miércoles, 13 de abril de 2016

Ciudadanos y sus dos varas de medir.

El alcalde de Granada, el popular José Torres Hurtado, ha sido detenido junto a su concejala de urbanismo. Todo parece indicar,  que Torres Hurtado está implicado en una trama de corrupción relacionada con una recalificación urbanística que permitió a una empresa privada levantar una discoteca en terrenos previstos para un parque.

Si este caso de corrupción queda demostrado, todo el peso de la Justicia debe de caer sobre ellos, pues día sí día no, la ciudadanía nos escandalizamos al quedar al descubierto la catadura moral de quienes tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes, y de gestionar por el interés general, y no por el suyo propio.

Debemos recordar, que Ciudadanos apoyó finalmente a la lista más votada en Granada, pese a las reticencias de Luis Salvador, el candidato de Ciudadanos, ex senador del PSOE, alguien quien nunca pudo disimular su querencia.

Nos encontramos ante un caso que fue denunciado hace años y que curiosamente hacen estallar ahora, en una situación política muy complicada, curiosamente, el Partido Popular y Ciudadanos votaron en contra de la creación de una auditoría que propuso el grupo socialista del ayuntamiento de Granada.

Ciudadanos ha anunciado que sondeará al resto de partidos presentes en el Consistorio para proponer una moción de censura contra el alcalde del Partido Popular.

El PP ha dicho lo de siempre, que cuando tenga datos, si ve que son graves, actuará con contundencia.

Mientras tanto,  Ciudadanos sostiene en el poder a la socialista Susana Díaz, a los que han hecho de la Junta de Andalucía, tras varias décadas gobernando, la administración autonómica más corrupta de España, consintiendo la falta de colaboración con la justicia “de sus socios”, para que no se esclarezcan nunca los gigantescos casos de corrupción que están en manos de los juzgados andaluces, consintiendo hasta a altos cargos en activo “imputados”.

Como vemos, Ciudadanos, tiene dos varas de medir, a unos no les consienten nada, y a los otros casi todo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario