jueves, 9 de junio de 2016

Reservorio soviético español.



El Parlamento Europeo aprobó ayer una resolución en la que se pide al Gobierno de Venezuela, la inmediata liberación de todos los presos políticos, y el respeto del mecanismo constitucional que permite el revocatorio de su presidente.

La resolución fue aprobada con el voto afirmativo de los principales grupos políticos de la Eurocámara, y no contó con el apoyo de los representantes de Podemos y de Izquierda Unida, partidos que siguen erre que erre en su apoyo incondicional a ese primate bolivariano que responde al nombre de Maduro.

En la resolución aprobada, se menciona que la liberación de los presos es una precondición para poder abrir el debate con la oposición.

Los eurodiputados, expresaron su grave preocupación por la cada vez más deteriorada situación en Venezuela, tanto en calidad de la democracia, como en derechos humanos y situación, económica y social. Afirmaron, que el objetivo de la Eurocámara con esta resolución es encontrar una solución constructiva a la grave crisis económica y energética, así como, al aprovisionamiento de comida y medicinas, antes de que desemboque en una guerra civil.

Podemos e Izquierda Unida, están en otra cosa, incluso llegan a denominar a los presos políticos como golpistas. Lo cierto es que estas dos formaciones se encuentran a años luz de los valores democráticos europeos. Constituyen ese reservorio soviético que se mantiene encapsulado, desde la eliminación del Muro de Berlín y la caída de la URSS, a la espera de que las nuevas generaciones de españoles se olviden de lo terrible que significó para la humanidad las ideas totalitarias que portan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario