martes, 8 de marzo de 2016

Las mujeres no son tontas.

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una celebración que tuvo sus inicios a comienzos del siglo XX. Desde entonces son muchos los pasos que ha dado nuestra sociedad en pos de la igualdad entre hombres y mujeres, aunque tenemos que reconocer que es mucho lo que nos queda por hacer para que esa pretendida igualdad sea efectiva en el plano social, económico y cultural.

A fecha de hoy, ni siquiera las democracias más avanzadas son capaces de garantizar que las niñas que nazcan hoy vayan a competir en igualdad de condiciones con los niños de su generación.

En la UE, de media, las mujeres perciben salarios un 16% menores que los de los hombres, solo son el 18% de los consejos de administración de las grandes empresas, y solo son el 3% entre los consejeros delegados. Y es que, la tasa de empleo femenino es 12 puntos inferior a la masculina. Hoy en día, la mujer solo le gana al hombre en el tiempo que dedica a las labores domésticas.

Y en el tercer mundo, a modo de ejemplo diré que 125 millones de mujeres y niñas, de África y Oriente Medio, han sido sometidas a la mutilación genital, mientras la comunidad internacional mira hacia otro lado.

Mientras la realidad es la que es, aquí en España, quienes quieren erigirse en defensores de la igualdad de la mujer se dedican a, ejecutar y proponer auténticas chorradas, que banalizan el problema y perjudican a la hora de llegar a las verdaderas soluciones, y solo para conseguir el voto femenino.

El ayuntamiento de Valencia se dedica a ponerle faldas a los muñecos de los semáforos, el de Barcelona pretende cambiar la “machista” palabra homenaje por “mujeraje” y una podemita ha propuesto que el Congreso de los Diputados, se llame solo Congreso, para que asi, desde su ignorancia, abarque a ellas también.

Afortunadamente, las mujeres españolas no son tontas, y saben que todo lo que no sea legislar en pos de la igualdad es demagogia barata.





No hay comentarios:

Publicar un comentario