martes, 23 de febrero de 2016

Radiografía de una España degradada.



La ciudad de Pamplona está gobernada por Bildu gracias al apoyo de Geroa Bai, Podemos e IU. Ayer su ayuntamiento aprobó imponer por la fuerza el euskera en las escuelas municipales, expulsando así a los alumnos cuya lengua es el español. Teniendo en cuenta que la demanda de enseñanza en euskera es mínima en comparación con la española, estamos ante una nueva cacicada perpetrada por comunistas y separatistas, quienes se han decidido a dar este paso al ver como en Cataluña los que lo hacen quedan impunes.

En el pleno del ayuntamiento de Pontevedra, se procedió ayer a declarar persona “non grata” a Mariano Rajoy, en una acción tan sectaria que no tiene precedentes. La moción fue apoyada por el PSG-PSOE, BNG y la marca blanca de Podemos (Marea). Lo ocurrido, lo único que demuestra es que el odio al adversario, ahora enemigo, está presente en el día a día de la política que hace una parte de la izquierda y los separatisas.

El alcalde socialista de la localidad sevillana de La Algaba, reconoce en una grabación que ha realizado amaños en la adjudicación de contratos municipales, al preguntarle una empleada municipal del porqué de esas contrataciones, responde “Le di el contrato porque me salió de la polla”, al más puro estilo caciquil. A esta hora, no ha dimitido, ni el PSOE se lo ha pedido.

Para terminar, hacer mención de que el fiscal Zaragoza considera que los tuits del podemita Zapata, esos que consternaron a la mayoría de los españoles, los hizo sin ánimo de ofender. Este individuo, que ya se ha cubierto de gloria en numerosas ocasiones, por lo visto pretende, que el podemita Zapata no reciba el castigo que merece. El fiscal Zaragoza es a fecha de hoy, uno de los máximos exponentes de la justicia perversa y politizada que sufre nuestro país.

Como podéis observar, vamos de culo, cuesta abajo y sin frenos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario