miércoles, 30 de noviembre de 2011

Corrupción Sistémica

De todos es sabido la magnitud que ha adquirido la corrupción política en nuestro país. Aunque los “políticamente correctos” sigan declarando que es un problema que afecta a una minoría de políticos, la mayoría de los ciudadanos sabemos que los casos de corrupción que se conocen son simplemente la punta del iceberg y que el saqueo es generalizado, salvo honrosas excepciones que seguro las hay.
Yo, que conozco el tema de primera mano, puedo afirmar que en la actualidad cualquier ciudadano que se integre en un partido político y pretenda ser escrupulosamente honesto, lo tiene muy difícil, diría yo imposible, ya que tienes dos opciones, o te corrompes como los de tu alrededor o miras para otro lado y por lo tanto eres tan culpable como ellos.
Hablamos mucho de la corrupción política pero en cambio se habla muy poco de la corrupción social, y yo me planteo, ¿no será la corrupción política únicamente un fiel reflejo de lo que ocurre en nuestra sociedad?
Cuantas veces hemos dicho o nos han dicho, la factura con o sin IVA. Cuantas veces en un viaje de trabajo hemos entrado en un restaurante y al terminar de comer nos han dicho, la cuenta son tantos euros ¿cuanto le pongo? Podríamos pensar que todo el ciudadano que participe en estos comportamientos y corruptelas varias, en donde se estafa al fisco o a la propia empresa de uno, es un corrupto equiparable a los políticos sin escrúpulos que criticamos.
Todos sabemos que esos comportamientos ciudadanos que he mencionado son moneda de cambio habitual, y diría yo que hasta nos hemos acostumbrado a ellos sin pararnos a reflexionar al nivel de degradación ciudadana al que hemos llegado. Aunque también cabe la posibilidad de que los ciudadanos que cometen estos actos sean muy conscientes de lo que hacen y lo justifiquen diciendo “si los de arriba lo hacen porque no voy a hacerlo yo”.
Por lo tanto, vale combatir la corrupción política, pero que hacemos con la otra, esa corrupción tan entroncada en el comportamiento de parte de la ciudadanía.
¿Es posible acabar con la corrupción política sin antes, o a la par, regenerar nuestra sociedad?
Muchos dirán, y posiblemente estemos de acuerdo con ellos, que todo esto es consecuencia de la pérdida de valores, que la ética y la moral social se han evaporado y que hay que recuperarlas. Pero yo me pregunto ¿y eso como se hace?

lunes, 28 de noviembre de 2011

La encrucijada del PSOE

En su próximo Congreso, el PSOE se juega mucho más de lo que algunos piensan, o endereza el rumbo, se refunda y vuelve a ser lo que siempre fue, o por el contrario, mantiene la peligrosa deriva que inició hace casi una década.
Alguien me puede decir que le queda al actual PSOE de aquel partido nacional y vertebrador de España. En que lugar de su reciente camino se dejaron olvidada la defensa de la libertad, de la igualdad y de la solidaridad. Posiblemente cuando decidieron ser más nacionalistas que los nacionalistas con la única finalidad de conseguir el poder y mantenerse en él, aún a costa de traicionar sus esencias.
El PSOE debe de tener verdaderos problemas de banquillo, su cantera debe de andar “cortita” cuando parece ser que Rubalcaba y Chacón, es decir, los que representan el fracaso y el continuísmo, son quienes se postulan para llevar el timón del “nuevo PSOE”. Es obvio que los que se han cargado un proyecto no pueden pretender ser los artífices de su refundación.
No tengo la menor duda de que lo que necesita España es un PSOE fuerte, cohesionado y defensor de la legalidad.
Alguien piensa que la independentista Chacón, sí esa señora que manifestaba no hace mucho tiempo que el PSC era un partido distinto al PSOE y que por lo tanto debería tener en el Parlamento grupo propio, sí esa señora que no hace mucho llamaba al desacato, a la desobediencia a las sentencias judiciales pese a ser ministra, sí esa señora que daba su apoyo a quienes en mitines independentistas insultaban a nuestra nación y por ende a todos nosotros. Alguien piensa que Carmen Chacón puede aportar algo positivo a su partido, o por el contrario lo continuaría llevando por la demencial linea de Zapatero hacia un camino sin retorno.
Hablemos de Rubalcaba, otro de los que se postula tras su estrepitoso fracaso electoral. Alguien en su sano juicio aún piensa que este señor puede aportar algo positivo a su partido y a nuestra sociedad. Quien ha estado involucrado en los episodios mas oscuros de la política en los últimos tiempos puede ahora pretender que impere la amnesia general y le den su confianza sus compañeros de partido tras el varapalo que le ha infligido la ciudadanía.
Como vemos se presentan tiempos difíciles para el socialismo español.

viernes, 25 de noviembre de 2011

¿Quién da el carnet de centrista?

Alguien me podría decir si existe algún test fiable y homologado expedido por algún organismo o institución que certifique si alguien es de centro. Lo digo porque cada vez hay más compañeros que dudan de que el que tienen al lado sea centrista o de que cualquier partido que se denomina de centro lo sea. ¿Quien se puede arrogar la potestad de otorgar certificados de pureza ideológica?
Yo reconozco que me entra un escalofrío cada vez que le escucho a un dirigente del Partido Popular decir que ellos son de centro-derecha y que representan a los ciudadanos de centro, claro está, todos entendemos porqué lo dicen, pues sencillamente para pescar votos en nuestro caladero, y tengo que reconocer que en parte lo están consiguiendo. Pero que alguien me explique como un partido puede querer ocupar una franja tan amplia del espectro político, desde la extrema derecha hasta el centro, eso es imposible por mucho que intenten convencernos.
En dos ocasiones he realizado el famoso Test de Nolan y afortunadamente siempre me ha salido que soy de centro, liberal y progresista, además yo tengo la gran ventaja de que en mis artículos siempre digo lo que pienso y es muy fácil, simplemente leyéndolos, catalogarme políticamente.
En mi anterior artículo llamé la atención por el excelente resultado obtenido por Foro, quienes han obtenido un escaño. Recordé que en su manifiesto político se definen como de centro reformista y manifesté que deberíamos iniciar todos los centristas una reflexión profunda sobre el hecho. Pues bien, tal y como yo predije, algunos compañeros, a los que siempre he respetado profundamente, se han echado las manos a la cabeza y han afirmado con rotundidad en Facebook que Foro está a la derecha del PP y que por lo tanto no es un partido de centro.
Yo puedo entender que se juzgue a un político por lo que propone desde la oposición o por lo que hace cuando gobierna, lo que me cuesta entender es que se juzgue a un político por haber pertenecido a un partido en el pasado. Utilizando ese criterio, yo no podría ser de centro, pues estuve en el PP y en UPyD. Personalmente creo que las personas que estamos en política evolucionamos ideológicamente con el tiempo, generalmente para mejor, ya que conocemos de primera mano lo peor de la política y lo peor de quienes están en política por motivaciones inconfesables. A la gente que evoluciona siempre hay que darle un margen de confianza.
Justamente en el centro político es donde hay, desde mi punto de vista, menos uniformidad ideológica, pues las distintas sensibilidades sobre ciertos temas son muy patentes. Para mi, esto es muy positivo, nos enriquece.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Por fin un partido centrista en el Parlamento

Mucho se ha hablado del resultado de estas elecciones, pero pocos se han dado cuenta de que ha ocurrido algo realmente importante. Tras muchos años, la voz del centrismo se oirá en el Parlamento. Foro de Ciudadanos, el partido presidido por Francisco Alvarez Cascos, ha conseguido un escaño, un partido que se proclama en su manifiesto político como de centro reformista.
Parece mentira que cuando los centristas de este país llevamos tanto tiempo esperanzados en que llegara el día en que la opción política de centro vuelva al lugar que le corresponde en la política española, un partido como Foro consigue entrar en el Parlamento y pocos de nosotros planteamos una reflexión seria sobre el asunto.
Todos conocemos los paupérrimos resultados obtenidos por los pequeños partidos centristas que han podido presentarse en unas cuantas circunscripciones, mejor dicho, donde les han permitido presentarse. Conozco de sobra la ilusión y el trabajo realizado por los militantes de estos partidos, tienen mi absoluto reconocimiento a la labor que han realizado, pero vistos los resultados no habría que plantearse cambiar de estrategia. Vale la pena que esos partidos sigan trabajando en solitario, o por el contrario, sería descabellado plantearse la posibilidad de unirse al proyecto centrista que ha conseguido entrar en el Parlamento.
Sé que muchos dirán que lo que propone Foro no es exactamente igual que lo que proponen ellos, quizás alguno se atreva a decir que Foro es un partido de derechas por la procedencia de su lider y de muchos de sus militantes. Yo siempre he tenido muy claro que lo que nos une a todos los centristas son una serie de ideas fundamentales y que en lo demás no hay porqué coincidir, son matices o distintas sensibilidades entre hermanos y me atrevería a decir que afortunadamente. Todo eso se debería superar con nuestro talante conciliador y nuestra predisposición al consenso. Si lo proponemos hacia fuera deberíamos cumplirlo hacia dentro, ¿no os parece?
Foro habla en su manifiesto de su “carácter reformista, que aspira a la excelencia del esfuerzo y el rigor, y a la superación, desde la rebeldía democrática, de un sistema político que nos ha traído profundas desigualdades entre los territorios. De que es “un movimiento cívico de rebeldía democrática, gestado en la crisis de los grandes partidos nacionales que, tras el espectacular respaldo recibido en Asturias, aspira a seguir creciendo, fiel a sus principios, allí donde sirva de cauce a las aspiraciones reformistas de cambio político, de progreso social y de igualdad entre todas las Comunidades Autónomas españolas, sin privilegios ni exclusiones.
FORO plantea “otra forma de hacer política en el aquí y el ahora del Estado de las Autonomías. Queremos que sea un camino para que nadie en España sea más que otro, pero tampoco menos que los demás”, así como manifiesta “su vocación para unir y para sumar, en beneficio de la patria común que es España”, manifestando también “por eso nuestro lema -Más FORO, mejor España- resume el sentimiento constructivo de que cuanto más asturianos sean los asturianos, o más madrileños los madrileños…, más y más profundamente españoles serán.
Tengo que deciros que lo único que estoy haciendo en este artículo es pedirle a los centristas de este país que reflexionen sobre este hecho y que decidan si esta puede ser una oportunidad para la ansiada unión, o por el contrario, no terminan de verlo.
Tengo que manifestar también que desconozco si Alvarez Cascos y el resto de los fundadores de Foro tenían en su mente cuando lo crearon convertirse en una opción para unificar el centro político español o si no pretendían llegar tan lejos.
Los que colaboramos en el proyecto, que ya es una realidad, de Radio Digital Siglo XXI tenemos la oportunidad de poder invitar a nuestra tertulia política de los martes “Hablando con Libertad (HCL) a un dirigente de Foro, que nadie dude que le plantearemos todas estas preguntas.
En la confianza de que este artículo no hiera la sensibilidad de ningún compañero y, por el contrario, ayude a aclarar ideas, lo doy por finalizado.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Tu Ley Electoral: la hermandad entre el bipartidismo y los nacionalistas

Tenemos que ser claros y decirles a los ciudadanos que sus votos no han quedado reflejados en el parlamento, que una Ley Electoral injusta sostenida por el PP y el PSOE, hace que a ellos dos y a los partidos nacionalistas les sea mucho mas fácil obtener los escaños. Como les interesa a los del bipartidismo, y como salen descaradamente beneficiados, la mantienen.

Como se sabía de antemano, el PP ha arrasado y el PSOE se ha hundido. UPyD ha crecido en 850.000 votos e IU en 675.000, y nuevos partidos minoritarios han obtenido representación por vez primera. Queda claro que cada vez hay más ciudadanos que le dan la espalda a los dos grandes, cada vez hay mas ciudadanos que están hartos de la alternancia y desean que haya mucha más pluralidad parlamentaria.

Resulta bochornoso comprobar el hecho de que, si a los dos grandes partidos les cuesta un escaño 60.000 votos, a IU le supone 150.000 y a UPyD 225.000, mientras que a Amaiur solo le han bastado 47.000. Debemos saber que si estas elecciones se hubieran realizado teniendo en cuenta una única circunscripción nacional, es decir, con resultados totalmente proporcionales a los votos emitidos por los ciudadanos, IU tendría en torno a 28 diputados y UPyD 18, claro está, los dos grandes perderían. No tengo la menor duda de que quienes se alternan en el poder están de acuerdo en mantener este gran fraude a la ciudadanía por los siglos de los siglos.
Y si hablamos de bochornos, qué más bochorno que un partido proetarra, Amaiur, disponga de 7 diputados y 3 senadores con sus escasos 330.000 votos y gracias a la Ley Electoral del PPSOE. Lamentable, una ofensa para las victimas del terrorismo y un insulto para los ciudadanos de bien de este país. Convendría también recordar que Equo, con 215.000 votos, se ha quedado sin representación.
Hablemos del gran triunfador, Mariano Rajoy, el político que gracias a los resultados obtenidos por su partido en las pasadas municipales y autonómicas, y ahora en estas generales, ostenta más poder que el que tuvo ninguno de sus predecesores. El Partido Popular puede tomar las medidas que considere necesarias para sacar al país del abismo en el que nos han metido los socialistas; con su mayoría no depende de nadie. Si acierta todos lo reconoceremos, y si por el contrario se equivoca, no tendrá excusa posible.
Todos sabemos que va a tener que tomar medidas duras, esperemos que no le tiemble el pulso y las tome. De entrada Cayo Lara (IU) ya se lo ha advertido, ellos y los sindicatos se movilizarán en la calle si las medidas no les satisfacen. y está claro que no les van a satisfacer. Yo personalmente pienso que la izquierda se equivoca. Estamos en una situación de emergencia económica nacional y no pueden pretender ganar en algaradas callejeras lo que no han sabido ganar en las urnas. Quieran o no quieran, el PP tiene todo el respaldo y la legitimidad necesarias para tomar las decisiones que considere oportunas. Aunque todos sabemos que no ha hecho méritos para tener ese gran respaldo, pero cuando tu adversario está "grogui" suelen pasar esas cosas.
Y un PSOE con sus escasos 110 diputados, famélica legión de exministros, expresidentes autonómicos, exconsejeros y chupópteros de distinto pelaje, pléyade de malos gestores; casi todos impresentables y acabados politiquillos profesionales. Qué se supone que van a hacer en una legislatura en la que en cuanto hablen les pueden poner “coloraos” recordándoles su gestión anterior. El PSOE lo tiene tan difícil en la oposición como el PP en el gobierno.
Muchos decían que para el PSOE una gran derrota era lo mejor para su regeneración interna. Es decir, echar a los de siempre y que llegara savia nueva. Yo no lo tengo tan claro. Rubalcaba lo mismo hasta pretende continuar mandando y si la alternativa es Carmen Chacón, apaga y vámonos. El PSOE siempre fue un partido vertebrador de España, un partido nacional que defendía la libertad y la igualdad, un partido cercano a posiciones socialdemócratas. Con Zapatero, el PSOE ha sido socialista radical y ha hecho políticas afines a los nacionalismos periféricos. Esto tiene que acabar. España necesita a un PSOE nacional, sensato y razonable, ni Rubalcaba ni Chacón lo son.
¿Cómo pretende la separatista Carmen Chacón, la que apoyó las palabras de aquel payaso llamado Rubianes cuando en abril de 2008 y en un acto independentista, se “cagó en España”, ser la que dirija los destinos del PSOE?
Por el bien de nuestra nación, que los que tomen las decisiones acierten.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Hoy me he sentido un activista

Pues sí, cuando he ejercido mi derecho a voto a primera hora de la mañana me he sentido un activista a la vieja usanza. He sacado mi rotulador rosa y he escrito “SENADO NO” sobre la papeleta color sepia ante los extrañados ojos de los allí presentes. Reconozco que me he sentido muy bien al hacerlo, y es que cuando uno hace las cosas de acuerdo con lo que le dicta su conciencia suele pasar eso.
Como ya he manifestado en otras ocasiones, mi voto al Congreso de los Diputados ha sido para UPyD. Teniendo en cuenta que en la circunscripción de Sevilla no se presentaba ningún partido centrista o liberal, esa era mi única opción aceptable. Ha sido probablemente mi último apoyo a UPyD, al que fue mi partido. Y lo he hecho porque considero que el partido de Rosa Diez se merece tener grupo parlamentario propio, porque el enorme trabajo realizado por Rosa Diez en la ultima legislatura merece ser reconocido y, principalmente, porque esa opción debe tener voz en el parlamento para seguir combatiendo los abusos del bipartidismo que padecemos.
Desde este modesto Blog también quiero desearle lo mejor a todos los partidos centristas y liberales que pese a las dificultades consiguieron entrar en algunas circunscripciones. Aunque en el presente suene a ciencia-ficción sigo confiando en que en un futuro próximo seamos capaces de crear una alternativa de centro con la suficiente fuerza para hacerle frente en las urnas al "PPSOE", que le haga entender a los ciudadanos todo el mal que le han hecho a nuestra democracia los partidos viejos y que se convenzan que aunque no lo sepan muchos de ellos son ideologicamente centristas.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Rubalcaba miente y Rajoy no dice la verdad

Rubalcaba no puede seguir mintiendo, si el PSOE ganase estas elecciones, a las 24 horas España estaría intervenida, y él lo sabe, Europa no se cree que el pirómano pueda apagar el fuego. Llevamos ya demasiados años gastando más de lo que ingresamos, la deuda del Reino de España asciende a 700.000 millones de euros, lo que nos obliga a pagar 100 millones de euros diarios sólo de intereses.
Cuando Rubalcaba dice sin sonrojarse que si él es presidente del gobierno España pedirá a Europa una moratoria de dos años antes de tomar medidas drásticas, miente descaradamente, incluso ganando el PP, Rajoy dispondrá de muy poco tiempo de margen para meter el bisturí y todos lo sabemos, la diferencia es que si los ajustes los hacemos nosotros, por muy brutales que sean nos serán más llevaderos, pero si por el contrario, nos intervienen y nos obligan, las consecuencias van a ser mucho más trágicas. Rubalcaba con la campaña que está haciendo, no solo miente, también pone por delante sus intereses partidistas a los intereses generales de todos los ciudadanos españoles.
Cuando Rubalcaba acusa a Rajoy de tener un programa oculto, tiene razón, el problema es que es el único programa posible para los del bipartidismo. Lo que resulta lamentable es que el co-responsable de la ruina que tenemos encima utilice esa estrategia.
Y ya sabemos lo que nos espera, Rajoy gana, hace lo único que le dejan hacer, Europa y su gente, y el PSOE lanza a los sindicatos y a los antisistema a la calle. Eso pasará probablemente y demostrará una gran falta de patriotismo de la izquierda española cuando ellos son los grandes responsables de lo que ocurre. No olvidemos que los sindicatos han sido los grandes cómplices de lo realizado por Zapatero.
Antes he hablado del único programa posible para el bipartidismo, y lo he dicho porque ante el panorama actual hay tres opciones, la primera es subir impuestos, la segunda hacer recortes en Sanidad, Educación y prestaciones sociales (que suponen el 80% del gasto), y la tercera, que es la primera que deberían hacer y que nunca harán, suprimir el Senado, suprimir las Diputaciones, privatizar las televisiones autonómicas, suprimir las empresas públicas, prohibir por ley contratar asesores, acabar con los privilegios de la clase política, suprimir las duplicidades y devolver al Estado las competencias de Sanidad y Educación entre otras. Sí, Rajoy nuca hará esto, si lo hiciese, toda una legión de profesionales de la política se quedaría sin trabajo y le retirarían su apoyo, por lo que sus caciques territoriales nunca se lo permitirán.
Al final lo de siempre, los curritos pagaremos, y ellos, los sin escrúpulos, los políticos vividores, los que viven a nuestra costa, seguirán a lo suyo.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Monarquía, si. Pero solo si cumple con su cometido

Lo primero que tengo que decir es que no soy ni monárquico ni antimonárquico. Soy un ciudadano más, de los que piensan que si la Corona cumple con su cometido, debe seguir. Desgraciadamente, este es un asunto, que como todo, está politizado. Históricamente, las derechas han sido monárquicas y las izquierdas republicanas. Hoy en día, el único partido con representación parlamentaria que se declara abiertamente republicano es Izquierda Unida, un partido minoritario que nunca ha renunciado a la III República.
Hay que reconocer que bajo el reinado de nuestro actual Rey, España ha disfrutado del más largo periodo de estabilidad y prosperidad en democracia.
También tenemos que reconocer que nuestra democracia está aún muy verde para plantear el debate de la monarquía, nuestra sociedad carece aún de la madurez y el valor necesarios para abordar este asunto.
A lo largo de su historia, España ha sido dos veces una república, y en ambas ocasiones lo fue porque el rey salió huyendo al temer por su vida. El primero en dejar sin cabeza a la Corona española fue Amadeo de Saboya y el segundo Alfonso XIII.
Tenemos que reconocer que la institución monárquica en los países europeos donde se mantiene no goza de buena salud, en unos es cuestionada en sí misma y en otros sufre desprestigio por el comportamiento inadecuado de los miembros de las respectivas Casas Reales.
Nuestra Corona, debemos reconocer que goza de buena salud y prestigio, solo empañado por el inapropiado criterio a la hora de elegir quienes iban a ser los esposos de nuestras infantas. Los que han criticado por anacrónico el sistema de casar a los miembros de la realeza con sus iguales, tras ver los riesgos que se corren al no cumplir este antiguo precepto, dándole quizás entrada en una familia real a personas que con su actitud y comportamiento pueden poner en entredicho a la propia institución, es posible que empiecen a entender el porqué se hacía.
Ayer, nuestro Rey, cometió un grave error, estando de baja para asistir a actos oficiales, le vimos en el Gran Premio de Formula I de Abu Dabi. No soy quien pero lo diré, si no está en condiciones físicas para cumplir con sus deberes de monarca, tampoco debe estar para sus viajes de placer. Quizás, con esto, nuestro monarca nos recuerde que él también es un hombre de carne y hueso, y que también comete errores.
Tengo muy claro que hasta que no se supere la grave crisis nacional, política e institucional que padece España será imposible abordar el asunto de la monarquía. Con la que tenemos encima solo nos faltaba abrir ese melón.

jueves, 10 de noviembre de 2011

La vergüenza del veto a UPyD en los debates electorales

Veo con indignación como a UPyD se la margina sistemáticamente de casi todos los debates electorales. Es evidente que la partitocracia imperante trata de impedir que el mensaje de UPyD llegue a los ciudadanos. Teniendo en cuenta que de todos los partidos con representación parlamentaria es el único que propone medidas importantes de regeneración democrática, entendemos perfectamente el motivo por el que lo hacen.
Los que controlan el sistema deben pensar que los ciudadanos “nos chupamos el dedo” y que no nos damos cuenta de las maniobras “poco legales” que se emplean contra la formación política que lidera Rosa Diez.
Lo lamentable es que al único partido del disuelto parlamento que propone que haya una Ley Electoral mas justa, que propone que tengamos una justicia mas independiente, que propone acabar con el despilfarro, la corrupción política, los privilegios de los políticos, las duplicidades, controlar el gasto en las CCAA, que la Educación vuelva a ser competencia del Estado y que los nacionalistas no condicionen la política común, sea el único al que le hacen esto. A estos precisamente se les combate, cuando la ciudadanía reclama precisamente medidas de este tipo por ser imprescindibles y necesarias para acabar con la grave crisis económica, institucional, política y nacional que padece nuestra nación.
Todos sabemos quien va a ganar estas elecciones, y también sabemos quien las va a perder. Lo que muchos deseamos es que Rosa Diez y su gente consigan tener, como mínimo, grupo parlamentario propio, y como máximo convertirse en la tercera fuerza política, para así dispongan de mas medios y mas oportunidades para intentar acabar con la partitocracia actual, y construir una democracia auténtica y limpia. Y digo esto, porque entiendo que si tienen la oportunidad van a llevar a cabo lo que proclaman. Si no lo hiciesen, que nadie dude que todos los liberales y centristas españoles lo denunciaremos.
El fenómeno UPyD y su irrupción en la política española ha sido un tema habitual en las conversaciones de ciudadanos que por nuestra forma de pensar nos encontramos en el espectro político entre PP y PSOE.
Yo estoy planteando estos días una pregunta a la gente con la que me relaciono. Un liberal, un centrista, un progresista, un social-demócrata, toda esa fauna política que decimos pestes del bipartidismo y nos damos cuenta de que en nuestra circunscripción ninguno de los partidos que se presentan representa nuestra forma de pensar, ¿que debemos de hacer?
Tenemos, desde mi punto de vista, la opción de votar en blanco o la de votar a UPyD, que es la única opción a la podríamos votar “sin tener pesadillas a posteriori”. Yo lo tengo claro, espero que muchos de vosotros también.
Y cuando consigamos construir entre todos un gran partido de centro, yo por lo menos aún no he perdido la esperanza, será nuestro momento.

martes, 8 de noviembre de 2011

Acabemos con la impunidad de los mangantes

Gracias al diario El Mundo los ciudadanos hemos tenido la oportunidad de conocer las andanzas de nuestro Ministro de Fomento, José Blanco. El que en su día fue el más implacable “martillo de corruptos” se encuentra en una situación límite. A falta del proceso penal pertinente y con los datos que se han hecho públicos, los ciudadanos no tenemos la más mínima duda sobre este personaje, sencillamente es uno más de esos que llegan a la política para enriquecerse, enriquecer a familiares, amigos y compañeros de partido.
Todos los demócratas españoles estamos en deuda con Pedro J. y su diario. En el pasado reciente sacó a luz asuntos turbios que otros no se habrían atrevido a sacar, y todo ello, gracias al gran equipo de profesionales e investigadores que tiene en nómina el diario El Mundo.
No solo el juez ha visto indicios de delito, la Fiscalía también los ve en el comportamiento del ministro. Pese a ello el PSOE, su partido, sigue apoyándole. Posiblemente Rubalcaba ya se esté arrepintiendo de cuando le dijo a los padres del investigado, mirándoles a los ojos en un Mitin, “vuestro hijo es honrado”. Y qué decir del furibundo ataque de Felipe González a Pedro J. llamándolo “desvergonzado y manipulador”. El que ha perdido la vergüenza desde hace mucho tiempo es el ex-presidente, que nos deje tranquilos y vuelva a su vida de nuevo rico, a sus yates y sus coibas. No se entera que él ya pertenece al pasado; un pasado con luces, pero también con muchísimas sombras.
Pero que tiene que ocurrir para que metan a un ministro en la cárcel. Existe la sensación entre los ciudadanos de que Blanco, como tantos otros a los que se les ha trincado “con el carrito del helado”, ni va a pisar la cárcel, ni va a devolver lo que se ha llevado, y eso es muy grave, la ciudadanía cree que estos personajes gozan de impunidad.
Muchos piensan que el gobierno que salga de las urnas del 20-N sentará a Blanco en el banquillo y si lo merece tendrá pena de cárcel. Permitirme que lo dude, quizás se llegue a un apaño entre los dos grandes partidos como si se tratara de un “intercambio de prisioneros”. De PSOE y PP me lo creo todo, ambos están salpicados de corrupción hasta las cejas y a ninguno le interesa hablar de corrupción en esta campaña electoral ya que saben que el entrar en el “y tu más” sería perjudicial para ambos.
Ayer pudo ser constatado en el Debate Electoral, tanto Rubalcaba como Rajoy no le dedicaron una sola palabra a la corrupción, para mí algo escandaloso. Lo que nos demuestra que si no quieren hablar de una de las causa principales de la grave crisis económica que padecemos es que no tienen la mas mínima intención de erradicarla. Aquí prima el “quitate tu que me pongo yo” y al que llega al poder se le abren muchas mas posibilidades de saquear que el que pasa a la oposición. Lo dicho, para mi bochornoso. Solo por esta causa se merecen los dos grandes partidos que los ciudadanos que aspiramos a una democracia limpia les retiremos nuestro apoyo.
Y creerme, yo de corrupción entiendo. No suelo hablar de mi experiencia personal, pero esta vez lo voy a hacer. En las elecciones municipales de 2007 fui en una lista electoral y salí elegido concejal en mi pueblo. Al poco tiempo me designan presidente local del partido y al recibir toda la documentación veo cosas que me ponen los pelos de punta. Me dirijo a los responsables provinciales, protegen a los corruptos y me hacen la vida imposible, dimito como presidente, abandono el partido y me hago concejal no adscrito para, a continuación, entregar toda las documentación en Fiscalía. El Mundo se hizo eco del asunto al filtrarle toda la documentación un gran demócrata del pueblo, y al hacerse público el asunto, los presuntos corruptos no tuvieron más opción que abandonar la política. Mientras no lo publicó la prensa, el partido los defendía. Tras publicarse les dieron diez minutos para irse, de vergüenza.
Ahora, cuando ese partido probablemente arrase en las generales, esos mismos mangantes y los compañeros que estaban al tanto de todo y miraron para otro lado serán colocados por el partido como pago a los servicios prestados. Y el honesto, el que denunció el asunto, abandonado a su suerte. Ya me lo dijeron en su momento pero no les hice caso, mi única ventaja es que duermo muy tranquilo y estoy muy orgulloso del comportamiento que tuve.
Los partidos grandes amparan la corrupción ya que parte de lo conseguido se convierte en financiación irregular para el propio partido. Por una parte, el corrupto de turno se forrra. Por otra, el partido consigue fondos. Perfecto para ellos.
Desde mi punto de vista, el político que conoce las irregularidades que está cometiendo un compañero, y no lo denuncia, es tan delincuente como él. Y conviene preguntarse ¿ porqué no lo denuncia? Pues sencillamente porque PSOE y PP son agencias de colocaciones, seguramente den mas puestos de trabajo que el INEM, y el que no trague no es colocado. Así de sencillo y de lamentable.
Que sepan que ninguno de los dos grandes tendrá mi voto, mi voto irá para quienes proponen auténticas medidas de regeneración democrática.

domingo, 6 de noviembre de 2011

La farsa del debate de mañana

Nos quieren vender el debate electoral de mañana entre Rubalcaba y Rajoy como un gran acontecimiento. Lo cierto es que cuando se conoce el formato del debate que han pactado ambos partidos tras duras negociaciones nos damos cuenta de que va a estar todo tan reglado, tan encorsetado, que se va a convertir en dos monólogos donde expliquen parte de sus respectivos programas electorales. Que nadie espere choque de trenes ni confrontación directa.
A ninguno de los dos les gustan los debates, eso está muy claro. Lo que sucede es que lo políticamente correcto lo recomienda y para ellos eso es lo que prima.
Reconozco que lo que más me ha sorprendido de ese debate es su coste, al parecer medio millón de euros; para mí un auténtico insulto a nuestra sociedad en los tiempos que corren.
¿Alguien piensa realmente que el debate va a servir para algo? Según los últimos sondeos el PP aventaja en casi 17 puntos al PSOE a falta de dos semanas para el 20-N. Y lo curioso es que el PP lleva esa gran ventaja, no por méritos propios, si no por las mentiras y la horrenda gestión de gobierno llevada a cabo por el PSOE durante estos ocho años. Una gestión que a muchos los ha arruinado y a otros nos ha quitado parte de nuestro nivel de vida, no sólo a nosotros, sino posiblemente también a nuestros descendientes. Esta tendencia es imposible de cambiar y el candidato socialista lo sabe. Rubalcaba, por mucho que esté acompañado en sus mitines por Felipe y por Alfonso lanzando esas soflamas anacrónicas y falsas, esas frases hechas que nos sonrojan y que demuestran lo poco que valoran intelectualmente a los ciudadanos que acuden a sus mitines, sabe que la suerte está echada.
Y es que mañana me escandalizaré viendo a los dos representantes del bipartidismo, ese sistema que nos ha prostituido y ahogado nuestra democracia convirtiéndola en una partitocracia pura y dura.
Rubalcaba ya no sabe ni lo que decir, y Rajoy sólo habla de economía y empleo. De regeneración democrática nada de nada, de tomar medidas para afrontar la gravísima crisis política, institucional y nacional que padecemos, nada de nada. Ellos representan una España en blanco y negro, pero da la casualidad que muchos ciudadanos aspiramos a una España multicolor que supere lo que hay, que no se conforme con una democracia representativa que representa realmente a muy pocos, aspiramos a un sistema democrático mucho mas participativo donde los ciudadanos recuperen el control de la política y de las instituciones.
Hay vida fuera del PP y del PSOE, y no sólo vida, también hay soluciones y honestidad. Hasta ahora le han cerrado el paso a los nuevos partidos, durante cuánto tiempo podrán seguir haciéndolo. Con la modificación legal última, donde se les exige a los partidos sin representación parlamentaria tengan que aportar un 0´1 % de firmas de ciudadanos de la circunscripción avalándoles, se han quitado de en medio a muchos partidos, eso sí, vulnerando claramente principios constitucionales relacionados con la igual que deben de tener todos los ciudadanos.
Yo me considero un “indignado”, pero de otro tipo. Yo soy de los que protesto, a mí no me callan ni debajo del agua, pero eso sí, siempre respetando las leyes. En eso me diferencio de los otros “indignados”. Yo abogo por recuperar la democracia desde dentro del sistema y con sus reglas, otros optan por comportamientos antisistema y rayanos con tesis totalitarias.

jueves, 3 de noviembre de 2011

La “Europa de los Mercaderes” ha fracasado

Hoy es uno de esos días en los que me siento delante del ordenador para dar mi opinión sobre un tema de actualidad sabiendo que ni tengo la formación específica necesaria para ello ni, por supuesto, dispongo de toda la información. Tengo muy claro desde hace mucho tiempo que a los ciudadanos nos bombardean con información, casi toda manipulada y al servicio “de quien paga”, es decir, al servicio de intereses espurios y, por supuesto, contrarios al interés general de la ciudadanía. Pero como, por suerte, aun nos permiten utilizar eso que se llama “libertad de expresión”, pues me lanzo y doy la opinión de un ciudadano de a pie que ha tratado de filtrar todo lo que le ha llegado y sacar sus propias conclusiones.
Al final podrían tener razón los que se referían a la unión europea que se estaba construyendo como “la Europa de los Mercaderes”, refiriéndose a que faltaban en sus cimientos los valores y los principios que la forjaron y sin los que Europa no es nada, según ellos. Para los europeistas más conservadores, la unión económica de Europa era inviable así concebida. Está claro que para los que nos sentimos progresistas, en mayor o menor medida, esos valores y principios variarían con respecto a los anteriores.
Pues bien, la Europa de los mercados, de las finanzas, de la avaricia, de la codicia y de la especulación parece estar a punto de reventar, o al menos eso nos hacen creer, y como siempre pasa, la factura la pagaremos los sufridos ciudadanos europeos, y como casi siempre ocurre, los responsables, los que se han forrado a nuestra costa, esos avariciosos y codiciosos se “irán de rositas”, seguramente teniendo su dinero a buen recaudo en cualquier paraíso fiscal.
Si realmente queremos una Europa unida, esa unión debe hacerse en todos los ámbitos, político, social y económico. Si queremos llegar a ser los Estados Unidos de Europa está claro que las naciones más ricas tendrán que hacer un gran sacrificio, Alemania lo hizo en su re-unificación y demostró que es posible.
Lo que no se puede permitir es lo que pasa en la actualidad, dentro de Europa nadie se fía de nadie, y además tienen razones para comportarse así, hay países como Grecia que llevan demasiado tiempo entregando cuentas falseadas a sus socios comunitarios. Debemos recordar que hace muy poco tiempo Europa quería verificar las cuentas españolas mediante auditores externos y nuestro gobierno se negó, es decir, de nosotros tampoco se fían, y es muy normal, ellos conocen perfectamente el desmadre económico que es la España autonómica y saben que las cuentas que declaramos tampoco son reales.
Desde mi modesto punto de vista la única solución es la unión política de Europa, un Ejecutivo Europeo, un Parlamento Europeo, leyes federales comunes, un único ejército europeo con cuarteles generales en todos los Estados miembros, fuerzas de seguridad unificadas y coordinadas,...., en definitiva, como los EEUU que conocemos pero mejorados. Todos los países europeos perderían su soberanía en pos de la europea. Ya no podría llegar ningún irresponsable iluminado a gobernar su país y arruinarlo, las CCAA de nuestro país se convertirían en simples regiones de un estado de la federación europea terminándose definitivamente los delirios independentistas de algunos. Para nosotros casi todo serían ventajas. Sé que lo que digo a alguno le puede sonar a ciencia ficción, pero creerme, lo he pensado muchas veces y si todos los europeos apostásemos por ello podría hacerse realidad.
No es normal la que se ha formado por el simple hecho de que Papandreu convoque un referendum en Grecia para consultarle a su pueblo si acepta las condiciones impuestas por sus socios europeos, es decir, Alemania y Francia. Es lógico pensar que hasta que se celebre el referendum y se sepa el resultado, Europa va a tener un periodo de inestabilidad y también es cierto que a los griegos se les consulta ahora, cuando ya están hundidos, y yo me pregunto ¿ porqué no les consultaron antes de tomar las decisiones que les han conducido al precipicio?.
Cuando vivimos un tiempo en el que muchos ciudadanos se han tirado a la calle para pedir una democracia mas participativa, resulta que se convoca un referendum y muchos se echan las manos a la cabeza. No tengo la menor duda que los que manejan los hilos de la economía global, eso que llaman los mercados, el poder económico internacional, son alérgicos a la verdadera democracia, le tienen mucho temor a que los ciudadanos se pronuncien y se les pueda desmontar su “chiringuito”.

martes, 1 de noviembre de 2011

Marruecos no respeta ni a España ni los Derechos Humanos

El pasado domingo, un eurodiputado español, Willy Meyer (IU) , ha sido retenido y agredido por la policía marroquí en la ciudad saharaui de El Aaiún.
Willy Meyer viajó este domingo a El Aaiún desde Canarias para verificar durante estos días la situación de los miles de saharauis que viven en la ciudad y en otras zonas de los territorios ocupados del Sáhara Occidental.
La policía marroquí, pese a ser advertidos por el comandante de la nave de que se encontraba en territorio español y de la condición de eurodiputado de Meyer, hicieron caso omiso, penetraron en el avión agrediéndolo y tirándolo por las escaleras. Tanto Meyer como su acompañante fueron detenidos y posteriormente deportados a Gran Canaria.
Mientras la policía del tirano marroquí actúa de esa manera, nuestro gobierno y nuestra ministra de AAEE siguen apoyando a nuestro vecino en todos los desmanes que comete contra nuestros hermanos saharauis, incluso en lo que el monarca alauí denomina “regionalización del Sahara”, es decir, perpetuar la ocupación militar e ilegal del territorio.
En estos momentos, aunque no tenga repercusión en los medios, la vida de los ciudadanos saharauis sigue amenazada a diario por el terror marroquí. Entiendo que todos los demócratas deberíamos manifestar nuestra oposición clara y contundente respecto a los sucesos que ocurren en el Sahara Occidental desde hace ya demasiado tiempo.
Los demócratas debemos exigir el cese inmediato de la represión en los territorios saharauis ocupados ilegítimamente por el Reino de Marruecos, así como condenar la ocupación marroquí y cualquier iniciativa del Reino de Marruecos encaminada a perpetuar su ocupación ilegal del territorio del Sahara.
Tienen que haber observadores internacionales en el territorio, que puedan actuar con total libertad y que den fe de lo que allí está sucediendo a diario, y que sirvan además, como garantes de los derechos humanos para la población saharaui. Con lo que le ha sucedido a Meyer queda claro que el régimen marroquí no quiere testigos de su opresión.
Debemos apoyar el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui, como condición inexcusable para cualquier solución pacífica del problema del Sahara, bajo las condiciones establecidas por la Organización de Naciones Unidas.
Debemos condenar la sumisión a Marruecos del Gobierno de España avalando con su política a un gobierno que vulnera sistemáticamente los derechos humanos de los indefensos saharauis y de su propio pueblo. No olvidemos que en Marruecos no hay ciudadanos, hay súbditos.