martes, 4 de octubre de 2016

Barbaridades podemitas.



Los ayuntamientos que dirigen, Podemos y sus franquicias, no dejan de tomar decisiones merecedoras de una repulsa absoluta. De nuevo son noticia los ayuntamientos que dirigen Carmena y Colau, Madrid y Barcelona, tanto monta, monta tanto.

Manuela Carmena y su banda, pretenden que los ingresos de la policía local de Madrid estén vinculados al número de sanciones que impongan. Por lo que la gran mayoría de agentes honrados que componen ese cuerpo, podrían verse obligados a sancionar a destajo para que su familia pudiese llegar a fin de mes, para perjuicio de los vecinos de la capital del Reino.

Todos sabemos, que no es lo mismo multar a quien lo merezca, que tener la acuciante necesidad de multar para salvar la economía familiar.

Pero es que, Ada Colau, tampoco deja atrás a la abuelita madrileña. El ayuntamiento de Barcelona pretende multar con 600 euros a los propietarios de todas aquellas viviendas que permanezcan sin ocupar durante dos años, así como, multar con 200 euros si persiste la situación en sucesivas inspecciones.

Estamos ante un ataque frontal al sagrado derecho a la propiedad privada. Con la excusa de “dinamizar el mercado del alquiler” perpetran semejante injusticia, cuando todos sabemos que los propietarios no alquilan ante la falta de seguridad jurídica de que al inquilino que no paga su alquiler no se le puede echar de la vivienda de inmediato.

Aunque la mayoría de nosotros somos propietarios de una sola vivienda, entiendo que el que posea más debe ser libre de hacer con ella lo que le plazca, a eso se le llama libertad, una palabra que a los podemitas les debe causar hurticaria.

Pero por otra parte, que se puede esperar de una alcaldesa como Ada Colau, defensora de los okupas, de los manteros y de los delincuentes en general.
Que nadie olvide, que estos impresentables gobiernan estas grandes capitales gracias al PSOE de Pedro Sánchez, ya va siendo hora de que la nueva Gestora socialista rompa esos acuerdos y expulse de ellas a quien no merecen estar ahí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario