viernes, 24 de junio de 2016

Podemos se niega a declarar en Venezuela.



Es conocido por todos, y así lo ha hecho público el partido que lidera Pablo Iglesias, la postura de Podemos en relación a la financiación que se le atribuye por parte del gobierno de Venezuela a través de su embrión, el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), una financiación que siempre ha negado.

Un partido como Podemos, que aspira a gobernar este país, no puede negarse a colaborar en la investigación iniciada por la Asamblea Nacional de Venezuela para esclarecer el destino de esos fondos públicos que según muchos indicios fueron a parar a los bolsillos de Iglesias y Cia.

Hace pocos días, la Contraloría venezolana, envió notificaciones citando a los líderes de Podemos, Iglesias, Errejón, Vestringe, Monedero y Alegre, además de al ex ministro de Finanzas de Hugo Chávez, para el próximo día 6 de julio en Caracas, para intentar esclarecer los hechos, dándoles un plazo de diez días para presentar alegaciones y otros diez para aportar pruebas que pudiesen probar su inocencia.

Pablo Iglesias se equivoca al decir, que solo se someterá a los tribunales españoles, pues cuando él y sus compañeros gozaban de la protección del gobierno venezolano, nunca tuvieron problemas en desplazarse a ese país. Si no tienen nada que oculta ¿por qué se niegan a acudir a declarar?

Fueron muy impactantes las palabras de Freddy Guevara, presidente de la comisión de investigación, cuando afirmó, que ese dinero que se envió a los líderes de la actual Podemos para crear el partido, fue a costa del hambre de muchos venezolanos.

Lo cierto es, que actuando así, Podemos no puede atreverse a criticar la financiación ilegal de ningún partido de los que compiten con el en estas elecciones, pues su actitud le invalida para exigir responsabilidades a otros. Si no son capaces de dar ejemplo, chitón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario