martes, 5 de julio de 2016

Nuevos casos de corrupción “pepera”.

Nos encontramos en unos momentos donde no le beneficia en nada al Partido Popular que sigan estallando casos de corrupción en los que resultan salpicados miembros de su partido.

Ayer se vio obligado a dimitir el presidente de la Junta Territorial del PP de Palma de Mallorca por su presunta vinculación con la trama de corrupción policial creada en el seno de la Policía Local y destinada a ofrecer protección a empresarios de la noche a cambio de prebendas, entre ellas, copas y sexo gratis.

También han dimitido los números 2 y 3 del Partido Popular de la capital balear.

Pero es que también ayer, agentes de la UCO de la Guardia Civil, irrumpieron en el ayuntamiento de la localidad valenciana de Játiva, en busca de contratos de obra pública adjudicados entre los años 2004 y 2014.

Un juez sospecha, que el Partido Popular ha amañado contratos de obras públicas durante diez años, donde se sospecha se llevaban comisiones del 3%. Recordemos que Játiva es uno de los municipios más importantes de la provincia de Valencia y ese 3% es una cantidad mareante.

También se investigan presuntas millonarias mordidas en la adjudicación del contrato de recogida de basuras.

Alfonso Rus, ese conocido chorizo “popular”, fue alcalde de Játiva durante años, y todo indica, que todo lo que tocaba lo corrompía, eso sí, contando con la imprescindible complicidad de sus compañeros.

Con tanto ciudadano honrado que estaría dispuesto a trabajar por el interés general desde un cargo público, a los que los partidos siempre les cortan el paso, y los partidos siempre optan por los deshonestos, por los delincuentes, por los amorales, ¿por qué será?




No hay comentarios:

Publicar un comentario