domingo, 14 de agosto de 2016

El inmovilismo del PSOE nos condena.



Tal y como está la situación de bloqueo político, un bloqueo sin precedentes en la historia de nuestra actual democracia, creo que ha llegado la hora de que la ciudadanía empiece a valorar que ha hecho cada partido, que voluntad ha demostrado cada líder, para intentar desbloquear la actual situación, situación que todos, absolutamente todos, reconocen nos perjudica enormemente.

Mariano Rajoy y el Partido Popular, se han mostrado dispuestos a sentarse a negociar con PSOE y Ciudadanos tras obtener las dos victorias electorales, eso es indiscutible.

Albert Rivera y Ciudadanos, tras intentar hacer presidente al perdedor, a Pedro Sánchez, tras las primeras elecciones, ahora parecen estar dispuestos a entenderse con Rajoy, de ahí esas condiciones previas que le han exigido. Es evidente, que Ciudadanos sí que se ha movido para intentar acabar con el bloqueo político. Y lo ha hecho, aunque muchos puedan ver en su oferta mucho de marketing.

Por su parte, Pedro Sánchez y el PSOE, con su pertinaz inmovilismo se han convertido en los grandes culpables de que la situación actual pueda desembocar en otras elecciones generales.

Jamás en la democracia de este país, se ha podido ver con tanta claridad como un líder, Pedro Sánchez, y su cúpula, están siendo capaces de condenar a todos sus compatriotas con tal de alargar unos meses más su vida política. Y lo dice alguien, que sí que cree que en el socialismo español queda gente responsable, en el Comité Federal, entre sus afiliados, y entre sus votantes, que estoy seguro van a intentar que su partido rectifique y propicie el fin de este bloqueo.

Quienes por dos veces consecutivas han cosechado los peores resultados de la historia del PSOE, no tienen derecho a seguir poniendo palos en las ruedas de nuestra estabilidad y nuestro progreso, en las ruedas de nuestro futuro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario