domingo, 25 de septiembre de 2016

Susana, España te necesita.

Tras escuchar ayer la bochornosa arenga de un desbocado líder del PSC-PSOE, Miquel Iceta, gritando ¡Por Dios, Pedro, sigue firme, líbranos de Rajoy!, frase que no significa otra cosa, que pedirle a Sánchez que se eche en los brazos de quienes quieren despiezar España, he llegado a una conclusión, que tanto España como nación, como los españoles, necesitamos que Susana Díaz dé el paso y haga lo necesario para apartar del poder al actual secretario general y empezar a poner cordura en su partido.

Convencido de que Pedro Sánchez está dispuesto a morir matando, pues o se mantiene de secretario general, o no es nada, o se proclama presidente del gobierno aunque sea in extremis, o es cadáver, Susana Díaz, por patriotismo, tiene la obligación de neutralizar a este elemento tan dañino, para España y para el PSOE.

A Susana Díaz se la puede criticar por muchas cosas, pero también es cierto, que para la España moderada, representa a fecha de hoy, la única opción capaz de reconducir al PSOE por la senda de la lealtad constitucional y de la socialdemocracia, y de hacer que el PSOE vuelva a ser pieza clave en la estabilidad de este país.

Pese a que muchos nos dicen que irse de Andalucía sería visto como una huida difícil de explicar a sus votantes, yo más bien pienso, que muchos socialistas andaluces se sentirían orgullosos de que una de sus hijas fuese la solución a los problemas de su partido y a los de España.

Es cierto, que Susana posee una titulación universitaria conseguida por aburrimiento de sus profesores, que jamás ha trabajado en la empresa privada, pues siempre comió de su partido y de la administración, algo que particularmente me desagrada, pero ¿alguien conoce a otro mejor en el PSOE?


Cuando esta noche se conozcan los resultados de las elecciones vascas y gallegas, donde parece que el PSOE va a salir trasquilado, a muchos socialistas se les van a encender todas las alarmas, y van a entender que, o acaban con Pedro, o Pedro acaba con el partido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario