miércoles, 20 de abril de 2016

Podemos y las tentaciones de su “líder supremo”.

Parece que Pablo Iglesias, a las primeras de cambio, pretende pasarse por el forro lo que dicen los Estatutos de Podemos sobre la obligación de hacer Primarias para elegir a los candidatos en el caso en que vuelvan a celebrarse elecciones.

Aunque el líder de Podemos afirma, que la posible repetición de elecciones supondrían de hecho, una segunda vuelta, y que los candidatos deben ser los mismos, es evidente, que lo que pretende perpetrar se estrella con el artículo 12.3 de los estatutos de la formación morada, que señala que la militancia tiene las “competencias exclusivas e intransferibles” de “elaborar las listas electorales” , que “se confeccionaran mediante la celebración de elecciones primarias y abiertas  a todas las personas inscritas en Podemos”.

Lo que pretende Pablo Iglesias, no se contempla en los Estatutos de Podemos. Que la dirección se atreva a tomar una decisión sobre listas sin contar con las bases, sería constatar que el “líder supremo” hace y deshace a su antojo enterrando la democracia interna.

Por otra parte, las negociaciones entre Podemos e IU, en caso de fructificar, significarían que habría que encajar a un buen número de candidatos de IU desplazando a los de Podemos. Si tenemos en cuenta la fuerza de IU en Madrid, Málaga o Sevilla, el equilibrio en esas listas entre pablistas y errejonistas se rompería.


En definitiva, entre que no hago primarias, y que a lo mejor, tengo que encajar a los de Garzón, el resultado sería al más típico estilo de esos partidos a los que tanto critican.




No hay comentarios:

Publicar un comentario