viernes, 27 de mayo de 2016

Podemos y su fracasado paraíso.

Nadie puede negar, que Venezuela está teniendo gran protagonismo en nuestro actual proceso electoral, incluso hoy, el Consejo de Seguridad Nacional (CSN), ha sido convocado para abordar lo que en ese país está sucediendo y que afecta a los 190.000 españoles que residen allí, y por los importantes intereses que tienen allí empresas españolas. Es de pura lógica, que cuando existe un peligro real para nuestros intereses, se barajen todas las variantes y se establezca cual debe ser la actuación de España, dado el caso. No podemos olvidar que Maduro ha decretado el estado de excepción.

Que en Venezuela hay una crisis humanitaria de proporciones bíblicas, es evidente, que el chavismo ha desarrollado un modelo económico y social desastroso, que no respeta los DDHH, está demostrado.

Los líderes de Podemos siguen sin reconocer la realidad venezolana, algo que les está haciendo sufrir cierto desgaste político, se niegan a reconocer que el chavismo ha supuesto un gran fracaso. Los Iglesias, Errejón, Monedero, Bescansa o Vestringe, eran no hace mucho, recibidos por Hugo Chávez en su Palacio de Miraflores, existen videos de ellos donde dicen cosas que abochornarían a cualquier demócrata, y es que no podemos olvidar, que Chávez les financió para que crearan una fuerza política bolivariana en España, algo que han hecho, y se llama Podemos.

Podemos se ha construido a costa del hambre del pueblo venezolano, aunque según Errejón “el pueblo venezolano hace colas porque les sobra el dinero y solo piensa en gastárselo”, palabras que además de ser un insulto a la inteligencia, tienen una gran dosis de crueldad.


Lo que no entenderé nunca es, que sabiendo lo que se sabe sobre la sociedad que les gusta a los líderes de Podemos, siga habiendo un importante número de españoles  apoyándoles, pues nuestro sistema político, con todas sus corrupciones e injusticias, está a años luz de lo que estos tipos tienen intención de implantar en España, un modelo fracasado y liberticida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario