lunes, 18 de julio de 2016

Me ratifico “sois unos golfos”.



La Mesa de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, compuesta por miembros de PP, PSOE y Ciudadanos, que es el órgano de dirección hasta que se formen las nuevas Cortes, se ha negado a facilitar información solicitada por ciudadanos particulares referente a los gastos realizados por los parlamentarios durante la pasada y corta legislatura.

Según Patxi López y Micaela Navarro del PSOE, Celia Villalobos y Alicia Sánchez Camacho del PP, e Ignacio Prendes  de Ciudadanos, los españoles no tenemos derecho a saber en qué se gastan el dinero de nuestros impuestos. Solo dan datos generales y por grupos, con lo que nunca sabremos cuanto gasta cada diputado.

Hablamos de las tarjetas taxi, teléfonos móviles, tabletas, líneas de datos y ADSL en sus domicilios, retribuciones de los 300 asistentes o asesores nombrados a dedo por los propios diputados o por los grupos, personas a las que no se exigen requisitos profesionales específicos o una determinada experiencia. Es evidente, que estos golfos tratan de evitar por cualquier medio que la ciudadanía se entere de los abusos que cometen.

Me sorprende, que el pájaro representante de Ciudadanos en la Mesa del Congreso, no se haya opuesto a esa decisión, parece que eso de la regeneración y de la transparencia aquí tampoco la exigen. Vaya panda de sinvergüenzas.

Alegan para no dar los datos, que el uso que hacen corresponde a su privacidad y que su difusión vulneraría la legislación en protección de datos. Algo absurdo, pues los que pagamos, tenemos todo el derecho del mundo a saber en qué se gastan ese dinero que tanto nos cuesta ganar.

Como vemos, los nuevos partidos actúan con la misma cara dura que los antiguos, una vez que se han introducido en el chiringuito partitocratico dirán eso de “a vivir que son dos días”.


1 comentario:

  1. tendremos que guardar los nombres para no bolver a votarles jamas,

    ResponderEliminar