miércoles, 9 de marzo de 2016

Alimentando a los golpistas.

Tengo que reconocer, que al igual que a muchos otros españoles, me ha cabreado mucho enterarme de la reunión secreta que mantuvieron ayer en la Sala de Autoridades del Aeropuerto de Barcelona, Luis de Guindos y Oriol Junqueras.

La Generalidad gestiona mal y gasta parte de sus recursos en su inútil aventura independentista, esos recursos que luego les falta para lo prioritario y que con posterioridad le solicitan al Estado.

El Gobierno catalán tiene catalogada su deuda como bono basura y ya nadie se atreve a financiarle en condiciones razonables, por ello, solicita de nuevo que el Fondo de Liquidez Autonómico le socorra.

De nuevo, este gobierno en funciones se baja los pantalones y le da a los independentistas que gobiernan Cataluña lo que procede de los impuestos que pagamos todos los españoles, exactamente, 7.518 millones adicionales.

García Albiol, al enterarse, montó en cólera y fue muy crítico con Guindos, por lo menos aún queda alguien decente en el desaparecido por méritos propios Partido Popular de Cataluña.

Hace mucho tiempo que se debió cerrar el grifo, si la Generalidad no sabe gestionar y no puede cubrir los servicios básicos, que se enteren todos los catalanes, pero eso sí, que los catalanes vayan a cobrar a la Delegación del Gobierno, para que así sepan que el Estado no les abandona y que a quienes votan son unos desalmados a quienes les importa más su independencia que el bienestar de sus ciudadanos.

No se puede ir de guay, como hace este Gobierno, con quienes están instalados en la sedición, con quienes nos insultan a diario, con quienes se han marcado como objetivo, destruir la Nación de todos los españoles.


Es muy pobre el argumento de que si quiebra Cataluña, España saldrá perjudicada, prefiero tener un poco menos con dignidad, que un poco más con indignidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario