jueves, 29 de septiembre de 2016

De “Mister NO” a NO Secretario General.



Las declaraciones de ayer de Felipe González asegurando a la Cadena SER, que Pedro Sánchez le engañó, supuso el pistoletazo de salida a una rebelión en toda regla, algo jamás visto antes.

La renuncia de 17 miembros de la Comisión Ejecutiva, incluida la presidenta del PSOE, la mayoría de ella, pues ya habían cesado antes otros tres y sus plazas no habían sido cubiertas, constituía la defenestración de Pedro Sánchez.

Leyéndose los Estatutos del PSOE, queda claro que la Comisión Ejecutiva ha quedado disuelta y que el secretario general ya no lo es, aunque ahora pretendan aferrarse, a los sillones y al poder, contándonos la milonga de que ellos hacen una lectura distinta de los Estatutos.

Lo cierto es, que el PSOE está desangrándose a la vista de todos, y que sus líderes se han enzarzado en un combate a muerte.

Pedro Sánchez y los suyos, que se han atrincherado en sus cargos, deben permitir que la Comisión de Garantías se pronuncie aunque lo haga a favor de las tesis de los críticos y disuelva la dirección. Eso de negarse a irse y denunciar que han sido víctimas de un golpe de Estado, está muy visto. Todos sabemos, que la delirante huida hacia delante de Sánchez, es la que ha provocado este terremoto en el seno del PSOE.

El PSOE ha sido un elemento fundamental en la consolidación de nuestra democracia y en la modernización de nuestra sociedad, y en la actualidad debe de ser más importante que nunca sirviendo de contrapeso tanto al PP por su derecha como a los radicales y populistas de Podemos por su izquierda, y eso solo puede hacerlo desde su tradicional posición socialdemócrata. 

Si Pedro Sánchez comparte las tesis de Podemos, lo que tienen que hacer, él y los pocos que le siguen, es irse con ellos y no arrastrar a su partido haciéndole perder su identidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario