martes, 26 de julio de 2016

¿Tiene salida este callejón político?



Todos los líderes coinciden en sus declaraciones públicas en que nuestro país no puede seguir sin Gobierno, pero todos ellos nos demuestran día a día que hacen, muy poco o nada, para que ese Gobierno se materialice.

Desgraciadamente, nos siguen mintiendo cada vez que abren la boca, desgraciadamente, solo se mueven por intereses personales o de partido. 

Ahora me doy cuenta, que la mayor parte de mi vida he sido un ingenuo de esos que pensaban que la mayor satisfacción de alguien que se decidía a entrar en política era la de ser consciente que, con sus acciones y sus decisiones, había contribuido al bienestar general, al bien común. Evidentemente, eso ha degenerado enormemente y lo que priva son los líderes políticos sin escrúpulos, los líderes que tenemos.

Mariano Rajoy continúa diciendo, que si no tiene apoyos suficientes no se presentará a la investidura, decisión que podría considerarse hasta comprensible, pues la izquierda y el aprendiz de progre, utilizarían esa investidura fallida para, a modo de emboscada, atizarle y desgastar al líder popular.

Pedro Sánchez está desaparecido en combate, aunque envía tuits enigmáticos que demuestran que lo que le pide el cuerpo es formar ese Frente Popular vetado por su Comité Federal.

Albert Rivera se ha situado permanentemente entre la ocurrencia y la contradicción, es consciente que con sus escaños pinta muy poco e intenta chupar cámara en cuanto tiene oportunidad.

Pablo Iglesias ha perdido gran parte del protagonismo que tenía y solo se dedica a intentar apagar los continuos incendios interiores provocados por las incompatibilidades existentes en esa sopa de siglas que es Unidos Podemos.

Y mientras tanto, los españoles vemos perplejos lo que ocurre sin entender a que juegan estos tíos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario