jueves, 31 de diciembre de 2015

El caso Pujol desenmascara a la partitocracia.

El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, define a la familia Pujol como “organización delictiva” y les acusa directamente “de orquestar durante años una  estrategia para lavar capitales de presunto origen criminal”, pero pese a ello, todos los miembros de esa mafia criminal siguen en libertad ante el estupor de la propia UDEF y de la gran mayoría de la ciudadanía.

El mencionado juez De la Mata, ha citado a declarar a Jordi Pujol y Marta Ferrusola el próximo 10 de febrero, como vemos no se tiene nada de prisa, los barceloneses parece que seguirán viendo durante mucho más tiempo a los cachorros del capo conduciendo su Ferrari, comprado con dinero “robado”, por la Diagonal.

Lo que ocurre con este caso resulta un gran agravio comparativo. Todos los corruptos del PP y del PSOE implicados en casos de corrupción que han pasado por la cárcel, o que aún siguen en ella, difícilmente entenderán porqué ellos sí y los Pujol no, teniendo en cuenta la cuantía de lo sustraído.

Todo parece indicar, que en el PP y el PSOE existe verdadero pánico a que las amenazas de Jordi Pujol se cumplan, si entran en prisión él y su familia, y tire de la manta, ahí parece estar la clave de porqué siguen en libertad.

Hasta Ciudadanos prefiere no hablar mucho del caso, y es que también tienen mucho que callar, en una década en el Parlamento de Cataluña no han tenido la valentía necesaria para denunciar el caso en un juzgado, un saqueo que era público y notorio, y ante el que todos preferían mirar hacia otro lado, incluidos Rivera y los suyos.


Mientras los Pujol sigan en la calle, eso de que estamos Estado de Derecho, suena a broma. La Justicia es cada vez más dependiente del poder político, en este caso se ve con claridad, por lo que podemos aseverar que nuestra Justicia es cualquier cosa menos Justicia.


miércoles, 30 de diciembre de 2015

Como para salir corriendo.



En las generales de 2011, tras la catástrofe protagonizada por Zapatero en su mandato, los españoles le dieron al Partido Popular una amplia mayoría para que, de una vez por todas, se hicieran las grandes reformas que necesita nuestro país. Mariano Rajoy, no solo no realizó esas reformas, sino que incumplió la gran mayoría de sus promesas electorales, además de ser el responsable de que la familia Pujol siga en libertad, algo que me indigna.

Pese a todo lo expuesto anteriormente, y ante el miedo de parte de nuestra sociedad de que la izquierda y la extrema izquierda puedan llegar al poder, parte de la España conservadora, haciendo de tripas corazón, volvió a darle su voto al PP el 20-D, mientras que otros optaron por votar a Ciudadanos, de lo cual muchos ya se arrepienten.

Todo parece indicar, que si se tuviesen que repetir las elecciones en marzo, el gran beneficiado sería el Partido Popular, lo que significaría el hundimiento de los de Albert Rivera, pues ante el seguro avance de Podemos y los titubeos, contradicciones e incoherencias de Ciudadanos, la mayoría recurriría a ese llamado “mal menor”. 

Por su parte, Pedro Sánchez, consciente de que se juega su futuro político personal, se defiende como gato panza arriba de sus enemigos internos e intenta salvar su carrera pactando con “las fuerzas del mal”, esas que de seguro devorarían al PSOE a medio plazo, y que probablemente arrasarían España.

Me sorprende que le digan a Rajoy que se vaya y que el PP nombre a otro candidato, ya que él ganó. Curiosamente, de los que han perdido, que yo sepa, ninguno ha dimitido.

La política española, está para salir corriendo y que el último cierre la puerta.



martes, 29 de diciembre de 2015

“España va mal”



Si, España va mal, y prueba de ello es el carajal político en el que estamos metidos. Yo mismo me pongo como ejemplo, soy de los que siempre ha tenido claro que los partidos que han prostituido el sistema, que los partidos que han corrompido la presunta democracia que padecemos, nunca podrían ser los que la regeneraran, y ahora veo que cuando opino mi prioridad ha dejado de ser la que era, ya que ante el peligro de ruptura de la unidad nacional y la quiebra de nuestra nación, empiezo a tener la tendencia no consciente a optar por el llamado “mal menor”.

Incluso me he atrevido a poner por escrito mi deseo de que Susana Díaz coja el timón del PSOE, esa señora que tiene a Andalucía en la horrible situación que todos conocemos. Pues sí, solo por su clara idea de España se la empieza a ver como la gran esperanza blanca del socialismo español, es triste que a estas alturas de la película nos conformemos con tan poco.

Y es que, Pedro Sánchez, lo tiene cada vez más crudo. Pactar con Podemos y los nacionalistas sería terrible para el PSOE a medio plazo, y pactar con PP y Cs sería interpretado por muchos como querer blindar el chiringuito del que ha disfrutado el bipartidismo corrupto con la ayuda de quien ha sido promocionado precisamente para eso.

Soy de los que piensan, que la única solución aceptable es la de repetir las elecciones, pues estoy seguro de que muchos españoles cambiarán su voto y la gobernabilidad será menos difícil. No podemos olvidar, que ante el actual desafío separatista es necesario un Gobierno fuerte para afrontar ese reto.


lunes, 28 de diciembre de 2015

¿Empate a 1.515 votos?



El esperpento catalán continúa. En la asamblea de la CUP, ese partido de marginales que obtuvo solo el 8% de los votos, se escenificó, que por una parte, existen dos corrientes muy distintas, y por otra, que quieren seguir manteniendo el foco mediático sobre su formación.

Lo del empate a 1.515 votos no se lo cree absolutamente nadie, ha sido simplemente una argucia para seguir presionando a Artur Mas. Ni a unos ni a otros les interesa una repetición de las elecciones, por ello sigo pensando que la CUP al final impedirá que se repitan. Por ello, han convocado para el día 2 de enero a su Consejo Político y a sus diez diputados.

La CUP y Artur Mas solo tienen en común su apuesta por la independencia, en todo lo demás son absolutamente antagónicos, por ello, tengo gran curiosidad en ver como un gobierno de Junts pel Sí acepta las condiciones que le impondrían quienes defienden la salida del euro, la nacionalización de empresas y un programa social inviable en lo económico.

Nos dicen que la CUP aceptaría a cualquier otro candidato, Mas insiste en ser el, si se repitiesen las elecciones ambas formaciones saldrían perjudicadas, por ello, tengo la sensación de que al final llegarán a un acuerdo.

No olvidemos, que mientras más inestabilidad política haya en España, mejor para quienes quieren romperla, por ello, entiendo que quienes quieren proseguir con el desafío separatista no pueden desaprovechar una situación política tan inestable como la surgida tras el 20-D.

Mientras esto ocurre en Cataluña, en Ferraz han salido a relucir las navajas, han desautorizado a Pedro Sánchez y le obligan a plantearle un acuerdo a Podemos que resulte inaceptable para los radicales. Muchos deseamos en nuestro foro interno, que Susana Díaz saque a la estadista que lleva dentro, se remangue, acabe con el heredero de ZP y traiga, al PSOE y a España, vientos de estabilidad y responsabilidad. 



miércoles, 23 de diciembre de 2015

Artur Mas se baja los pantalones.

Nada más conocerse los resultados electorales del 20-D, se hizo público en Cataluña el preacuerdo entre Junts pel Sí y la CUP. Podemos decir, que Artur Mas y los suyos han realizado una bestial “bajada de pantalones” asumiendo un programa radical de izquierdas a cambio de la investidura de Mas como presidente florero, pero eso sí, aforado. Esto es el colmo, Convergencia, el otrora partido de derechas asumiría un programa antisistema, y creíamos que lo habíamos visto todo en política.

En la oferta se incluye un salario mínimo de 1000 euros, una renta mínima de inserción, un plan contra la pobreza energética, más fondos para la dependencia, acabar con los desahucios, paralizar grandes proyectos en curso, además de medidas para continuar con el proceso independentista, tales como la creación de 15 nuevas embajadas, una Consejería de Asuntos Exteriores, una Hacienda propia, un DNI catalán, crear una Constitución propia para la futura República Independiente de Cataluña, crear un Servicio de Inteligencia catalán, y muchas cosa más. Además de colocar en la administración a todos los miembros de la CUP que lo deseen y a sus familiares.

Teniendo en cuenta de que Artur Mas ha conseguido con su nefasta gestión, que Cataluña se encuentre en quiebra y rescatada por el Estado, entiendo que todo esto que le ofrece a la CUP lo hace pensando que se lo pagaremos todos los españoles.


La CUP próximamente celebrará una asamblea y sus militantes votaran si aceptan la oferta del angustiado Mas. Los antisistema saben que si no aceptan, se volverán a celebrar unas nuevas elecciones. Pienso que aceptarán y continuaran con el desafío pensando que es el momento idóneo ya que España se encuentra en una situación parecida de ingobernabilidad y con un gobierno en funciones.


martes, 22 de diciembre de 2015

UPyD ante su mayor encrucijada.

Todo lo que le ha sucedido en los últimos tiempos a UPyD, hace que se encuentre ante la mayor encrucijada de su historia. El partido magenta ha pasado de ser, no hace demasiado tiempo, el partido llamado a regenerar nuestro sistema y a convertirse en la tercera alternativa, a estar a pocos centímetros del gran abismo de su desaparición, gracias a los sucesivos desastres electorales.

Lo más cómodo sería, que sus actuales dirigentes le echaran toda la culpa, y es verdad verdadera, al acoso y derribo que han sufrido por parte de todos los poderes de nuestra corrompida democracia, pero no se diría toda la verdad. También se han cometido errores, al fin y al cabo, los políticos son vendedores de ideas, y teniendo las mejores, los ciudadanos no han comprado su mensaje, por lo que la técnica de ventas que han aplicado evidentemente no ha sido la correcta.

Andrés Herzog y todo su equipo, se han esforzado al máximo, han dado todo lo que podían dar de sí, pero no ha funcionado. Cuando se obtienen unos resultados tan malos, por cultura democrática, lo lógico sería dimitir y dejar paso a otros, que con otras ideas y con la  ilusión del que comienza un proyecto sean capaz de refundar el partido y disuadir a los que tienen pensado abandonar un barco que zozobra, que sigue habiendo futuro.

Tengo la mejor de las opiniones de quienes han pilotado los destinos de UPyD estos últimos meses, solo apelo a la conciencia de quienes dirigen UPyD, confiando en que mediten y no ayuden con una postura equivocada a que el que otrora era un gran proyecto, desaparezca.

Tengo la impresión de que sí hay afiliados dispuestos a asumir la responsabilidad de intentar salvar a UPyD. Por todo lo bueno que ha hecho UPyD por nuestra democracia durante sus casi ya nueve años de vida, creo que merece la pena dejarles intentarlo.






lunes, 21 de diciembre de 2015

España, en manos de Susana Díaz.

El resultado de las elecciones de ayer, deja a nuestro país en una situación de ingobernabilidad, en una situación donde los políticos sin escrúpulos pueden causarnos un gran daño.

El PSOE ha mantenido la segunda posición pese a cosechar los peores resultados que se recuerdan, por ello, Pedro Sánchez debería dimitir de inmediato y terminar con su corta carrera política, pero seguro que se le está pasando por la cabeza algo que podría salvarle a él pero quizás condenarnos a todos los españoles, y me refiero a postularse como presidente apoyado por un Frente Popular (PSOE, Podemos e IU) y con el voto favorable en su investidura de todos los partidos separatistas. Una solución para su carrera política que podría significar para su partido, el PSOE, su hundimiento a medio plazo y para nuestra Nación, un desastre.

Entiendo que Susana Díaz no puede permitir eso, pues su idea de España coincide más con la de la mayoría de los españoles. Por ello, confío en que pueda impedir esa barbaridad en caso de que Pedro Sánchez la intente. No olvidemos que uno de cada cuatro diputados del PSOE son andaluces. Lo lógico sería quizás provocar una repetición de las elecciones en marzo.

El Partido Popular ha cosechado un rotundo fracaso, ha sido víctima de sus incumplimientos, de sus errores y de su nefasta política de comunicación. Rajoy tiene muy complicado repetir de presidente.

Podemos no ha sido capaz de convertirse en el referente de la izquierda pero ha obtenido unos buenos resultados.

Ciudadanos se ha desinflado, ha pasado de aspirar a ganar, a ser cuarto y víctima de su propia inconsistencia. Cada vez más españoles se han percatado de que es producto del marketing, que era capaz de decir una cosa y su contraria, en escasos días y en función de los sondeos.

Muy triste el resultado de UPyD, que se queda fuera del Parlamento, ya solo le queda, refundarse o desaparecer.




viernes, 18 de diciembre de 2015

El porqué de mi voto a UPyD.



Sé que a muchos les extrañará mi decisión de votar a UPyD, ese partido que según los medios de comunicación no tiene opciones ni de entrar en el Parlamento. Cuando lo cierto es, que UPyD ha sufrido una terrible campaña en su contra intentando hacerlo invisible, excluyéndolo como opción en los sondeos telefónicos, de eso hay pruebas, excluyéndolo de la mayoría de los debates, y no de todos gracias a sus continuos recursos ante la Junta Electoral Central, y dando siempre a entender que votar a UPyD es tirar el voto, que no era un voto útil.

En esta campaña que hoy finaliza hasta me he atrevido a repartir propaganda por las calles de un par de pueblos del área metropolitana de Sevilla, antes de empezar me preguntaba que frases les diría a las personas a las que le entregaba esa propaganda, lo tuve claro, les decía “este es el único partido que lleva a los chorizos ante la Justicia”.

Pero UPyD, no solo ha sido y es, el abanderado de la lucha contra la corrupción política en España, UPyD es muchas cosas más y por todo ello hay que votarle. UPyD es también el abanderado en la defensa de la igualdad de todos los españoles, por ello aboga por que las competencias de los principales servicios básicos, tales como Sanidad o Educación, los recupere el Estado para que de esa manera, todos los españoles, vivan donde vivan, reciban unos servicios básicos de igual calidad, cosa que ahora ni por asomo ocurre. UPyD siempre ha abogado por que la Justicia recupere su independencia, ya que sin separación de poderes no hay democracia, al igual, que propugna un cambio en la Ley Electoral a fin de que lo que los ciudadanos votan quede reflejado en el parlamento, al contrario delo que sucede ahora, y muchas cosas más.

Por ello, como entiendo que UPyD y sus propuestas son la única posibilidad que existe de regenerar nuestra democracia y nuestra sociedad, voy a darle mi voto.

Nos dicen que el cambio al bipartidismo son eso que llaman “los emergentes”, más bien diría yo que lo que se pretende es engañar a los ciudadanos con un auténtico “cambiazo”, pues los nuevos ya se comportan como los antiguos. Ni el partido patrocinado por el poder financiero, ni el patrocinado por Venezuela e Irán, van a hacer absolutamente nada de lo que cada vez más españoles desean, una sociedad más justa, más democrática, más libre, más igualitaria, más solidaria y más unida.

Frente a la manipulación de las encuestas, es evidente, que si los españoles quieren, la voz de UPyD se seguirá escuchando en el Parlamento y todavía habrá esperanza de equipararnos a las democracias de nuestro entorno.