miércoles, 7 de septiembre de 2016

Y el rescate de las cajas se perdió.



El Banco de España acaba de hacer público un informe sobre el famoso rescate a entidades financieras que se llevó a cabo hace varios años. Dicho rescate se hizo con la intención de sanear un sistema financiero enfermo gracias a unas Cajas de Ahorros colonizadas por los partidos políticos y los sindicatos.

Por entonces nos dijo el Gobierno, que el dinero se recuperaría, pero lo cierto es, que este informe nos muestra la cruel realidad, que de los 51.303 millones prestados, solo 2.686 millones se han recuperado, es decir, el 5,23% de las ayudas desembolsadas para la recapitalización de las cajas.

A los desmemoriados les recordaré, que en los Consejos de Administración de las Cajas de Ahorros, los partidos políticos y los sindicatos, se dedicaban a colocar a los suyos como premio a los servicios prestados. Individuos todos ellos, o que no sabían hacer la “o” con un canuto, o gente preparada pero sin el más mínimo escrúpulo, pero que todos coincidían en algo, llevárselo crudo.

Personalmente, siempre estuve en contra del rescate, pero me sorprendió mucho la campaña en contra de los partidos de izquierdas y los sindicatos cuando ellos principalmente, sus hombres, habían protagonizado semejante golfería.

Es evidente, que el rescate lo hemos pagado todos los contribuyentes, y que los que se lo llevaron calentito, ni lo han devuelto, ni han rendido cuentas ante la Justicia, salvo contadas excepciones. Como siempre, unos y otros, nos han tomado el pelo.

Pero repito, esos slogans de la izquierda contra los bancos por el rescate no se ajustaban a la verdad, la banca privada no fue rescatada, fue rescatada la banca llamémosle “pública”.

Por ello, cuando partidos de la izquierda proponen eso de crear una banca pública, me da la impresión de que quieren volver por sus fueros, debe habérsele acabado ya la pasta sustraída antaño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario