martes, 22 de marzo de 2016

Los “paganos” deberían rebelarse.

Han pasado ya tres meses desde que se celebraron las elecciones y los partidos son incapaces hasta la fecha en ponerse de acuerdo para formar Gobierno. Pero sin embargo, todos ellos han llegado a un acuerdo para auto concederse tres semanas de vacaciones por Semana Santa.
Patxi López, nuestro flamante presidente del Congreso, tuvo la iniciativa pidiendo retrasar el próximo pleno ordinario en el Congreso de los Diputados, y todos, absolutamente todos, estuvieron de acuerdo, los dos de la casta y los dos que pese a criticarla acaban de ingresar en ella por méritos propios. El último pleno fue el 15 de marzo, hasta el 5 de abril no tendrán otro.
Y es que lo que han aprobado es un chollo en toda regla, ya que pese a no trabajar seguirán percibiendo su salario base de casi tres mil euros mensuales, mas casi dos mil euros de dietas para los no residentes en Madrid, y casi mil euros para los electos de esa comunidad, además de los complementos fijos dependiendo del cargo que ocupen dentro del Congreso. Y lo cobrarán por no hacer nada estos sinvergüenzas que parasitan a costa de nuestros impuestos.
Si se disolviesen las Cortes el 3 de mayo, algo posible, deberíamos sacar la calculadora y ver lo que nos han costado a todos los españoles estos 350 elementos para lo poco que han currado, seguro que nos escandalizamos.

Esto solo lo pararía una revolución, una revolución pacífica de los currantes que con sus nóminas mantienen el chiringuito de estos cafres, gente moderada que respetan las leyes pero que están hasta el gorro de que les tomen el pelo. Ellos sí que tendrían razón en plantearse rodear el Congreso, y no los que se lo proponían, esa fauna de vagos “perroflautas”, okupas y antisistema que ni trabajan ni han contribuido nunca en el sostenimiento del sistema .

No hay comentarios:

Publicar un comentario