miércoles, 1 de junio de 2016

La desvergüenza de Ciudadanos no tiene límites.

Ciudadanos ha firmado un pacto complementario contra la corrupción, con el PSOE, por el que de forma vergonzosa indulta a 300 imputados socialistas de las macrocausas de corrupción y les permite seguir en sus cargos hasta la apertura de juicio oral. En cambio, fijan la fecha del 24 de febrero, para que a partir de ella, todos los que hayan sido investigados (imputados) tendrán que dimitir.

Con esta maniobra, digna de caraduras profesionales, Ciudadanos le permite a todos los imputados del caso de los ERE y del fraude de la Formación, puedan seguir en sus cargos hasta que les habrán juicio oral. Los de Albert Rivera, blindan a 300 “chorizos” cargos y ex cargos socialistas imputados a día de hoy.
Sorprende mucho que Ciudadanos se haya atrevido a firmar algo así, pues en su prefabricado discurso, siempre hablaban de la defensa de la regeneración democrática y de la lucha contra la corrupción. Con lo que han firmado, rompen con sus señas de identidad y estafan a todos aquellos que creyeron en lo que decían.

Con la que ha formado Ciudadanos pidiendo la dimisión de Rita Barberá, acogiéndose a lo firmado en Andalucía, no tendría que dejar su escaño en el Senado hasta que se siente en un banquillo.

¿Cuantas dimisiones le ha exigido Ciudadanos al Partido Popular por mucho menos?

No se entiende como a menos de un mes de unas elecciones generales, Ciudadanos, comete tropelías de este tipo, tropelías que harán que a muchos que confiaron en ellos se den cuenta por fin del fraude naranja.


No se le puede aplicar una barra de medir muy estricta al PP y otra mucho más beneficiosa al PSOE, pues aunque lo crean, la ciudadanía no es tonta y empieza a estar hasta el gorro de la manera de actuar del niñato engreído y la banda que le rodea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario