domingo, 3 de julio de 2016

El dilema del PSOE.

De todas las opciones posibles que tiene el PSOE para evitar que haya nuevas elecciones, empieza a tomar forma la que para mí es la peor, esa que consiste en que los socialistas le prestan al Partido Popular el justo número de diputados que necesitan para sacar adelante la investidura de Mariano Rajoy.

Y digo que esta opción es la peor, simplemente porque entiendo que es incompatible con  la intención del PSOE de ser el principal partido de la oposición. Unidos Podemos se encargará de decirle a los españoles, todos los días, que los errores del gobierno son también los errores del PSOE, su cómplice, quien hizo posible que gobierne Mariano Rajoy.

Los de Pablo Iglesias parecen haber descubierto el porqué de su fiasco electoral, nos dice su líder que aunque había muchos encantados con que ellos le hubieran metido un meneo a la política de este país, gente que decían en los sondeos que les votarían, luego al ver la posibilidad real, dieron marcha atrás y no les votaron. Cualquier cosa menos reconocer errores propios del líder.

Me sorprende que todos se asombren de los errores de bulto cometidos por las empresas demoscópicas, esas que daban a Podemos un gran resultado, curiosamente se sorprenden aquellos que las utilizaron para dirigir el voto manipulando al electorado. En este asunto de los sondeos sí que Unidos Podemos podría quejarse y con razón.

También me resulta curiosa la campaña emprendida en redes sociales por muchos podemitas descerebrados acusando a los “viejos” del triunfo del PP, pues en ella demuestran su cortedad intelectual. La gente mayor ha comprendido el peligro que suponía la posible llegada de Unidos Podemos al poder, no por ser viejos, y sí por lo que vivieron hace décadas. Ellos vivieron la caída de la URSS, la desintegración del Pacto de Varsovia y la caída del Muro de Berlin. Ellos conocieron en directo, escuchando a los oprimidos de la Europa del Este, ese infierno que habían vivido durante décadas, oprimidos por el comunismo.

Por todo ello, muchos de nuestros mayores, muchos de ellos de izquierdas, han entendido que había que parar a Unidos Podemos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario