jueves, 14 de julio de 2016

Consagran la estafa de las cláusulas suelo.



Los usuarios denunciantes de cláusulas ocultas en sus hipotecas, a los que les han privado durante años beneficiarse de la bajada de tipos de interés, acaban de toparse con el abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, quien asume la sentencia del Tribunal Supremo de 2013 que condenaba a las entidades afectadas a devolver el dinero cobrado de más por esas cláusulas, pero únicamente a partir del 9 de mayo de 2013, con el peregrino argumento de que la devolución, retroactiva y total, pondría en peligro a nuestro recientemente rescatado sistema financiero.

No estará tan saneado ni tan fuerte nuestro sistema financiero, si entre todas las entidades no pueden hacer frente a la devolución de 5.000 millones de euros.

La Comisión Europea se pronunció en 2015 a favor de que se devolviera lo cobrado desde 2008 por abusivo, pero ahora, el poder y las influencias de las entidades financieras parecen haber conseguido un pronunciamiento que les permitirá ahorrarse unos 5.000 millones de euros cobrados injustamente a sus clientes.

Cuando la justicia europea avala los engaños masivos de los poderosos a costa de los humildes, argumentando el quebranto económico que pueden sufrir, se desacredita, pues la justicia solo tiene un camino. Estamos ante un nuevo “mini rescate” bancario, aunque esta vez, pagado con el dinero de los sufridos ciudadanos con hipoteca, muchos de los cuales sudan sangre para poder pagarla y ahora ven como alguien decide que no recuperen su dinero aunque se lo arrebataron injustamente, es decir, acabamos de ver como se ha perpetrado una gran tropelía contra muchas familias, que desde luego, tras esto creerán aún menos en la justicia.

A una familia humilde le roban, pero no se lo devuelven por causas de fuerza mayor “de la banca”, en cambio, si esa familia no puede pagar su hipoteca por causas de fuerza mayor, se la desahucia de su vivienda. Así es la vida en esta sociedad injusta en la que nos ha tocado vivir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario