lunes, 15 de agosto de 2016

Licenciados obligados a vendimiar.



Ya se dispone de datos de los españoles que acudirán este año a la vendimia francesa, serán alrededor de 15.000. Como viene siendo habitual, el 70% de ellos serán andaluces, seguidos por valencianos, murcianos y castellano-manchegos.

El dato más trágico es, que el 10% de los desplazados serán licenciados, porcentaje que duplica el del año anterior. De los 11.000 braceros andaluces, más de mil serán jóvenes muy preparados, muchos de ellos con más de una licenciatura y máster, jóvenes a los que la necesidad y la frustración los retrotrae a hacer lo mismo que hicieron otros en el pasado, pero esos sin preparación alguna.

Los trabajadores que iban habitualmente a la vendimia y por edad han dejado de hacerlo, ven sorprendidos como son sustituidos por jóvenes altamente cualificados, pero sin expectativas laborales en nuestro país. Nos ponemos en su pellejo y entendemos el nivel de frustración que deben sentir.
Nuestros políticos nos dicen, que los indicadores económicos están mejorando, que aunque muy lentamente, esta mejoría no solo la notarán las grandes empresas, que progresivamente lo empezarán a notar las familias. Mucho me temo, que nada volverá a ser igual que antes de la gran crisis que hemos sufrido, crisis que los poderosos han aprovechado para arreglarse con menos trabajadores, reducirles salarios y derechos laborales.

Uno empieza a pensar, que la solución pasa porque una parte de la población se busque la vida fuera de su país, algo que para mí sería vergonzoso, pues demostraría la incapacidad de quienes nos gobiernan, y sobre todo, su falta de sensibilidad y patriotismo.

Los que con esfuerzo hemos conseguido que nuestros hijos, vayan a la universidad y se saquen un título, asegurándoles que así tendrían más oportunidades en la vida, nos sentimos muy defraudados e indignados por lo que está ocurriendo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario