miércoles, 20 de julio de 2016

Los 10 votos de la vergüenza.

En la actualidad, el mayor enemigo que tiene España es el separatismo catalán. Si en la tesitura política actual, lo único que se les ocurre a los líderes de la derecha española, es llegar a algún tipo de acuerdo con ellos, apaga y vámonos.

Dicen las malas lenguas, que esos diez votos de más, que consiguieron miembros de la Mesa del Congreso de los Diputados, procedían de diputados convergentes y peneuvistas. Teniendo en cuenta que esos no dan nada a cambio de nada, todo indica que el Partido Popular, en este caso acompañado de Ciudadanos, podría volver a las andadas, esa de ceder pequeñas cosas a cambio de apoyo parlamentario. El problema reside, en que esa política de cesiones es la que nos ha llevado a la peligrosa situación actual.

Si el apoyo de los convergentes ha sido a cambio de que les permitan tener grupo parlamentario propio, cosa que no les corresponde al no tener 15 diputados. Me parece una auténtica vergüenza, ya que darle de forma irregular voz, a quienes quieren romper nuestra nación es solo propio de gente sin escrúpulos de ningún tipo.

Pero es que existe otra explicación del porqué de este apoyo, pues lo mismo es el pago por librar a Artur Mas de la cárcel mediante esa Fiscalía que no quiere acusarle de malversación de fondos públicos en el referéndum golpista del 9-N, utilizando argumentos que sonrojarían a cualquier ciudadano medianamente formado.

Mariano Rajoy, no solo no ha sido capaz de utilizar los instrumentos que le permite la Constitución para cortar de raíz el riesgo de ruptura de la unidad nacional, ahora incluso se permite tener buen rollo parlamentario con esos sediciosos, algo para mí, increíble. Señor Rajoy, todo no vale para conseguir llevar a buen puerto los acuerdos que suscriba.

Por cierto, por la trayectoria política que ha seguido Ciudadanos en Cataluña desde su fundación, considero que debería pronunciarse sobre este apoyo parcial de los independentistas al acuerdo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario