. No se puede pretender representar al mismo tiempo a ciudadanos de centro, a ciudadanos conservadores y a ciudadanos de extrema derecha. Como alguien dijo, “lo que no puede ser, no puede ser, y además, es imposible”.