miércoles, 28 de septiembre de 2016

Felipe González sentencia a Sánchez.



Tras las declaraciones conocidas hoy de Felipe González, acusando a Pedro Sánchez de haberle engañado cuando le aseguró que en la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy, se abstendrían los diputados socialistas, podemos afirmar que Sánchez está sentenciado, y que su órdago lanzado lo perderá.

Pero es que además, han ocurrido muchas cosas en estas últimas horas. Susana Díaz ha dado un paso al frente y se postula claramente a la secretaría general, apostillando eso sí, “siempre y cuando se lo pida la mayoría del partido”.

Ayer, en la reunión del grupo parlamentario socialista, la inmensa mayoría de los diputados que intervinieron lanzaron duras críticas contra Sánchez por atreverse a proponer la convocatoria de un congreso federal inmediato para solventar la actual crisis de liderazgo.

También es evidente, que los que viven de la política y aspiran a seguir viviendo, no tienen ningún pudor en abandonar el barco que se hunde y subirse al que parece que va a ganar.

La única baza que le queda a Pedro Sánchez, es la de mezclar su defenestración con la abstención en la investidura de Rajoy, es decir, transmitir que lo quieren echar para que gobierne el PP. Sus críticos deben transmitir que se le quiere echar, primero porque es un inútil, porque ha fracasado, segundo porque toma decisiones en clave de supervivencia personal, tercero, porque con su manera de actuar está provocando la división del partido, y cuarto y mas importante, porque empieza a convertirse en un peligro para el futuro España y el bienestar de los españoles.

El Comité Federal del sábado, va a convertirse en un acontecimiento histórico, pues puede suponer el fin de ese zapaterismo  que tanto mal le ha hecho al socialismo español y a España, y que el PSOE vuelva a la senda de la socialdemocracia, de la moderación y del patriotismo, aunque solo se entienda como lealtad constitucional.

Si todo se arregla, ya tendrán tiempo de desembarazarse de los elementos tóxicos, y me refiero a los Iceta, Armengol, Elorza, y unos cuantos elementos más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario