martes, 16 de agosto de 2016

Y el “superbloqueador” sigue de veraneo.



Me encuentro entre quienes acabamos de finalizar nuestras vacaciones y estamos, en pleno proceso de adaptación a nuestra vida normal y a ese calor del que nos olvidamos hace quince días pero que de nuevo volvemos a sufrir.

Cuando empezamos nuestras vacaciones, Pedro Sánchez, ya las disfrutaba, y por lo visto, sigue en el mismo plan. Parece que ha sido avistado disfrutando de ellas en varios y alejados lugares, desde el Cabo de Gata hasta los Pirineos. 

Siempre pensé, que cuando un líder político hacía lo que no debía, trataba de disimularlo, pero no, por fin hemos encontrado un líder que lo que hace, lo hace a pecho descubierto. Cuando nuestro país está pasando por la mayor crisis política desde la Transición, precisamente el que tiene bloqueada la situación, se está dedicando a pegarse un “pedazo” de vacaciones, aparentando que esto no va con él.

Siempre pensé, que esa anomalía histórica que sufrió España y que respondía al nombre de José Luis Rodríguez Zapatero, jamás sería superada por nadie, creo que me equivoqué, pues de ZP se podía esperar cualquier cosa, pero seguro que en la actual situación no se habría dedicado a pegarse un “superveraneo”.

Lo mínimo que se le puede pedir a quien dirige un partido con 137 años de historia y que ha gobernado este país en numerosas ocasiones, es que atesore sensatez, responsabilidad y sentido de Estado, virtudes de las que por supuesto, Pedro Sánchez carece.

A Pedro Sánchez no se le pide que “por narices” llegue a un acuerdo con Mariano Rajoy, lo que se le pide es que al menos lo intente, y desde luego, los ciudadanos españoles tenemos muy claro que desde el día siguiente de las elecciones dijo NO y no ha hecho el más mínimo intento para evitar unas terceras elecciones.

O el Comité Federal del PSOE empieza a tomar decisiones, o en esas hipotéticas terceras elecciones consecutivas el hundimiento electoral de los socialistas puede ser de tal magnitud que no encuentro una palabra que lo defina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario