lunes, 19 de septiembre de 2016

El independentismo arrasará en el País Vasco.

Los sondeos nos dicen, que tras las elecciones en el País Vasco, el 80% de los diputados serán partidarios de romper la unidad de la Nación Española.

Recordáis cuando nos repetían, y nos siguen repitiendo, que ETA había sido derrotada, otra mentira más del sistema. ETA podría haber sido derrotada policialmente, pero políticamente ha vencido. Además, para qué seguir matando si los suyos están consiguiendo atesorar mucho más poder del que nunca soñaron.

El PSE-PSOE va a conseguir un resultado desastroso, pues con la representación que tuvo hace unos años, esos 8 o 9 escaños que le auguran, suenan a debacle. Muchos socialistas vascos añoran esa época en la que Nicolás Redondo Terreros dirigía a un PSE digno, no como el de ahora.

Y qué decir del partido Popular, las encuestas le dan 7 u 8 escaños, a este paso pronto desaparecerá. El día que Rajoy, Soria y Alonso decidieron acabar con ese PP vasco, de la dignidad y los valores, el de Mayor Oreja, María San Gil, Regina Otaola y otros muchos, ese día fue el comienzo de lo que ahora sucede. Aunque por otra parte era lógico que lo hicieran, pues si a nivel nacional el PP había perdido todo atisbo de los principios y los valores que atesoró en el pasado, no podía permitir que los honestos y los íntegros dirigieran el Partido Popular del país Vasco.

La semana pasada se produjo un hecho que debe hacer pensar el sentido de su voto a los vascos que se sienten españoles, mientras los mítines electorales de los socialistas y populares se pueden realizar con total normalidad, el acto político de Vox en Álava fue atacado por dos centenares de proetarras. Parece que todo lo bueno de lo que renegó el PP lo ha heredado Vox.


El único partido que condenó el ataque a Vox, fue UPYD, una pena que no se presente, pues muchos de sus votos caerán en manos de los oportunistas sin escrúpulos de Ciudadanos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario