domingo, 29 de mayo de 2016

Pedro Sánchez, parece que ha tragado.

Pedro Sánchez ha transmitido, con las palabras que pronunció en el Círculo de Economía de Sitges, algo que muchos españoles esperaban, socialistas y no socialistas, “que no habrá terceras elecciones” si él no consigue una mayoría para gobernar. Es decir, se abstendría para que gobierne el partido más votado, y todo parece indicar que ese partido sería el Partido Popular.

Las presiones que ha recibido el líder socialista, de los barones, baronesas e históricos de su partido, y sobre todo, del poder financiero y empresarial, parece que han dado su fruto y ha comprendido que España se deterioraría enormemente en todos los aspectos si la incertidumbre se prolongara mucho más.

En el mismo sentido, se ha expresado Albert Rivera “el candidato del Ibex 35” afirmando que su partido hará lo posible para que haya un gobierno estable tras el 26-J.

Pedro Sánchez, cambia de discurso y afirma ahora que “no va a vetar a ninguna fuerza política, que no va a arrinconar a nadie”, indudablemente se refiere al Partido Popular. Parece que un Sánchez presionado, va a optar por el discurso de la moderación en esta campaña que pronto comienza. El PSOE parece haber entendido, que la ciudadanía  le pide a los políticos sensatez y consenso.

Pese a que muchos piensan que España necesita un gobierno estable que afronte las reformas pendientes y que pueda llegar con la oposición a grandes pactos de Estado, lo cierto es, que esa componenda de los restos del bipartidismo, puede ser entendida por muchos, y con razón, como un apaño entre dos organizaciones corruptas para mantener sus privilegios.

Muchos se conformarían, con que esa entente sirviera al menos, para plantarle cara al separatismo y cortarle el paso al comunismo populista de Podemos. Aunque tengo serias dudas de que se consiga eso, pues entre la cobardía de unos y la ambigüedad calculada de otros, nuestra Nación corre serios riesgos.


La solución es regenerar el sistema desde dentro, y los pirómanos jamás serán bomberos, como mucho lo tendrán controlado, y que decir, de un partido financiado por un país en llamas.


1 comentario: