jueves, 31 de julio de 2014

Rajoy-Mas: Una pura escenificación.



Los inocentes contemporáneos les pedían que se reuniesen y ambos no tuvieron ningún problema en hacerlo, de hecho, los dos pensaban que su sola asistencia les beneficiaba al parecer ante la opinión pública como personas dialogantes, y lo consumaron, escenificaron un encuentro que no ha servido para nada, tanto Rajoy como Mas se mantuvieron en sus posiciones.
Todos sabemos que no puede haber ningún diálogo mientras Mas no retire el órdago al Estado que supone el desafío independentista. Rajoy sigue diciendo eso de que “es ilegal y por lo tanto no se puede celebrar” aunque jamás nos ha contado como pretende impedirlo si Mas consuma su amenaza y ese día se dispone a hacerlo.
Por su parte, Mas nos desconcertó cuando afirmó que “estamos decididos a sacar adelante la consulta dentro de los marcos legales que haya en el futuro y, a ser posible, de acuerdo con el Estado”, pues es evidente que en tres meses no se va a producir un cambio legal ni va a haber acuerdo con el Estado.
Mas sabe, que con la ley en la mano, cualquier decisión sobre el futuro de Cataluña tiene que ser tomada por todos los españoles, porque esa es la legalidad vigente.
Mas amenazó con una movilización espectacular el 11 de septiembre a modo de respaldo popular a la consulta, olvida que la voluntad popular está representada en el Parlamento, y que los movimientos de masas por parte de un gobernante solo demuestran su debilidad.
También Mas se sacó de la chistera un documento con 23 propuestas sobre financiación, infraestructuras, política lingüística y unidad de mercado, confío en que Rajoy no trate de apaciguarlo dándole contraprestaciones y perjudicando al resto de CCAA aumentando las desigualdades.
Lo cierto es que Mas ha entrado en un camino sin retorno, está perdido y va a perder a Cataluña, su partido se desploma electoralmente, ERC se frota las manos al verse como partido más votado, y Rajoy tiembla pensando en que por una vez lo mismo tiene que tomar decisiones valientes e incompatibles con su habitual cobardía.


martes, 29 de julio de 2014

Balanzas ciudadanos-casta.



En vez de hablar de balanzas fiscales y otros asuntos de los que les interesa hablar a los políticos para mantener artificialmente la política que padecemos, no sería más interesante conocer qué porcentaje del dinero público se dedica a los ciudadanos y cual a mantener el chiringuito parasitario de “la casta”.
Y digo esto, porque nos podríamos llevar una gran sorpresa, pues lo mismo, lo que se dedica a darle servicios a los ciudadanos es cada vez menos, y lo que se dedica a alimentar las tramas corruptas políticas, sindicales y empresariales, es cada vez más.
Las administraciones funcionan perfectamente con los ciudadanos que han obtenido su plaza de funcionario mediante oposición, a ellos nada debemos objetarles, en cambio, a toda esa legión de políticos, personal de confianza, asesores y enchufados de distinto pelaje, colocados en las administraciones o en eso que llaman “administración paralela” esos son los que están aferrados cual sanguijuelas al torrente sanguíneo de la ciudadanía y la están dejando escuálida, esos son los que no nos permiten remontar.
Es imprescindible adelgazar el Estado y sus administraciones, quitar grasa inservible para los ciudadanos, pero muy apreciada por los que los colocaron ahí para intentar mantenerse o llegar al poder.
Es imprescindible regenerar el sistema y optimizarlo soltando lastre, aunque me da la impresión, que tanto la derecha como la izquierda no están por la labor.


domingo, 27 de julio de 2014

Narcís Serra, el otro Blesa.



El BBVA se ha quedado con Catalunya Banc y pronto finalizará el proceso del llamado “rescate bancario”. En este criticado proceso, el Estado habrá perdido 40.000 millones de euros, se habrán perdido casi 60.000 empleos y se habrán cerrado el 25% de las sucursales bancarias del país.
Si para los indignados ciudadanos, Blesa representaba el compendio de las malas y delictivas prácticas llevadas a cabo por el sector, de la arrogancia y de la incompetencia, no podemos ni debemos olvidarnos de otro personaje digno de ser repudiado por la ciudadanía, me refiero a Narcís Serra.
Narcís Serra, un personaje que lideró y arruinó Caixa Catalunya, dejando un agujero de casi 12.000 millones de euros. Este socialista, fue vicepresidente del Gobierno, ministro y diputado nacional desde 1986 hasta 2004, realizó una gestión ruinosa y se rodeó de un equipo que llevó a la quiebra a su entidad aprovechando el boom inmobiliario para financiar a promotores amiguetes poco solventes, y después, utilizó el truco de dedicarse a la emisión de preferentes y estafar así a miles de familias. Serra está imputado por administración desleal y su principal afición era utilizar los consejos de administración de su entidad para subirse el sueldo, él y sus colaboradores, incluso en plena crisis y cuando empezaba a ser rescatada su caja con el dinero de los contribuyentes.
Pero este miembro de “la casta” sigue viviendo, como se dice por mi barrio “de puta madre” gracias a seguir enchufado en el directorio de Telefónica Chile, en donde por reunirse tres días al mes cobra 70.000 euros al año. Ahora se encuentra pasando unas plácidas vacaciones en las Islas Baleares, navegando en su embarcación y gastándose parte de lo que nos quitó. No podemos olvidar, que este impresentable perteneció a varios consejos de administración de grandes compañías, como Gas Natural.
Es indignante que no exista ningún resorte legal, para que sean embargados los bienes de individuos tan dañinos para la sociedad, como Serra o Blesa, esta indefensión social ante semejantes desalmados crea demasiada alarma en una sociedad donde muchos de sus miembros ni siquiera pueden cubrir las necesidades básicas de sus familias.








sábado, 26 de julio de 2014

Los Pujol nos roban.



Tras la confesión pública de Jordi Pujol de que su familia ha tenido cuentas ocultas al Fisco durante tres décadas en paraísos fiscales, es probable que muchos ciudadanos catalanes que llevan mucho tiempo abducidos por los nacionalistas empiecen a ver la luz.
El que ha dirigido la política catalana durante 23 años, como presidente de la Generalitat, ha reconocido que nos ha estado robandoa todos los ciudadanos españoles, incluidos claro está, los catalanes.
Empieza a aclararse porqué un partido como CiU, que siempre fue institucional, ha cambiado la señera por la estelada, y ha apostado por la ruptura y por el independentismo.
El partido que ha hecho del “España nos roba” su lema, resulta que ha tenido durante más de dos décadas al frente de la Generalitat a un evasor fiscal. Para muchos, está claro que conseguir la independencia es conseguir que su saqueo y sus delitos queden impunes.
Que nadie piense que Pujol ha confesado fruto de un ataque súbito de honradez o de arrepentimiento, es simplemente que la Agencia Tributaria tiene las suficientes pruebas para remitir a la Fiscalía una investigación demoledora en donde se le acusa de delito fiscal. Si se declara único responsable es sencillamente para intentar exculpar a su camada.
El clan de los Pujol posee unos 600 millones de euros en el exterior, según los investigadores, es evidente que esa cantidad no procede en su mayor parte de una herencia familiar. Mientras los ciudadanos de Cataluña sufren terribles recortes en servicios básicos y especialmente en Sanidad, ahora resulta que la más “insigne” familia nacionalista se lo estaba llevando crudo.


viernes, 25 de julio de 2014

Multas lingüísticas.



En la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña ya se advertía de que la imposición de multas para la discriminación positiva del catalán en el ámbito privado era inconstitucional.
Pues bien, tras varios años, las multas se siguen imponiendo “por vulnerar los derechos lingüísticos” según esa norma totalitaria llamada Código de Consumo en Cataluña. Sólo el pasado año, el Gobierno de Cataluña impuso 88 multas lingüísticas. Hablamos de pequeñas infracciones que se imponen, a pequeñas empresas y comercios, que ven como son pisoteados, sus derechos y libertades constitucionales, y que los que tienen la obligación de intervenir desde el Gobierno central para restituírselos hacen dejación de funciones y no intervienen.
Ahora que está próxima la reunión en La Moncloa entre Mariano Rajoy y Artur Mas, resulta vomitivo escuchar los mensajes que lanzan desde el Gobierno advirtiendo de que Rajoy va a mantenerse firme en el respeto de la legalidad. Y yo me pregunto ¿Qué pensarán de Rajoy los catalanes abandonados a su suerte por nuestro presidente?
La supuesta firmeza de este Gobierno en todo lo relacionado con Cataluña es falsa, si desde hace tiempo el Estado de Derecho no rige en Cataluña es simplemente por la cobardía de los sucesivos gobiernos centrales que los ha convertido en cómplices necesarios.
Rajoy no solo debería decir no a la independencia, debería decir también, si a la legalidad cotidiana en Cataluña.