miércoles, 15 de junio de 2016

Estrasburgo le da la razón a Federico JL.

Diez años después, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha sentenciado, que la condena que le impuso la justicia española al periodista, Federico Jiménez Losantos, por sus palabras contra Alberto Ruiz-Gallardón a cuenta del 11-M, no estuvo justificada.

Alberto Ruiz-Gallardón denunció al periodista por decir “que el alcalde había demostrado que no quería investigar el 11-M” y “que le da igual que haya 200 muertos con tal de llegar al poder”, calificando al alcalde como “traidor y farsante redomado que no miente más porque no tiene tiempo”.

Para la Corte europea, las palabras del periodista “fueron esencialmente una crítica política”, y añade que mantener la condena supondría un efecto disuasorio que podría tener efectos en el trabajo de los periodistas.

Debemos recordar, que tras los atentados del 11-M, solo el diario El Mundo de Pedro J. Ramírez, Federico Jiménez Losantos desde La Cope y Libertad Digital, se atrevieron a denunciar públicamente el monumental fraude que supuso la investigación tras los atentados y el posterior juicio. Y hay que reconocer, que con las terribles presiones que recibieron en su día del Estado, la labor de investigación y denuncia que realizaron tuvo gran  mérito.

Pero esta no ha sido la única alegría que ha recibido últimamente este veterano periodista, pues un Juzgado de Barcelona acaba de desestimar la denuncia interpuesta contra él por la Generalidad por unas declaraciones sobre el proceso independentista durante la Diada de 2013, en las que afirmó que “Los españoles están poniendo dinero para esta gentuza, porque es gentuza. Que tienen en la esclavitud a media Cataluña por no pensar como ellos”.

Tengo que reconocer, que estamos hablando de un periodista políticamente incorrecto, con quien es muy difícil estar siempre de acuerdo, pero su profesionalidad y valentía deben ser reconocidas. Lo fácil es llevarse bien con el poder, pero él siempre elige actuar según el dictado de su conciencia, algo bastante “revolucionario” en el periodismo servil que se practica en este país.




No hay comentarios:

Publicar un comentario