martes, 17 de mayo de 2016

Otra cacicada de Ciudadanos, ahora en La Coruña.

El partido de Albert Rivera, consiguió un único diputado en toda Galicia el 20-D. Fue su cabeza de lista por La Coruña, Antonio Rodríguez.

Tras confirmarse que habrían nuevas elecciones, muchos se temieron lo peor, es decir, que la cúpula de Ciudadanos pretendería quitar de en medio al que los militantes habían elegido en primarias, y sustituirlo por un amiguete, algo que ya está siendo habitual en Ciudadanos.

Pues bien, lo que se temían muchos ha ocurrido, la cúpula de Ciudadanos ha sustituido a Rodríguez por José Canedo, desatando una gran tormenta de indignación en las agrupaciones locales de la provincia coruñesa. Incluso ayer, en rueda de prensa, quienes representan a los militantes del partido naranja exigieron a su cúpula que rectificase la decisión tomada.

Hay que tener en cuenta, que la dirección de Ciudadanos no ha dado ningún tipo de explicación sobre los motivos que le han llevado a actuar así, y que sus afiliados coruñeses se han enterado por un comunicado aparecido en los medios de comunicación.

La verdad sobre lo que ha ocurrido es muy sencilla, en cuanto los máximos dirigentes de Ciudadanos tienen la certeza de que siendo cabeza de lista por una provincia se tiene garantizada la elección, actúan, revocan al militante elegido por sus compañeros y colocan a uno de su “clan”, así de sencillo.

Y luego nos dice Albert Rivera que su partido ha llegado a la política para hacerla de un modo diferente. Quienes alardean hasta la extenuación de su democracia interna y se atreven a exigírsela a los demás, internamente ponen en práctica una política caciquil.


A día de hoy podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que Ciudadanos es más de lo mismo, y que su mensaje regenerador se ha convertido en un gran fraude. El que conociendo la verdad, les siga votando, que no se lamente luego “a toro pasado”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario