domingo, 31 de marzo de 2013

Rajoy: Un presidente abúlico.


Creo que nunca hubo un presidente, tan distante de todos, tan ajeno a todo, tan alejado de la sociedad, tan desentendido de los problemas generales y con tan poco contacto con los ciudadanos. A su aislamiento le llama independencia. Ni pisa la calle, ni habla con la ciudadanía, así difícilmente se puede gobernar un país.
Lo que si le preocupa es su partido, lo que acontece en él si que le interesa, el solo depende de los suyos, y el futuro de los suyos depende solo de él; por ello, para que va a realizar las grandes reformas que necesita esta país, para que va a depurar responsabilidades por la trama Gürtel o por los sobresueldos de Bárcenas, para que va a obligar a una de sus ministras a dejar el cargo pese a haberse demostrado que los corruptos le pagaban sus gastos, y podría seguir detallando.
Lo cierto, es que tras media legislatura está quedando patente que su liderazgo está siendo un fracaso, queda patente que no es el hombre adecuado para dirigir este país en unos momentos tan difíciles. Hacía falta alguien con mucha audacia y Rajoy carece de ella.
El augurio del Banco de España lo deja claro, acabaremos el año con un 27% de paro y el déficit seguirá por encima del 6%, la brutal subida de impuestos la habrán devorado esas administraciones que Rajoy se niega a reformar, con esos entes inútiles y esa legión de enchufados.
Ni uno solo de los ciudadanos que le dieron su confianza, se hubiesen planteado que cosecharía unos resultados semejantes a mitad de legislatura. ¿Para qué ha servido la mayoría absoluta que le dieron?
Si en lo económico ha fracasado, en el resto no ha actuado, ¿ha reformado el Estado? No, ¿Ha garantizado los derechos constitucionales de los españoles? No, ¿Ha metido en vereda a CCAA? No.
La mayoría absoluta le va a servir para intentar seguir en La Moncloa con la justificación de haber hecho algunas reformas de poco calado y que siempre han beneficiado a los poderosos y a los sin escrúpulos, eso sí, aprovechando que el PSOE anda cual pollo sin cabeza. Triste panorama.
Dentro del estilo Rajoy, parece que nuestro presidente espera que en lo económico cambie el ciclo y escampe, sin necesidad de intervenir para acelerar esa previsible futura mejoría. Con sus formas, Mariano Rajoy, duraría muy poco como gestor de una empresa multinacional, su inacción e incompetencia le enviarían a la cola del paro sin lugar a dudas, y en cambio, nuestro futuro y el de nuestros hijos está en sus manos, terrible.
Sus 187 escaños para lo que si le han servido es para pasar esta Semana Santa en Doñana, mientras muchos de los españoles ni siquiera pueden satisfacer las necesidades mínimas de sus familias.
Si otro de los que descansaba en Doñana, Zapatero, fue un desastre para este país; Rajoy puede pasar a la historia como un presidente abúlico.

sábado, 30 de marzo de 2013

Sevilla: Una Semana Santa con muchos matices.


Según el CIS, el 75% de los españoles se declaran católicos. Dentro de ese porcentaje, el número de no practicantes es el que predomina, eso es evidente; no obstante, en días de Semana Santa es cuando realmente se calibra la implantación del catolicismo en nuestra sociedad.
Como muchos de vosotros sabéis, vivo en Sevilla, y pese a que resido aquí desde hace ya cuatro décadas, aún me cuesta trabajo entender muchos de los comportamientos y de las situaciones que se dan en la Semana Santa de esta ciudad.
Sevilla es una ciudad donde las Hermandades tienen una implantación enorme y realizan una labor social muy importante, también es cierto, que como en cualquier colectivo humano, muchos utilizan esa vía para conseguir la notoriedad social que no pueden alcanzar en otros ámbitos, algunos critican esos comportamientos comparándolos con los que sucede en el interior de los propios partidos políticos.
No obstante, podemos afirmar, que sin las Hermandades no se podría imaginar la Iglesia sevillana de la actualidad.
Pero no nos equivoquemos, lo que hace realmente grande la Semana Santa de Sevilla no son las hermandades, son los ciudadanos que participan en ella, los que lo hacen por devoción, al entender que se trata de una manifestación religiosa y tradicional, y los que desde la falta de fe, la contemplan como una manifestación social, cultural y artística.
La Semana Santa sevillana es una mezcla de sensaciones y de contradicciones, en donde lo mismo puedes observar a un agnóstico con los ojos húmedos, que a otro haciendo de costalero. Algunos dicen que en esos comportamientos hay mas idolatría a imágenes que fe, queriendo con ello interpretar y explicar lo que ocurrió en las Semana Santa sevillana previa a la Guerra Civil, donde costaleros y nazarenos de ideología comunista defendieron a tiros a sus Cristos y a sus Virgenes ante la agresión de los que supuestamente eran sus camaradas.
Realmente, resulta muy difícil de entender el porqué de cada uno para asistir a una procesión y emocionarse, lo mejor sería dejarlo y entender que son sensaciones positivas en todo caso.
Además, es muy curioso, muchos dicen que es todos los años lo mismo y que dejan de asistir, pero lo cierto es que cada año es diferente, que en un mismo sitio a la misma hora viendo pasar al mismo Cristo o a la misma Virgen, cambia mucho de un año para otro, hay momentos muy emotivos que tienen mucha magia y surgen cuando menos te lo esperas.

jueves, 28 de marzo de 2013

Un Rajoy, blandengue y asimétrico.


Todo termina por saberse, Rajoy se reunió en secreto con Mas, supongo que si así lo hicieron, sería porque tendrán algo que ocultar. Un nuevo error del blandengue de Rajoy que refuerza al presidente de Cataluña en su pulso con España.
Rajoy insiste en sus gestos hacia Mas, para favorecer a Cataluña. En la reciente reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, Cristobal Montoro prometió flexibilidad hacia las CCAA que han incumplido el objetivo de déficit, una de ellas Cataluña. Para apaciguar a Cataluña, este Gobierno ofrece déficit a la carta, una medida asimétrica e injusta que castigaría a las CCAA que han cumplido y premiaría a los que no. Con esta medida, el Gobierno se convierte en el colaborador necesario para que los independentistas sigan despilfarrando nuestro dinero en crear estructuras de Estado para la futura ruptura de la unidad nacional. Aunque este Gobierno siempre hace lo mismo, acordaos de la Amnistía Fiscal donde beneficio claramente a los que incumplen con sus deberes fiscales, a los defraudadores.
La imagen de Rajoy, negociando a escondidas con un personaje de la calaña de Mas, resulta patética. Un Rajoy que, en vez de dejar que Mas se hunda en su incompetencia y su mala gestión, le socorre adelantándole ingresos tributarios que debería haberle entregado en junio para que así pueda hacer frente a las nóminas de los funcionarios de este mes y pagar a sus proveedores. Y todo esto a cambio de nada, pues su plan hacia la independencia sigue adelante.
Rajoy da una sensación de gran debilidad al ceder a cambio de nada ante un personaje que proclama su intención de destruir nuestra Nación. Ayer mismo CiU, reiteró que no renunciaba a la hoja de ruta marcada.
Rajoy maltrata a las CCAA leales que hacen sacrificios para cumplir los compromisos de ajuste fiscal, y en cambio, premia a los desleales, a los que desafían al Estado y se exceden en el gasto.
Rajoy, por simple cobardía, se apunta a la política del apaciguamiento y de la cesión, una política que siempre fracasó con los separatistas, una política que siempre les reforzó. Rajoy renuncia a solucionar de una vez por todas el problema que suponen los separatismos y pone parches cortoplacistas, el marrón se lo deja a los siguientes presidentes. Este presidente ha sido una gran decepción, un gran fiasco.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Baleares: El PP no defiende nuestra lengua común.


Que los separatistas y esa izquierda que intenta ser mas nacionalista que ellos, se dediquen en las CCAA bilingües a impedir que los padres que lo deseen puedan escolarizar a sus hijos en nuestra lengua común, es lo que desgraciadamente está ocurriendo y entra dentro de esa realidad penosa en la que vivimos, pero lo que sorprende, es que en las CCAA donde gobiernan los populares no adopten una posición clara y sin complejos en la defensa de nuestra lengua.
No debemos olvidar, que las lenguas no tienen derechos, los derechos los tienen los ciudadanos, y en materia lingüística, esos derechos fundamentales son pisoteados a diario en las CCAA con lengua propia sin que los garantes de esas libertades y esos derechos muevan un solo dedo en defensa de los ciudadanos afectados.
Ahora le ha tocado al ayuntamiento mallorquín de Artá, cuyo consistorio aprobó por unanimidad una moción en apoyo del Colegio Público Na Caragol, centro en el que se discrimina al español, hasta el punto, que los niños solo lo pueden usar en el recreo, a la hora del bocadillo.
Esta noticia fue publicada por un prestigioso diario nacional, y en la moción aprobada se tacha la información de ese diario como “injuriosa y calumniosa”, aunque lo realmente infame de todo este caso es que todos los concejales del PP hayan apoyado esa moción.
Curiosamente, en la moción no se hace ninguna referencia a los padres que denunciaron que su hijo tenía que dar las clases de español en las horas del recreo.
Los padres del niño han tenido que soportar las presiones de la dirección del centro tratando de persuadirlos para que escogieran el catalán como lengua de escolarización, porque según el director, “el español ya lo aprendían viendo la tele”.
En materia lingüística, el gobierno de Rajoy es igual de nefasto que los anteriores, y su partido, en las zonas mas difíciles, tiene un comportamiento totalmente reprobable. 

martes, 26 de marzo de 2013

Ciudadanos que acosan a políticos.


Lo políticamente correcto sería decir que, perseguir, intimidar, insultar y asediar, a un cargo público, es algo intolerable y que de ninguna de las maneras debería de quedar impune. Lo que sucede, es que aquí no estamos hablando que de forma espontánea los ciudadanos actúan de esa manera contra los políticos en general.
Aquí lo que está ocurriendo, es que de forma planificada solo se acosa a los cargos públicos de un solo partido político y de una ideología muy definida. No se trata de la manifestación de la indignación popular contra los cargos de los partidos corruptos, aquí solo se actúa de forma establecida contra cargos del Partido Popular.
Yo soy de los que pienso, que si las dos legislaturas de Zapatero no hubiesen existido, una parte importante de los españoles que están en el paro, y que por lo tanto no pueden hacer frente a sus hipotecas, probablemente estarían trabajando en la actualidad, y por lo tanto, existirían muchos menos afectados.
En buena lógica, esa indignación ciudadana debería ir también contra los políticos socialistas. Sin embargo, eso no sucede, quizás porque los acosadores simpatizan con la izquierda radical.
Aunque sea muy incorrecto decirlo, soy de los que piensan que en un país como este, en donde los políticos que gestionan mal quedan impunes y en donde los políticos que roban quedan impunes, mientras que a los ciudadanos solo se nos reserva el papel de echar la papeleta en la urna y de quedarnos para siempre con cara de tontos, en un país como este, si que habría de meterles presión a los malos gestores y a los corruptos. A quien te arruina el futuro y a quien te roba impunemente no puedes permitirle que se vaya de rositas y disfrute de una vida de lujos a costa de lo que le ha arrebatado a la ciudadanía de su país.
El problema de los casos actuales de acoso a cargos públicos, es que solo van en una dirección, si fuese contra todos los incompetentes y saqueadores de los viejos partidos, PP, PSOE, IU y nacionalistas, reconozco que no lo vería mal del todo, sencillamente porque se lo merecen, porque están dejándonos sin futuro a nosotros y a nuestros hijos.
Los hombres de buena fe que te dicen, “el sistema se cambia desde dentro y respetando la ley”, practican el buenismo inocente, cuando ha quedado muy claro que los dos grandes partidos se niegan a cambiar las leyes y a desmontar el chiringuito que tienen montado a nuestra costa, cuando los que se deberían desvivir por favorecer el interés general vemos como solo se dedican a mantener sus privilegios y no a defender nuestros derechos, entonces se empieza a pensar que todo vale. Está claro que hoy me he levantado mas revolucionario de lo habitual en mí, pero es que desde luego, el paisaje es propicio.

lunes, 25 de marzo de 2013

ERE-Bárcenas: Casos muy distintos.


Lo declarado por Griñán sobre estar dispuesto a ir al Congreso a dar explicaciones sobre el caso de los ERE, siempre y cuando se hable también del caso Bárcenas, tiene trampa.
Son dos casos que no se pueden comparar dentro de la gravedad de ambos. En el caso de los ERE, los encargados de administrar el dinero público, lo han saqueado, y eso es de una gravedad extrema al tratarse del dinero de todos, en cambio, en el caso Bárcenas, se trata de un miembro y empleado del Partido Popular, encargado por este de conseguirle financiación, supuestamente ilegal, el cual se quedaba con una parte de lo recaudado, lo que nunca se sabrá es si se quedó con mas de lo pactado, por lo que hablamos de dinero privado.
Hoy aparecen en prensa unas declaraciones del secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, quien se limita a decir que Bárcenas es simplemente alguien que robo a su empresa. Este dirigente del Partido Popular debe pensarse que somos tontos. Allá por el año 2008, cuando era presidente provincial, este individuo se caracterizó por negarse a recibir a los militantes honestos que le querían informar de casos de corrupción interna, le solicitaban la cita hasta por burofax y él nunca accedió a verse con los denunciantes cara a cara, por el contrario, tras el intento de entrevista eran acosados para provocar su salida del partido. Y digo esto con conocimiento de causa, pues lo sufrí en mis propias carnes y poseo documentos que lo demuestran. Por ello, que un personaje de esta catadura moral se crea ahora con legitimidad para hablar de lucha contra la corrupción, clama al cielo.
Este elemento es como todos ellos, los socialistas y los populares, siempre ven la responsabilidad política como un defecto ajeno, una reclamación que hacer a otros, lo mismo ha dicho Elena Valenciano,hay imputaciones y imputaciones, es decir, si eres de derechas debes dimitir, pero si eres de izquierdas, no. Eso se llama coherencia.
La pena que tenemos, es que solo haya una Mercedes Alaya.