viernes, 9 de septiembre de 2016

La caída de Sánchez, más cerca.

El CIS ha hecho público el sondeo de estimación de voto para las elecciones autonómicas  vascas y gallegas, y en él podemos ver con claridad que el gran derrotado va a ser, como no, el PSOE de Pedro Sánchez.

En el País Vasco, el PSE-PSOE perdería la mitad de su representación, que era de 16 escaños y podría pasar a solo 8; y en Galicia, podría pasar de 18 a 16 e incluso perder la segunda posición a favor de En Marea.

Es evidente, que en el PSOE se están empezando a encender todas las luces rojas, y que Pedro Sánchez tendría muy difícil su continuidad con un bagaje de gestión tan calamitoso. Por ello, estos dos resultados electorales podrían dar un vuelco al escenario actual de bloqueo político a nivel nacional.

Muchos se preguntan, cuánto tiempo más está dispuesto el Comité Federal del PSOE a mantener a un secretario general que está hundiendo al partido en todos los aspectos. Evidentemente, si Sánchez sobrevive a vascas y gallegas, pocos dudan que tras la hecatombe que posiblemente le espera en esas hipotéticas generales de diciembre, será definitivamente defenestrado. El hecho de que la ciudadanía nunca sepa si estas con los malos o con los buenos, al final siempre termina por pasar factura.

En relación al Partido Popular, esa posible mayoría absoluta que le dan en los sondeos gallegos, le daría bastante oxigeno a Rajoy de cara a mantenerse en el poder.

En el País Vasco, ganaría el PNV en minoría, por ello, si EH-Bildu y Podemos pactasen, no tendría más remedio Urkullu que pactar o con el PSOE o con el PP para evitar que la horda proetarra-podemita apearan a los peneuvistas del poder.


Como vemos, los amantes de la política tenemos la distracción asegurada, aunque sería mucho mejor si la política que padecemos no nos diera casi siempre arcadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario