miércoles, 1 de junio de 2016

Nuevo bandazo de Pedro Sánchez.

Cuando muchos llegamos a pensar, hace unos días, que por fin el sentido común había anidado en la mente del candidato socialista, al afirmar que no iba a vetar a ningún partido, ayer en un foro donde se sometió a preguntas de periodistas sin condiciones previas, volvió a preocupar a la España razonable.

Pedro Sánchez, retoma la reflexión de que unas elecciones no las gana quien obtiene más votos o más escaños, según él, las gana quien reúne más escaños de cara a la sesión de investidura. Evidentemente, dice esto porque está seguro de que él no va a ganar las elecciones.

El líder socialista, recalcó que bajo ningún concepto, ni mediante apoyo explícito ni con la abstención, iba a permitir un Ejecutivo del Partido Popular, afirmando que es algo “que no se plantea”. Por el contrario, afirmó que “no vetará a ninguna fuerza política del cambio”, mostrándose incluso partidario de gobernar con Podemos, si se dieran las circunstancias.

Curiosamente, a la vez de decir esto, criticó con dureza a Pablo Iglesias, acusándole de ser el responsable de que no se llegara a un pacto la, anterior y reciente,  legislatura. Según el, Iglesias, “en vez de tender puentes, lo que quería era volarlos”, ya que Podemos prefería “hablar de sillones” y no de contenidos para conformar un programa de gobierno.

Pedro Sánchez, va a conseguir con estos constantes bandazos, que los más radicales de su partido voten directamente a Podemos, y los socialdemócratas, esos que en absoluto se fían de él, voten a partidos situados a la derecha del PSOE, ya que en la locura en la que se haya instalado, no es de fiar.

Si a esto unimos, lo que declaró ayer Susana Díaz ante la Comisión de Investigación del fraude de los Cursos de Formación, en la que afirmó que no sabía nada del asunto, y que si su marido cobró nóminas en UGT pagada por los cursos de forma indebida, era porque estaba tieso y ella “se casó con un tieso”, nos damos cuenta de la catadura moral de esta persona, y como está el PSOE.


Susana se olvida, que la mayoría de los andaluces están bastante más tiesos que su marido y que su familia, y que ella y su partido llevan muchos años haciendo poco o nada para revertir la situación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario