martes, 27 de septiembre de 2016

“Kamikaze Sánchez”



La militancia del PSOE debería visitar en masa al oftalmólogo, porque estos últimos tiempos ha tenido muy poca vista. Cuando todos pensábamos que superar a José Luis Rodríguez Zapatero, sería imposible, ahora nos damos cuenta con Pedro Sánchez, que hasta puede ser aún más dañino que su antecesor.

Pedro Sánchez cogió el timón de un barco llamado PSOE, y lo ha hecho zozobrar. Tras seis derrotas electorales consecutivas, ha llevado a su partido a una situación límite.

El pasado 2 de abril, el Comité Federal del PSOE decidió aplazar la convocatoria de un Congreso hasta que no se desbloqueara la situación política, ahora el acorralado Sánchez pretende convocar primarias para el 23 de octubre y el 39º Congreso Federal durante la primera semana de diciembre.

Sánchez busca atrincherarse en la decisión de sus militantes para desactivar a quienes ya se han hartado de él. Sánchez pretende llevar la pugna interna hasta unos límites de imprevisibles consecuencias para su partido. 

La federación andaluza, la más importante de España, abiertamente ya le pide que asuma responsabilidades políticas por la debacle que ha provocado y exige su cabeza.

Parece evidente, que Sánchez ya tiene un acuerdo con Podemos y los separatistas para que le hagan presidente, de hecho, Podemos le está sirviendo de arma para amedrentar a los críticos. Podemos ya le ha retirado su apoyo a García Page en Castilla La Mancha.

El Comité Federal socialista del sábado, debe tumbar las intenciones de Sánchez, hacerle que dimita y que una Gestora se haga cargo del partido. Si esto no ocurriese, y el socialismo razonable no se atreviese, las consecuencias para su partido y para todos nosotros podrían ser terribles. España no puede estar gobernada por alguien que se apoya en quienes la quieren destruir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario