viernes, 29 de abril de 2016

Ahora toca “buen rollito” con los sediciosos.

Tengo que reconocer, que estoy bastante preocupado por ese supuesto deshielo de relaciones entre el gobierno independentista catalán y el Gobierno de España. Tengo que reconocer, que me huele demasiado a timo.

Durante cuatro años gobernando con mayoría absoluta, el gobierno de Rajoy no ha tenido relaciones con el catalán, de hecho, solo se dedicaba a poner denuncias contra el  ante el Tribunal Constitucional, y ahora, cuando está en funciones, en tiempo de descuento, nos tratan de transmitir la milonga de que los separatistas ya se quieren separar menos y de que se pueden llegar a acuerdos en muchas otras esenciales cuestiones que afectan a la vida diaria de los catalanes.

Y todo esto sucede, cuando en Cataluña sigue sin estar vigente el Estado de Derecho, pues se siguen incumpliendo las sentencias judiciales de los altos tribunales del Estado.

En Cataluña, se sigue multando más que nunca a quien rotula sus comercios en español, algo ilegal, se sigue impidiendo que los alumnos puedan dar las clases en español, algo ilegal, se vulnera la ley de protección de datos filtrando los nombres de los padres que solicitan educación en español para sus hijos para que les hagan escraches en la puerta de los colegios y les obliguen a cerrar sus posibles negocios, algo ilegal, en la universidad se obliga a punta de navaja a retirar un puesto informativo de Sociedad Civil Catalana, algo ilegal, esta es la realidad de Cataluña, tierra de tropelías.

Pues bien, tras este deshielo de relaciones, Cristobal Montoro, volverá a darles dinero para que sigan perpetrando sus fechorías los sediciosos, y encima, pagamos todos nosotros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario