martes, 7 de junio de 2016

Lamentable colaboracionismo naranja.



Tras finalizar la primera ronda de comparecencias en la comisión de investigación sobre el fraude de los cursos de formación, el PSOE presiona a su socio, Ciudadanos, por ser quien ostenta la presidencia de dicha comisión, a fin de que le dé carpetazo e impida por todos los medios que se produzca una segunda ronda.

Teniendo en cuenta, la cantidad de cosas que quedan por esclarecer, constituiría una verdadera tomadura de pelo finiquitarla. Alguien tendrá que responder ¿por qué cien millones de esas ayudas fueron otorgadas a amigos, exconcejales y miembros del PSOE? Hablamos de al menos 45 empresas vinculadas a cargos del Gobierno de Andalucía o al PSOE.

La pasada semana, Ciudadanos, se mostró partidario de no establecer una segunda ronda de comparecencias, sorprendentemente, Izquierda Unida, dijo que en principio secundaría la intención de Ciudadanos. Parece que ni Ciudadanos ni Izquierda Unida, tienen el más mínimo interés en conocer con todo lujo de detalles ese monumental fraude.

Conforme se van conociendo datos, parece evidente que existe un paralelismo entre los cursos de formación y los ERE, aunque viendo la actitud colaboracionista con los delincuentes de que hace gala, Ciudadanos, mucho me temo que, de acuerdo con el PSOE, encuentren la forma de que se corra un tupido velo y se nos birle a los andaluces la verdad sobre el atraco que se ha perpetrado contra todos nosotros.

Si esto es lo que entienden los de Albert Rivera por regenerar, muchos pueden empezar a pensar que prefieren corrupto conocido que no naranjito por calar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario