lunes, 25 de julio de 2016

Andalucía: Condenas a muerte del SAS.



Acaba de trascender una noticia a los medios que te pone los pelos de punta. Durante el verano, en Andalucía faltan médicos porque no se cubren las plazas, y se crea un gran problema que cuesta vidas.

En la España del siglo XXI, decirle a un enfermo “Usted padece un cáncer de colon en estado muy avanzado con metástasis en el hígado, pero ahora no podemos ponerle tratamiento ni operarle por falta de personal durante las vacaciones de verano”. Esto acaba de ocurrir en el Hospital Torrecárdenas de Almería.

Al parecer, en junio le diagnosticaron el cáncer a este enfermo, y de inmediato, deberían haberle establecido el tratamiento necesario, de hecho, eso hubiese ocurrido si no nos encontráramos en periodo vacacional. No hay que ser ningún especialista para saber que mientras más se tarda en combatir un cáncer, más avanza, más se extiende, y más difícil es derrotarlo.

Es público y notorio, que muchos médicos y enfermeras se echan las manos a la cabeza al ver lo que está pasando, al ver como el Servicio Andaluz de Salud (SAS) condena a muerte a pacientes por mantener los recortes, por negarse a contratar los sustitutos necesarios para que el sistema funcione igual que el resto del año.

El socialismo gobierna Andalucía desde tiempos inmemoriales, desde la Transición. Más de una vez le he escuchado a algún socialista la famosa frase, de que las grandes empresas no tienen sentimientos en relación a sus trabajadores, ahora deberían reconocernos que la Administración que ellos dirigen tampoco los tiene con los ciudadanos andaluces, y que les está fallando en el servicio público básico más importante, en la Sanidad.

Lo indignante de este asunto, es que mientras esto sucede, la Junta de Andalucía sigue pagando las nóminas a ese ingente rebaño de enchufados que tienen colocados en empresas y órganos innecesarios, en esa administración paralela que constituye ese gran pesebre imprescindible para que sigan en el poder.

Si los recursos que reparten entre los suyos los emplearan en Sanidad, se salvarían muchas vidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario