domingo, 17 de julio de 2016

PP-Cs: Les interesa entenderse.



Parece evidente, que las relaciones entre el Partido Popular y Ciudadanos se encuentran en un acelerado deshielo. Obligados por el bloqueo político del PSOE, el centro derecha español está reconstruyendo su relación y parece entrar en una fase de colaboración.

Todas las andanadas verbales que no ha mucho lanzaba Rivera  a Rajoy, todos esos vetos, todas esas llamadas a la rebelión contra el líder popular, parecen haberse desvanecido. Al líder naranja le da igual “Juana que su hermana”, si ahora le interesa decir lo contrario, pues sin problema. ¿Decía lo que pensaba, ahora o antes, o quizás nunca?

Lo cierto es, que Ciudadanos tiene 32 diputados y es la cuarta fuerza política, pero curiosamente, de cara a la elección de la Mesa del Congreso, es la fuerza que puede desequilibrar la balanza. Todo parece indicar que el PP le ha ofrecido a Cs presidir el Congreso a cambio de su voto afirmativo en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Por su resultado electoral, a Ciudadanos no le corresponde formar parte de la Mesa, en cambio, a PP, PSOE y Podemos, si les corresponde. Como tanto los populares como los socialistas aspiran a la presidencia, Ciudadanos podría ser el gran beneficiado.

Ya hay un nombre sobre la mesa, Ignacio Prendes, quien ya integró la Mesa en la pasada y efímera legislatura. El problema reside, en que si conocemos la reciente historia de este pájaro, nos damos cuenta rápidamente de su catadura moral. Hablamos de alguien que traicionó al que era su partido, UPYD, y se marchó a Ciudadanos con puesto de salida garantizado, para así, seguir viviendo de la política. No me extraña que su figura  agrade a populares y socialistas, pues  se encontraría muy a gusto entre los miembros de ese bipartidismo corrupto que se resiste a morir.

A otros les ha costado muchos años y sacrificios, integrarse, pertenecer y beneficiarse de ese chiringuito reservado a los políticos sin escrúpulos que parasitan y viven del sistema, Ignacio Prendes lleva una carrera meteórica, si al final consigue ser presidente del Congreso, el mensaje que se le lanzará a la ciudadanía, es que en nuestra política mientras más desalmado seas, mejor te irá en política.


No hay comentarios:

Publicar un comentario