lunes, 15 de febrero de 2016

Euros por impunidad.



Se nos quiere vender como una victoria del Estado de Derecho, el hecho de que el Tribunal Supremo no haya admitido el recurso de la Generalidad catalana para no indemnizar a los escolares a los que se les niega la educación en español, algo vomitivo.

Es conocido, que los sucesivos gobiernos catalanes han ido incumpliendo sistemáticamente las sentencias judiciales en materia lingüística, por ello, y como inmundo parche, algún político acomplejado decidió que los que pisotean los  derechos fundamentales de los ciudadanos españoles que residen en Cataluña, como no querían cumplir las leyes ni las sentencias, que al menos pagaran por no hacerlo.

Ahora, el Gobierno de Cataluña tendrá que indemnizar a una niña con tres mil euros por haberla privado de recibir parte de las clases en español, su lengua.

Debemos recordar, que el Tribunal Supremo sentenció que la Generalidad tiene la obligación de ofrecer educación infantil en español, y que si no lo hace, los padres tienen despejado el camino para reclamar indemnizaciones. Unas indemnizaciones que lamentablemente pagaremos todos nosotros con el dinero que Cristóbal Montoro les regala a los sediciosos.

Aún recuerdo la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 que anuló parte del Estatuto de Cataluña y estableció que el español también debe ser utilizado como lengua vehicular, sentencia siempre incumplida para vergüenza de todos nosotros.

Que el Estado de Derecho no está vigente en Cataluña, es un hecho, si la derecha con mayoría absoluta no ha sido capaz de imponer la legalidad, incluso dudo que lo haya intentado, imaginaros lo que puede pasar con un gobierno del “guaperas” con los “soviéticos” de dentro y de fuera, y los separatistas, inimaginable. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario