lunes, 16 de mayo de 2016

Ese “pollo sin cabeza” llamado Pedro Sánchez.



Pedro Sánchez, es un auténtico “pollo sin cabeza”, alguien atrapado en la perenne incoherencia, alguien capaz de castigar a su país con decisiones como las de regalar a Podemos las alcaldías de las principales capitales y algunas CCAA, y a la vez, intentar ir de social-demócrata por la vida.

La dirección federal del PSOE no tiene otro remedio a estas alturas que apuntalar el liderazgo de su secretario general, a sabiendas de que la crisis interna se cierra en falso, y si no, que se lo digan a Ximo Puig o a Eduardo Madina.

A la vez que Sánchez recupera a Margarita Robles, Josep Borrell o Ángel Gabilondo, para así reconciliarse con el pasado de su partido, a la vez, se rodea de quienes apoyan abiertamente ese fantasmal y anticonstitucional “derecho a decidir”, rodeándose de gente como la alcaldesa de Santa Coloma. Pocos, a estas alturas, saben realmente como piensa su secretario general.

Y qué decir, del bochorno que ha protagonizado parafraseando a Adolfo Suárez en un intento desesperado por enfatizar el perfil centrista de un PSOE muy necesitado de definirse y transmitírselo a la sociedad.

Por primera vez, este PSOE no concurre a unas generales para intentar vencer a la derecha y ganar, por primera vez acude sabiendo que la derecha le va a destrozar y que por el retrovisor ve a los radicales pidiéndole paso en un intento de adelantarles.

Fijaros si lo tienen claro, que hasta Borrell ha dicho que sigue en el consejo de administración de Abengoa hasta saber los resultados de las elecciones, no creen en Pedro Sánchez ni los propios miembros de su futurible gobierno.
Tras la presumible hecatombe socialista del 26-J, ¿alguien duda que Susana Diaz, esa misma noche, pedirá la dimisión de Pedro Sánchez y pondrá en marcha la maquinaria para defenestrarlo?

Eso que casi todos sabemos que va a pasar, es lo que hace a Pedro Sánchez tan peligroso, pues si tras las elecciones piensa en España, estará muerto, y si piensa en él, y se une a un amplio Frente Popular, él podría salvarse momentáneamente, eso suponiendo que el Comité Federal del PSOE se lo permitiese, pero infringiría un daño terrible a España.


No hay comentarios:

Publicar un comentario