miércoles, 24 de febrero de 2016

Sánchez y la cuadratura del círculo.



Me da la impresión de que nos están engañando. Me da la impresión de que Pedro Sánchez y Albert Rivera lo único que pretenden es ganar votos de cara a unas nuevas elecciones.

El anuncio de ayer, por parte de Pedro Sánchez, de que el acuerdo con Ciudadanos es seguro, al mismo tiempo que seguía negociando con “las fuerzas del mal”, lo que nos indica, es simplemente que todo es una pantomima, ya que la cuadratura del círculo es imposible.

Pretender llegar a un acuerdo a la vez, con Podemos y con Ciudadanos, cuando por ejemplo, en materia económica son programas opuestos, es faltarle al respeto a la ciudadanía. 

Rivera presentó ayer una iniciativa para reformar la Constitución en los primeros 100 días, lo que fue aceptado por el PSOE. Que quede claro, que eso no es un pacto de gobierno, un pacto para gobernar es algo mucho más complejo.

Ciudadanos ha propuesto, suprimir aforamientos, limitar a ocho años los mandatos del presidente, despolitizar la Justicia, facilitar la iniciativa legislativa popular y suprimir las diputaciones, solo propone lo que sus asesores le han dicho que tiene amplio apoyo popular para así arañar votos de cara a unas hipotéticas nuevas elecciones.

Lo que parecen olvidar PSOE y Cs es, que las reformas constitucionales requieren los tres quintos del Congreso y del Senado, y que sin el apoyo del PP todo esto se convierte en una pantomima.

A Sánchez se le acaba el tiempo, pocas propuestas se han concretado y necesita someter el acuerdo a sus bases. Todo está instalado en el ámbito del absurdo.

Aquí todos están de campaña, menos el PP que parece estar en la inopia, Pedro Sánchez parece buscar una derrota táctica de la que salga reforzado de cara a unos nuevos comicios, y Rivera intenta parecer el más, moderado y razonable, de los candidatos, aún a sabiendas de que la mitad de sus propuestas son un vulgar plagio de las que defendió y defiende en la actualidad UPyD, un partido que todos daban por muerto y que por momentos parece resurgir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario