jueves, 26 de mayo de 2016

Sevilla: Crónicas norteafricanas.

Aún recuerdo, cuando mi abuela me contaba esas historias de la posguerra, esas historias de carencias, estrecheces y falta de higiene. En la mente de aquel niño que fui, siempre asociaba aquella época con las pulgas y los piojos, quienes principalmente protagonizaban aquellos relatos.

Pues bien, tres cuartos de siglo después de aquellos difíciles años, en Sevilla están sucediendo unos tristes hechos que parecen sacados del túnel del tiempo. En pocos días, tres colegios, uno en la provincia y dos en la capital, se han visto obligados a cerrar sus puertas afectados por una plaga de pulgas, por supuesto, colegios públicos.

No hace falta decir, la alarma que se ha generado entre los padres de los alumnos, de esos y otros centros, pues para acabar con las mencionadas plagas hacen falta medios de los que no se dispone, o están en mal estado.

Como consecuencia de lo ocurrido, ha quedado de manifiesto el grado de precariedad con la que trabaja el servicio zoosanitario del Ayuntamiento de Sevilla, servicio encargado del control de plagas. De los cinco vehículos de que dispone, solo uno está operativo, pues el resto no cumplen la normativa. También se ha denunciado, que los productos biocidas que se están aplicando “han superado con creces la fecha preferente de aplicación”, vamos que “están caducados”, por lo que su efectividad puede verse claramente reducida, algo que se ha conocido a raíz de una fallida intervención, y que ha provocado que se tenga que repetir el protocolo. Consecuencia, alumnos que siguen sin poder dar clases.

Los servicios municipales sevillanos han sufrido enormes recortes presupuestarios, tanto en materiales como en personal, lo que ha hecho que la prestación de los servicios públicos esté a unos niveles impropios de una gran capital como Sevilla.

Estos políticos, nunca recortan en su nómina ni en sus privilegios, siempre recortan en la calidad de los servicios que nos prestan a quienes les pagamos con nuestros impuestos sus suculentos sueldos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario