viernes, 14 de octubre de 2016

La cúpula del Banco de España (2011), ocultó la verdad sobre Bankia antes de su salida a Bolsa. Todos ellos deberían ir a la cárcel.

Ahora se sabe, que la Inspección del Banco de España alertó del fiasco antes de la salida a Bolsa de Bankia. MAFO y los suyos, nos estafaron con su silencio.

Cuatro correos electrónicos de la inspección del Banco de España, enviados en la primavera de 2011, han sacudido la causa que investiga el proceso y han puesto el foco en Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el entonces gobernador del organismo.

Los cuatro correos incorporados ahora a la causa fueron remitidos por el inspector del Banco de España a su superior dos meses antes de que se produjera la salida a bolsa de Bankia. En ellos, cuestionaba la viabilidad de la entidad nacionalizada por sus "muy graves y crecientes problemas de rentabilidad", "menguante margen de intereses y elevado coste de estructura",   y advertía sobre las consecuencias.

Los cuatro correos fueron enviados a Pedro Comín, director general adjunto de supervisión del Banco de España, en las que se refiere a la "débil capacidad" de crear recursos del Grupo Bankia y advierte claramente de que la operación bursátil sin llevar a cabo las reformas pertinentes no funcionaría y crearía "quebranto" al contribuyente. Cosa que ocurrió.

Pese a ello, Bankia salió a Bolsa en julio de 2011 y un año después se inyectaron entre 22.000 y 25.000 millones de euros de dinero público para evitar su quiebra.

Todos los particulares y empresas que fueron estafados deberían pedir el ingreso en prisión preventivo de estos desalmados que desde su puesto de máxima responsabilidad en el Banco de España han causado tantos perjuicios a ciudadanos y empresas, a sabiendas. Con lo que ya se conoce, si esto no ocurre, será otra señal de, en qué situación se encuentra nuestro sistema.





No hay comentarios:

Publicar un comentario