sábado, 23 de abril de 2016

Podemos, contra la “prensa libre”.

Pablo Iglesias no lo ha podido evitar. Cuando se es heredero de una ideología letal para la libertad, lo lógico es que esto ocurra. Esta semana, el líder de Podemos ha cabreado a los periodistas, ya que no solo ha señalado con nombres y apellidos a un informador para estigmatizarlo y ridicularizarlo, es que además, ha realizado un preocupante ataque a todo el periodismo en general.

La conducta del líder de Podemos despeja cualquier duda sobre cual es el modelo podemita relativo a los medios de comunicación, un modelo liberticida, el modelo de los regímenes autoritarios, ese en donde todos están bajo control público, y por supuesto, un modelo incompatible con un sistema democrático.

Parece que Podemos olvida, que la labor fundamental de los medios de comunicación es el control del poder para evitar abusos, corrupciones o agresiones como la que él ha perpetrado.

El problema reside, en que Pablo Iglesias ha nacido en una época que no le corresponde, ya que debió nacer a comienzos del siglo XX, justo cuando las ideas que él porta se desarrollaron y arrasaron media Europa.

Ahora pide disculpas con la boca pequeña y sus hinchas piden abrir un debate sobre el papel de los medios de comunicación, y lo piden los que si de ellos dependiera resucitarían la censura, tienen mucho peligro. Y no sé de que se quejan, pues a ellos los medios, La Sexta y la Cuatro, sobre todo, han hecho posible que tengan los votos que tienen, sin ellos serían muy minoritarios. Aunque reconozco que son beneficiados colaterales, pues quien lo ha permitido, buscaba su interés electoral.

Aún recuerdo, cuando en una rueda de prensa, una periodista le hizo una pregunta incómoda y Pablo Iglesias le reprochó que llevara un abrigo de pieles para así no contestar, y es que por mucho que trate de ocultar las ideas que porta, no siempre lo consigue.


Sé que la fauna podemita me va a decir que en España no hay medios de comunicación independientes, por eso, me adelanto, y digo que tienen razón, que los medios tienen la línea editorial que imponen los poderoso que los controlan, y que los utilizan más para manipular que para informar verázmente. Pero evidentemente, lo que Podemos pretende, es mucho peor.




1 comentario: