jueves, 25 de febrero de 2016

Rivera busca su certificado de progresista

Mariano Rajoy mostró ayer su sorpresa por el acuerdo suscrito por Albert Rivera con Pedro Sánchez, pues conoce perfectamente la trayectoria del líder de Ciudadanos y su paso por Nuevas Generaciones del Partido Popular.

Es conocido el mal que aqueja a muchas personas de ideas conservadoras, no a todas, pues parece que se avergüenzan de reconocer las ideas que tienen, algo incomprensible para mí, pues entiendo que el ser de ideas conservadoras es tan honorable como ser de izquierdas, transversal o de centro.

Pero ese mal se acrecienta en algunos cuando optan por abandonar las filas de un partido de derechas como el PP, y encima se reinventan como progresistas de centro, es como si necesitaran de forma acuciante que alguien les expidiera un certificado ideológico.

Ese es el caso de Albert Rivera, un líder de diseño al que sus, traumas y contradicciones, le han llevado a suscribir un acuerdo, venderlo ayer como algo histórico, cuando en realidad no va a servir para nada, y encima nos dice que va a tratar de convencer a Mariano Rajoy para que lo apoye.

Rivera pretende que un pacto suscrito entre el segundo y el cuarto, lo apoye el primero para hacer presidente al segundo  ¿No sería más lógico que el segundo y el cuarto hiciesen presidente al primero si firmase dicho pacto? Y lo digo, porque el contenido de lo acordado entre PSOE y Ciudadanos puede perfectamente ser aceptado por el Partido Popular.

Lo que sucede, es que la ciudadanía no se cree nada, desde el 20-D, todos nos han mentido, basta ver los videos de las declaraciones de Pedro Sánchez en relación a Ciudadanos, ellos dicen en cada momento lo que les interesa para llegar al poder y punto.

Tras el espectáculo que nos han ofrecido PSOE, Podemos y Cs, posiblemente para nada, va a resultar que Rajoy, con su contestada estrategia de pasividad, va a ser el más sensato.




No hay comentarios:

Publicar un comentario