viernes, 6 de mayo de 2016

Rita Maestre, “Hipócrita Mayor del Reino”.

Tengo que reconocer que me he quedado perplejo ante la actitud empleada por Rita Maestre ante los medios, tras conocer el brillante y certero escrito de la representante del Ministerio Público oponiéndose a su recurso.

Rita Maestre, hizo el papel de una chica virtuosa que “no ha roto un plato en su vida” y se mostró como víctima de las contundentes afirmaciones de la Fiscal. Conociendo en profundidad a la actual portavoz del ayuntamiento de Madrid, podemos calificar como obsceno el papel que desempeñó. Vamos, que iba de Santa Rita.

La que en compañía de otros, profanó la Capilla de la Universidad en plena misa, amenazando e insultando a los presentes, llevando los torsos desnudos y rotulados con palabras como: violenta, bollera, puta, libre, lesbiana; los que gritaban frases como “arderéis como en el 36” o “contra el Vaticano, poder clitoriano” o “menos rosarios y mas almejas”, esa misma, nos dice ahora que no pretendía ofender a nadie, e incluso que cuando rodearon el altar, llamado así porque para los católicos allí está el Altísimo, afirma que no albergaban ninguna intención de profanar.

Es evidente, que Rita y su banda, pretendían imponer sus ideas y sus pretensiones por la fuerza atacando a quienes no les habían atacado, y resulta un ejercicio de sumo cinismo pretender amparar sus reprobables actos en el ejercicio de la libertad de expresión.


En cualquier país de nuestro entorno, Rita Maestre, estaría inhabilitada de por vida para ocupar cargo público, en cambio, en nuestro país, sigue como portavoz del ayuntamiento de la capital del Reino, eso sí, gracias al PSOE. Alguien que conozco diría que nuestra sociedad va “de culo y sin frenos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario